"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Diciembre del 2013


MAPA en la terraza, el viernes 20...

Publicado en General el 16 de Diciembre, 2013, 21:18 por MScalona

-

CHICAS-OS… el próximo viernes 20 desde las 22,30 hs en la terraza de Laprida hacemos la 2ª fiesta de fin de año y va a ser una ocasión para leerles MAPA por toda presentación. No sé si haré otra cosa con el libro (como dice Leónidas Lamborghini en MEZCOLANZA) “si luego invitaré a dos o tres amigos para que hablen bien del libro”. Yo les diré algunas cosas, y especialmente, leeré varias del texto, menos legibles quizá… pero ustedes saben…
También me gustaría que lean antes, aglunos compañeros que no pudieron leer viernes pasado,
NACHO BARALES,
MAYRA MEDINA,
EL TANO PORTA,
NATI MASSEI, si es que vienen, avísenmé…
Tengo 40 “Mapas” para vender.
El libro vale $ 100 (un Evita, qué mapa !). 
Supongo que después llegará a algunas librerías, a $ 120 dice el editor.
La fiesta es una invitación mía, pero vengan cenados, o comidos, como decimos en Tablada.
Acá habrá alcoholes, gaseosas, alguito dulce de picar (eso sí si quieren traer las chicas algunas tartas o tortas dulces, se aceptan),
aguas, hielos, música, lucecitas, etc…

TOPE MÁXIMO  60 PERSONAS, NECESITO QUE ME CONFIRMEN

PARA CERRAR LISTA…

EL VIERNES 20 de diciembre desde las 22,30 hs en la terraza de Laprida.
Los espero.  MARCE
Marcelo Scalona

Laprida 563- Rosario

tel. 54-341-440-7046

FLORENCIA MANASSERI

Publicado en relatos el 15 de Diciembre, 2013, 19:00 por MScalona

.

QUIERO NO CUMPLIR AÑOS

.

Quiero no cumplir años porque cada vez que aumenta de uno en uno la cifra, en lugar de crecer, me disminuyo. No considero que me encoja de tamaño o que cinco vidas se me pasen en tantos baños, sino que se desproporciona la sensación.

Poco a poco me olvido de prestarle atención a la música de fondo que radico debe tener el pasar de los días, o de invitar a amigos a tomar café con mandarinas por la madrugada.

Me preocupan los números en lugar del horario que dicta el cielo; celeste, rosa o anaranjado. No tengo en cuenta la noche porque se presta para creer que es otra ciudad, ya que no da lugar a sonoras carcajadas sobre las baldosas a excepción de que sea el alcohol del fin de semana.

Tengo una indomesticable casa que insiste en adiestrarme a sus horarios, mientras yo deseo que ella se adecue a ninguno. Los libros, la luz… tendrían que encontrarse súbitamente al alcance de mi mano y apagarse cuando mi mente en simultáneo se atenúe con su brillo, encaprichados con las cuentas y el reloj.

Me pregunto por qué las plantas no son autómatas como la del rubiecito de la estrella, sino que hay que saber cuándo regarlas y cuándo ponerlas al sol para evitar la melancolía. Esa, la misma que aparece cada vez que me preocupo por cuánto se puede llegar a ensuciar mi ropa en lugar de la satisfacción que son la tierra y el viento sobre el cuerpo, las manos y el pelo.

Recibo negativas ante mi deseo de una heladera llena de osos de gomita y un par fetas de queso porque me apasiona ver cómo se doblan y agrietan sobre las galletitas de agua, pero nunca llega la respuesta de cuándo es tiempo de regarme o ponerme yo al sol.

Necesito la disposición de una tarde de té con limón, para buscar los sinrazones que se escapan de asustados por el ruido de este espacio que en cuanto crece, más se parece a Nueva York.

Quiero «tener ganas», conversar con las migas que se pegan a las yemas de los dedos desafiando cualquier gravedad, y con la curvatura de mis cejas ante los puntitos multicolores delante de mi vista; hasta con las pestañas, las huellas que voy dejando sobre tu piel, el mantel, el reflejo sobre los anillos y por qué no sobre la ventana que se pincela.

