"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




LUCAS ALMADA

Publicado en Nuestra Letra. el 13 de Junio, 2013, 0:54 por MScalona

.

.

Pseudo-diario

Diario I

Diario II        

Viernes 24

¿Se puede hacer un diario si no se hace por deseo propio? Creo que pierde algo de su esencia, o bastante, sino toda. Preguntar qué es lo que tengo que escribir me obliga a un rodeo que le saca toda la vitalidad a lo que quiero escribir. Lucia que escribe su diario desde los seis años no se lo debe preguntar, sencillamente escribe, tal vez nunca se lo preguntó.

Acepto el juego a sabiendas que el grupo está leyendo a medida que escribo, es decir, es el destinatario. A propósito ¿Quién es el destinatario de un diario? Lo que escribo tiene incluye la intención de alguien a parte de mi lo lea, y entonces problema es inevitable. El que escribe un diario para publicarlo, me parece que está utilizando el formato para causar un efecto, pero nada más.

Quién te dice empiezo ahora a escribir el diario y no paro más. Sería, para mí, como escribir en el cuaderno de notas todos los días, porque ahora lo hago de vez en cuando, no tanto para recordar una idea, sino para sacármela de encima, porque cuando me asalta alguna se me puede volver una obsesión.     

[Jueves-viernes (madrugada)]

Comida con ex -alumnos del gimnasio. Inesperada. De vez en cuando la vida se nos brinda en cuero…

(El grupo con el que trabajé durante algunos años, se mantiene unido y organizó un viaje a escalar el Uritorco conmemorando los 20 años de la primera salida que hicieron como grupo conmigo a ese mismo lugar. Hace más de 15 años que no soy más su profesor)

Veinte años no es nada, dicen ellos y yo también, una frase tanguera que sólo se comprende en toda su dimensión después de los cuarenta. Me parece una maravilla, que algún hilo de afecto queda todavía, en tiempos líquidos, de cambios y recambios vertiginosos. Por supuesto, confirmé que voy. Puedo definir esa etapa de mi vida como un momento de mucha intensidad y aprendizaje. Siento que llega desde lejos un reconocimiento, que como siempre no se busca, se encuentra.

No sé cuanto tardé en dormirme pero, sí que este hecho a medida que lo pensaba iba tomando mayor relevancia. Recordé fotos viejas, algunas anécdotas y hasta una poesía que escribí y les regalé al grupo en la fiesta de fin de año. No sé que habrán pensado de mí los muchachos.

En la madrugada misma había decidido comenzar el diario con este acontecimiento. Y como siento ese doblez de escribir un pseudo diario, lo voy a hacer tomando la famosa idea de Wittgenstein, que llevaba un diario en el que escribía en las páginas pares lo personal, y en las impares lo filosófico.

Para que un diario sea leído por otros, muchas veces necesita de los paréntesis del editor.  

El relato que presenté de historias de vida fue aceptado, y eso confirma el rumbo del proyecto en el que trabajo. Y, hoy, se lo entregué a su protagonista M (la viuda de un militante asesinado por la dictadura). Todo fue sobre rieles, y tuvimos una hermosa conversación, que también confirmaba el camino que estoy iniciando. Pero no leímos el texto en el café que nos encontramos (¡por suerte!). Así que a esperar que le parece.

Digamos, sin llamar a los malos espíritus, que estoy feliz. ¡Ojo con la felicidad! Y  me toca hacer el diario justo esta semana, ¡hace años que ninguna barita mágica tocaba alguna de mis semanas! ¿A quién le interesa el diario de alguien que está feliz? Por ahora, no voy a hacer ningún esfuerzo por sentirme deprimido, triste o melancólico, prefiero repetir el ejercicio otra semana.

Sábado 25

Espero y desespero. Tengo el e-mail abierto todo el tiempo para recibir la respuesta, y no llega todavía. Estoy seguro que ya lo leyó, pero ¿por qué no me responde?

Escuché el álbum completo de Serrat: Mediterráneo. Y varias veces ¡qué buenas canciones! No deberían ponerse de moda, ni pasar de moda. Ni discos de platino, ni protagonista en fiesta retro: buenas canciones para tener a mano.

¿Tienen algo significativo los conflictos familiares? No pongo nada. Es la respuesta de M la que me interesa y no puedo dejar de pensar en eso. No debería ser tan importante para mí, sin embargo lo es.

