"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




24 de Mayo, 2012


ALFREDO CHERARA

Publicado en Cuentos el 24 de Mayo, 2012, 16:42 por MScalona

-

 

 

TXANTXETAN

 

 

 

32° 57´20” Latitud Sur, 60° 41´45” Longitud Oeste. Miro y no me encuentro. Me siento extraviado.

Un instante después brota la certeza que me acompaña. Conservo la vergüenza.

Con minuciosidad programo el corto viaje a las altas cumbres. Tres años que no voy de vacaciones, contando que el anterior estuve en la costa con mi futura ex.

Mi ipad ya asignó las coordenadas geográficas. El estorbo son mis meridianos y paralelos que no terminan de constituirse.

Cargo todo en el auto y salgo con esa torpe idea de que el viaje va a dejar amortiguado los desvaríos. Mentimos, siempre mentimos, aunque actuemos verdaderamente. Mentimos solamente para prorrogar nuestras propias miserias.

Cruzo por las altas cumbres borrascosas, negras por la niebla de todo el día. Llego. Entro a la cabaña ya de noche, contemplo la redondez de la luna que inunda el cuadrilátero.

Sonar de un submarino. Me pregunto para qué carajo sigo con el celular encima. No era que vine a descansar. De vacaciones por cuatro días. Mi neurosis no da respiro y temo ahogarme. Recuerdo el dicho peronista: la única verdad es la realidad y me animo a completarlo: es la realidad… psíquica. Abro el mensaje.

 

----- Mensaje original -----

De: "María Carla Esctivariz" mesctivariz@yahoo.com.ar

Para: "Adolfo chan" achan@gmail.com

Enviados: Sábado, 28 de Abril 2012 21:40:55

Asunto: algunas cuestiones pendientes....

Adolfo: según habíamos acordado en su momento la deuda de los $47000 correspondientes a la mitad del total del crédito, la saldaría de la siguiente manera : $17000 de la mitad del valor del auto(el que ya he cedido) , los restantes $30000 serían compensados con los meses de ocupación de la casa, tomando como valor los 1550 (valor equivalente a las cuotas que abonas mensualmente del crédito aunque el valor en el mercado inmobiliario del alquiler de esa casa es de 2500), tomando como inicio el mes de abril del 2011 hasta octubre del 2012, tiempo en el cual hubiera quedada saldada la deuda de los 30.000, pero como has desocupado la propiedad antes del tiempo acordado, en abril de 2012,esto da como resultado 18600, quedando un saldo de 11400, pero te has quedado con los siguientes muebles y electrodomésticos adquiridos por ambos:

A donde querés llegar la puta que te parió. Te dejé todo lo que no te merecías y aún me seguí rompiendo los huevos. ¡Pero que hija de puta!

1 aire acondicionado 3500 frigorías valor aproximado ($4000) $2000

1 heladera marca General Electric ($5000) $2500

1 LCD ($6000) $3000

1 Sommier ($4000) $2000

6 Sillas a $800 c/u ($4800) $2400

TOTAL: $ 11900.

Pero esta boluda se cree que no sé cuánto es la mitad. No soy discapacitado la concha de tu madre.

Considero que está saldada mi deuda de los 47000.

¡Saldada! ¡Si pagué todo el préstamo yo! ¡Pero que hija de puta! ¿Cómo pude estar con esta jodida?

Además de pasar en limpio estas cuentas, también te pido que me devuelvas los siguientes objetos personales, algunos ya te lo he adelantado por teléfono que no me contestaste:

¡No te puedo creer! ¿Hasta dónde llegará?

Carpeta de archivos de comprobantes de impuestos y servicios de la casa.

Las 6 sillas del juego de comedor.

Los jarroncitos regalo de mi abuela.

Los libros personales que estaban en la biblioteca grande.

Las copas que me había regalado mi tía.

Los portarretratos con fotografías de mis sobrinas.

Carpetas con comprobantes y documentación personal que se encontraban archivados en el mueble del consultorio.

Hasta el momento son estos algunas de las cosas que solicito su devolución.

Gracias. Saludos. M.C.

 

- ¿Pasó algo?, dice Pao, agregando ese condimento necesario para que la bomba ajuste su cantidad necesaria de encendido para una inminente explosión.

- Es la jodida de mi ex que escribe pidiendo boludeces.

Contesté. Mal. No debí responder, debí callar. Cuantos incidentes no deseables se evitarían si uno fuera mudo. Agravo la situación. Le muestro el mail.

- Respóndele, acota.

Ya totalmente perturbado lo hago. ¿Y eso que venía a descansar?