Quiero una torta enorme con cerezas, y a veces quiero duraznos, pero más quiero no cumplir años para no perder de vista el veredicto que suena incasable a mi lado: «Hay que ser coherente con uno mismo. Escuchar tu voz. Aunque las otras sean más y suenen más fuerte.»

Entre niñez, adultez y realidad, por suerte, tengo tres deseos.
.
                                      FLOR  MANASSERI

de la FIESTA de cierre, anoche

Publicado en Fotitos. el 14 de Diciembre, 2013, 22:33 por MScalona

.Foto: Fotito del festejo de fin de año del Taller de Marcelo Enrique Scalona, muy linda la muchachada y las lecturas.

Sofi Poblete, Flor Manasseri, Rosanna Guardalá, Rosario Spina, Luisina Bourband y Sergio

Goldberg

.

Matías Magliano, Belén Irusta, Andrea Parnisari

.

.2° AÑO 2013

.

VIDEO de la fiesta:  http://www.youtube.com/watch?v=VfVnt2ugaZI&feature=c4-overview&list=UU_ymv6VbEXjob6NU55O16yQ

.

Flor Manasseri, Maxi Rendo, Gabi Ovando y Laura Berizzo

.

Nacho Barales, Ramiro González, Euge Arpesella, Valentín Gilardoni y El Tano Porta

.

Marce e Iris Paulini

Último CICLO TIMIA del año 2013

Publicado en Sugerencias. el 14 de Diciembre, 2013, 22:30 por MScalona

.

  • ALERTA CAMARADAS!!! Este martes nos acuartelamos todos los artistas y soñadores de Rosario en Mitre 343 (esquina Pasaje Simeoni), para el último Ciclotimia, el mismo será solidario a beneficio del Movimiento Solidario Rosario, que el jueves 19 estará repartiendo en el Hospital de Niños Víctor J. Vilela, en el Hospital de Niños Zona Norte y a las familias en situación de calle JUGUETES y LIBROS (NUEVOS Y/O USADOS). Asique copate y hacé de cuenta que esta vez te cobramos entrada y traete algo para lograr una sonrisa a los chicos que más lo necesitan

    Orden del día:

    Art.1 Créase el evento Ciclotimia G42 en Jekyll & Hyde, ¡nos acuartelamos con apropol, tergopol y naranpol, carajo! (voto en disidencia del camarada Castro L.)

    Art.2 Se designará a la subcomandante YANINA LEONARDO para presentar el libro de la maravillosa MIRIAM VISENTIN “A dos puntas” (Novela-2013)

    art.3 Se designará a los Subcomandantes MARCELO SCALONA, ROBERTO RETAMOSO, ANABEL MARTIN y ESTEBAN CRINCOLI para las actividades literarias y odas al Líder (Voto en disidencia del camarada Feinman)

    Art.4 Para entretener a las masas, veremos el cortometraje “El Comegato” de LUCAS COSIGNANI

    Art.5 La danza, la poesía y la música de NADIA GRISETTI se dan cita también para la última producción de Tres Cabezas Producciones.

    Art.6 Munidos de las armas musicales necesarias, escucharemos a los héroes del Mar del Norte FLAQQII DOCTOROWICZ y LUCAS + LADY AMBER DE WINSCONSIN + NORMA PONS + COKI DEBERNARDI (voto en disidencia del camarada Castro L y la camarada Arístides)

    Art.7 Como ejemplo de solidaridad, se procederá al sorteo de LIBROS, ENTRADAS PARA RECITALES Y TEATRO, TRAGOS, CIDÍS y varias unidades de NARANPOL POMELO ROSÉ gentileza de Bicisendas Web (voto en disidencia de los camaradas Arístides, Castro L. y Capitanich)

    art.8 Nada más

    .

    GANCIA O MUERTE !

    VENCEREMOS!!!

    Se recuerda que el teléfono para reservar una mesa en Jekyll & Hyde CafePub es el 4110837, no comprometa a los organizadores, ocupadísimos en hacer la revolución

    ————————–————————–————-

    PRODUCE Y ORGANIZA: TRES CABEZAS PRODUCCIONES [ Fabricio Simeoni: poesia -- Erika Aristides: Audiovisual -- Pablo Castro L.: música y conducción ]

    Entrada libre y gratuita – No Jacket requiered

Mitre 343 (esq Pasaje Simeoni), 2000 Rosario

HANSEL GERMÁN: ¡No, aquí no…!

