"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




LAURA BERIZZO

Publicado en relatos el 14 de Junio, 2013, 15:44 por MScalona

.

Los puntos de la carne

 

 

Tengo la mala costumbre de prestar atención a las conversaciones de las personas cercanas cuando ceno sola. En la parrillita del barrio, sentada junto a la ventana abierta porque no funcionaba el aire, generalmente no funciona; escucho una voz femenina que viene de una mesa en la vereda ¡seco!.

En la conchocracia el asado se come seco.

Frente a ella, descubro a Pablo con claras pretensiones amorosas, que se dirige al mozo con resignación, encogiendo los hombros y cediendo su masculino “a punto” ante la implacable mirada de la conchócrata de turno.

Ella no puede hacer otra cosa que renegar de la sangre.

Comen en silencio, se miran a veces entre copa y copa, se levantan, se despiden en la esquina sin un beso, él le para un taxi, ella sube. Ya no se miran.

Pienso que irremediablemente, no habrá nada que hacer. La imagino insatisfecha pensando ¡Qué pase el que sigue!

Termino mi entrecot, medium well. Mi vecino, el guapo del 5to, duerme en mi edificio, solo, otra vez.

 

 

 

Limitaciones

 

Mi infancia estuvo plagada de un fuerte temor de mis padres a que me ahogara en el río. Cada mediodía, a partir de setiembre cuando empezaba el calorcito, los almuerzos se poblaban de historias de muertes trágicas en el Carcarañá. Con mis hermanos, tuvimos que tomar cientos de cursos de natación con cuanto profesor novedoso llegara al pueblo. Nadé vestida a las 8 am todos los sábados de verano durante años sintiendo un frío mortal e innecesario porque jamás me gustó meterme al río. Abandoné la pesca de mojarritas con mi abuela los domingos a la tarde y por consecuencia, esas exquisitas frituras con vino y soda que comíamos a la tardecita.

A los 15 años, ya había desarrollado un temor completo a la oscuridad, a los seres sobrenaturales que habitaban detrás de la cortina del baño, a los perros callejeros y domésticos, a las palomas de la plaza, a las gallinas del patio de mi tía Teresa, a las imágines satelitales del espacio de un atlas y a las alturas.

A los 18, ya no tenía conexión real ni con el cielo ni con la tierra.

A los 32, luego de 17 años de deambulación por divanes de todos colores y texturas, logré casarme con poco éxito.

Actualmente, detesto el Google Maps, presa de una ansiedad inexplicable y un gusto metálico en la boca, no puedo abrir ningún archivo.

 

 

.

.

                                                                           LAURA  B.

 

 

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-