Domingo26

Calendario litúrgico 2013 ciclo C, año impar - Santísima Trinidad

Tiempo ordinario, color verde (puede ser blanco también)

Proverbios 8, 22-31; Salmo 8; Romanos 5, 1-5; Juan 16, 12-15.

Si la trinidad no se hubiera inventado trescientos años después de la muerte de Jesús, hubiera sido más efectiva como doctrina y no parecería un parche. Un problema de identidad: tres y uno. En cierta medida, nosotros mismos somos tres y uno, tenemos tres aspectos que no podemos desglosar: el material (lo biológico, el Jesús histórico), el espiritual (las convicciones, la fuerza del espíritu) y el creativo (padre/madre como potencias creadoras y recreadoras del mundo humano). Hay un elemento presente en estos tres aspectos por el que uno puede vivenciar la unidad: el amor. Somos seres trinitarios.

Podré vivir sin Dios, pero no sin la Biblia. Cuando la leo me siento inmerso en la historia de la humanidad, o de gran parte de ella.

Sigo esperando la respuesta de M. Revisé el correo no deseado por las dudas, y nada.

Lunes 27

Le escribí a M, no sé si hice bien, pero quiero descartar cualquier problema informático. Veremos…

Lo de la espera de la respuesta, me parece que no va en el diario. Ya puse que se lo di. ¿Qué tengo que andar contando todos los días que espero la respuesta? Por supuesto que espero la respuesta y punto.

Fui a la librería, a comprar el Diario de K. Mansfield, y por supuesto alguno se agrega. Busqué en Losada, en la colección Aniversario, que tiene todos títulos importantes, “El hombre que murió” de D.H. Lawrence. Hablamos de ese libro con Don Jorge en el café. No estaba, pero encontré, no sólo algo que no buscaba, sino desconocido: “Vidas imaginadas” de Marcel Schwob. Narra vidas de artistas y dioses. No hace biografías, y pretende salir de la historia. Le interesa que esas vidas, al igual que una obra de arte, muestren su singularidad, lo raro, aquello que la hace única. Le escapa a toda generalización. En uno de los relatos cuenta la vida de Petronio, el novelista, y dice: “Petronio desaprendió completamente el arte de escribir, en cuanto vivió la vida que había imaginado.” (p. 64)

[noche]

La mesa de café: Don Jorge, más de 80; Atilio, más de 30; Manuel, más de 20; y yo, más de 40. La amistad del café, hace que las fronteras generacionales sean más permeables. ¡Cuánta riqueza hay en ello! ¡Que placer!

Martes 28

Como todos los días voy al trabajo caminando, y cada día los árboles (fresnos, tilos, arce, plátanos) van cambiando su color de manera sorprendente. Nunca deja de llamarme la atención. No hace mucho tiempo descubrí que es la estación que más me gusta.

Lo del otoño, no está mal, para un día que no tenía nada que escribir. Podría escribir este párrafo todos los días, de todos los otoños. La verdad, que dejar vacío un día es un bajón. Es asumir que pasó un día sin pena ni gloria. La escritura del diario, te exige reflexionar un poco más detenidamente, y bueno, si no lo hay nada extraordinario, tanto pensar, aparece. Escribir un diario exige un intenso trabajo de REFLEXIÓN.

Miércoles 29

Llegó la respuesta de M. Leyeron el relato además su hijo y el resto de la familia y les gustó mucho. El tema siempre le vuelve por algún motivo, aunque está muy elaborado, noto que se pone triste cuando hablamos.

Suspendido el fulbito con los muchachos por el partido de la Libertadores. En lugar de preparar el bolso, preparo un buen vino con una tabla de quesos.

Buena experiencia la de escribir el diario. Pero, en realidad creo que mi verdadero diario está estampado como un palimpsesto en la ventana de mi escritorio, como resultado de las cavilaciones sobre por qué hago lo que hago, o por qué dejo de hacerlo; o, que es lo que quiero hacer y por qué no puedo.

No puse nada de sexo, no sé como interpretará el grupo esta presencia-ausencia. Bueno, a quién podría interesarle mi vida sexual, en todo caso que cada uno se gestione su propia fantasía.

.

.

 

Lucas A

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-