Publicado en Cuentos el 14 de Diciembre, 2013, 22:25 por H. Germán

-

¡No, aquí no…!                                             

.

 

Estaba en  el cumpleaños de Roberto, en un momento decidí salir al jardín a fumar.

Dejé atrás un guiso exasperante de voces y en esa reciente tranquilidad encendí mi cigarrillo y me puse a mirar el cielo que estaba repleto de estrellas, algo esperado después de varias noches con nubes.

Me gusta, en las reuniones, apartarme de la gente y saberme fuera por momentos.  Corría una leve brisa pero no sentía nada de frio. Pegué otra pitada sin dejar de mirar a Marte, bah, siempre creí  que ese punto rojizo era Marte. Bebí  un sorbo de vino y pensé lo que se piensa siempre cuando contemplamos las estrellas:  No somos nada .

Se me ocurrió que esa cantidad de puntitos brillosos podrían haber sido diseminados por una gran eyaculación. “La gran acabada”, el origen de todo el origen y de allí el nombre de Vía láctea.

¡Si se puede viajar en el tiempo ! Claro que se puede, de hecho lo vengo haciendo desde que nací, es más, lo que no podemos hacer es dejar de viajar. Una, no tan inexplicable, angustia existencial me invadió.

Que al pedo es todo. ¿En qué le puede afectar al universo nuestra presencia o nuestra ausencia? ¿Qué le puede cambiar? ¿Dejarían de girar los planetas si nos extinguimos?

Me sentí vulnerable y una vez más  pensé:  pendemos de un puto hilo y nos creemos imprescindibles.

Oscar se acercó con una botella de vino en la mano, tiré el pucho que estaba ya consumido entre mis dedos y lo miré, menos mal, sentí que me traía de regreso a esta estúpida irrealidad, pero calentita. Levantó la botella en señal de servirme y estiré mi mano con la copa.

-  ¿Qué sabés de M?   Me preguntó. Lo miré sin entender y lo primero que pensé fue: ¿De dónde conoce este tipo a M ?, ¿Sabrá? ¿Hasta dónde?

Lo miré desconcertado. Tome un sorbo de vino y le pregunté:

-  ¿De dónde la conoces?

- Boludo… Si ya hablamos de M, ¿no te acordás que es alumna mía ?

Recién ahí recordé que él era profesor de ella en la facultad y… claro, también recordé que la nombramos a M, pero nada más.

- Hace mucho que no sé nada de ella-  Le dije

- ¿No sabés nada de lo que le pasó?

- No, ¿por qué? ¿Qué le pasó?

- Huy… yo creí que sabías…

- Contá, dale

- Hace cosa de veinte días estaba en clase y se descompuso, le costaba respirar. Tuvimos que llamar a emergencias.

- ¿ Pero que tenía?

- En ese momento no tenía idea.  La revisaron y decidieron  internarla.

Acerqué mi copa y Oscar sirvió mas vino.

- Che, no es joda eso… me suena a algo grave…

- Si, lo es. La llamé un par de días después y me atendió el novio, me contó que le hicieron un estudio, y le salió que tenía un tumor en el pecho y que  la tenían que operar  de urgencia.

- ¿ Cuando?

- En estos días… Creo que la semana pasada. Por eso te pregunté si sabías algo.

Volví a tomar vino y no pude dejar de recordar esa noche en la milonga de Flor:

- ¿Vos enseñás ? -  Me preguntó ella

- No, dije que a vos te enseño -  Le contesté.

- Dale, me gustaría

Nos dimos los números  y quedamos en llamarnos.

Un par de días después le mandé un mensaje recordándole la clase. Llegó puntual con sus zapatitos taco aguja.

Las palabras iban y venían con café, cigarrillos y pasos de tango. Tengo una relación muy buena desde hace seis años, me contestó y nos dedicamos a bailar.

La apilé bien y se entregó entera pero prudente. La supe llevar. Ella supo dejarse llevar. Sintió que volaba. Le encantó.

Nos despedimos amablemente. El aire había quedado tenso, cargado de miradas esquivadas.

Días después nos encontramos en una milonga, yo había llegado solo, ella con una amiga tanguera, que por esas casualidades, era amiga mía.

Compartimos la mesa y el vino. Bailamos. La supe llevar. Ella supo dejarse llevar.

Volvimos a la mesa cuando terminó la tanda.

– ¿Vamos a tomar un café a otro lugar?- Le propuse.

- Si…-  Contestó ella

Abandonamos la mesa, el vino y la amiga.

Sentados en un bar del parque España, mientras esperábamos ser atendidos, le dije algo, no recuerdo qué,  y ella rió.

Ella se rió y me miró con lo que me pareció que era deseo.  Yo  la abracé y ella me apartó y me dijo:

- ¡No, aquí no…! ¡ te dije que tengo novio!

Ese “aquí, no”, era todo lo que necesitaba escuchar.

- ¡ Vamos !- le dije, la tomé del brazo. Sin hablar más nada nos subimos al auto y nos fuimos.

Entramos a mi departamento y nos abrazamos con desesperación. Nos besamos. Nos acariciamos.

Puse a Piazzola en el equipo y continuamos besándonos y tocándonos todo el cuerpo.

Estábamos muy calientes, nos tocamos y nos chupamos. Cogimos desenfrenadamente como si fuese el último polvo antes del fin del mundo.

Me excitaba, además, saberla ocupada.

Perversa, perverso. No había verso. Le acabé en la cara y no pude dejar de imaginar cuando llegase a su casa y le diese un beso a él, con esa boca y esa mejilla llena de mi.

Nos vimos una vez por semana, a veces dos y raramente más, durante casi dos años. Cada encuentro tenía el vértigo de no saber si era el último.  Comenzó a tomar clases con otros profesores e ir a las milongas donde nos encontrábamos.

Bailaba cada vez mejor. Era buena con su cuerpo. Entre tango y tango me decía:

- Quiero que me cojas.

- ¿Cuándo?

- Ahora.

Se me ponía la verga dura y ella se daba cuenta. Entonces nos escapábamos sin saludar a nadie. Manejaba hasta mi departamento, parecía ir solo porque su cabeza iba sobre mis piernas las veinte o treinta cuadras que había. No se sacaba la pija de la boca ni para respirar.

La cosas estaban más que clara, a él lo amaba, a mí solamente me extrañaba.

Me daba todo. Hacía con ella lo que quería en la cama, pero me lo dijo:  “Esto es algo que me pasa a mí…  ni vos ni él tienen nada que ver”, y me dejaba tan afuera que la odiaba.

Pero la adoraba, con su energía desbordante y su carácter ácido.

Al día siguiente de cada encuentro solía mandarme mensajitos como: “Todavía me duele la cola… ¡ Te odio ! “.   ¡¡¡Cómo no amarla!!!

Tu oral,  tu moral…  tu humor,  tu tumor.....  “ yo lo amo a él”,  me decía y la verdad no me importaba… o si.

Era demasiado libre pero no debían separarse, así lo controlaba todo y el cornudo era el otro. Con más libertad y blanco disponible de cualquier acecho,  me hubiese sido insoportable.

La conocí cuando cayó a lo de Flor con unas anigas, ninguna bailaba tango. Estábamos sentados en círculo, algunos en almohadones, otros en banquetas y ella en el suelo. Mientras hablaba amasaba sus pies desnudos con sus manos, elongaba y contaba una anécdota de una boa que se quiso almorzar a su dueño. Yo ya la deseaba y me la imaginaba tirada así en mi casa. Hablaba y yo solo pensaba en cojerla, después la bauticé, la llamé “la Boa”. Ella me llamó Cronopio.

- Me dejaste helado, la voy a llamar…

- Dale pero esperá unos días. Creo que la operaron la semana pasada. Te diría que la llames la semana que viene.

Por un instante me sentí raro, como si se me aflojara todo el cuerpo y como si algo estuviese creciendo dentro mío. Respiré profundo.

- Eso haré.- Le dije. Después volví a servirme vino.

.

 

Hansel Germán

 

MAPA, Marcelo Scalona, Ed. Alción

Publicado en General el 8 de Diciembre, 2013, 14:53 por MScalona

.

https://www.facebook.com/scalona/media_set?set=a.10202111611608337.1073741861.1129210183&type=1

FIESTA FIN TALLER 2013

Publicado en General el 6 de Diciembre, 2013, 17:05 por MScalona
.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-