 

----- Mensaje original -----

De: "Adolfo chan" achan@gmail.com

Para: "María Carla Esctivariz" mesctivariz@yahoo.com.ar

Enviados: Sábado, 28 de Abril 2012 22:00:55

Estimada María Carla, sin considerar lo arbitrario de los valores de los artefactos que unilateralmente definís, y si bien con mis reservas no tendría inconvenientes de aceptarlos, creo que te olvidas de calcular en ello los siguientes aparatos que vos tenés en propiedad y que no son incluidas en tu cálculo:

1 Cocina

1 Extractor

1 Termo tanque

1 Lavarropas

3 Estufas

1 Alarma

1 Placard

Agrego algo más… no, no… lo otro no lo pongo, dejo esto solo, así la termina de una vez.

Y que no son considerados... ¿no sé porque? De esto ¿no me tendrías que abonar la mitad?

Ahora bien en cuanto al reclamo de lo que te tengo que devolver y que conversamos te aclaro:

1. El juego de las 6 sillas si la estás contando como parte de pago de tu deuda ¿por qué la tengo que devolver? (Las cobras en parte de la deuda y la tengo que regresar).

2. Parte de los comprobantes los he dejado en el consultorio y el resto lo alcanzaré oportunamente como acordamos.

3. Los dos jarroncitos también te los voy alcanzar junto con las copas. (Aclaración: cuando las regaló tu tía eran para ambos y ahora son tuyas... una novedosa forma de distribución capitalista. Igual que la mesa y el mueble... en fin uno nunca deja de sorprenderse de la nueva matemática hipermoderna).

4. Los portarretratos los dejé a todos y las fotos también. Creo que algunas están en los cajones y divisiones del placard que también compramos entre los dos, y ahora es tuyo.

5. Los libros que te pertenecen los deje en el consultorio. Hay algunos que ya los tengo separado para entregarlo conjuntamente con las otras cosas. Si quedan otros los devolveré cuando los ubique. Para agilizar el trámite, me podrías pasar los títulos para que los pueda ubicar más fácilmente.

Gracias. Saludos. A.

 

Ahí va. Espero que me dejes de joder.

Ahora sí, apago todo, hasta mi deseo.

- Dale, vení a la cama. Corta con el celu y cógeme.

Espero no claudicar, al menos que de mis dos cabezas una se levante dignamente. Luego de la satisfacción me duermo rumiando que no todo está mal.

Este es mi primer viaje con Pao. Me sonrío cuando la nombro. Digo Pao y noto que hablo como mi hijo. Alguien me dijo en una noche de borrachera que uno tiene la edad de la mujer que está a su lado. Es posible. Salgo del complejo, de cabañas, claro.

Recorro las arcillosas calles y llego al museo Rocsen. Se autotitula polifacético y su dueño y fundador Juan Santiago Bouchon le ha puesto un título raro “…todo el hombre para todos los hombres”.

Una imponente fachada custodiada por cuarenta y nueve esculturas será el punto de partida de un paseo a través del tiempo. La estructura del recorrido va alternando diferentes temas convirtiéndolo en un paseo dinámico y a la vez cansador. Cuando salgo, me aparece brutalmente la idea de cómo este viejo ha conseguido juntar tantos cachivaches. ¿Será necesario para el hombre hacer tantas cosas para creerse superior? Agotado de estar tanto tiempo parado, me zambullo en el auto y parto. Dejo atrás los objetos acumulados y la idea que lo útil de hoy será material de búsqueda mañana.

Antes de ingresar a la ruta cruzo a un viejo serrano que hace dedo y lo lleno de tierra. Paso a su lado y pienso en las tres almas que sostienen ese cuerpo diminuto.

Recuerdo a los jíbaros –se puede escribir también jívaros, me dijeron. Tienen una vida espiritual profunda. Reconocen tres almas que anidan en el cuerpo de cada indígena. La primera de ellas, nekas, convive con ellos desde su nacimiento hasta su muerte. La segunda, arutam, sólo la pueden adquirir los indígenas adultos a través de una experiencia sobrenatural. Según la creencia jíbara el que dispone de dos almas de este tipo es inmune a la muerte. Creen también que un hombre que mata acumula cada vez mayor poder de almas arutam, llegando a ser considerado invulnerable. La tercer alma, muisak, es el alma vengativa. Aquella que entra en acción cuando un hombre que posee el alma arutam, muere violentamente.

Una de las tres almas que la mitología jíbara atribuye a cada indígena, el alma vengativa o muisak, es la que se introduce en la cabeza reducida o txantxa del enemigo y libera de las consecuencias de ese sentimiento.

Sonar.

¡No te puedo creer!

 

----- Mensaje original -----

De: "María Carla Esctivariz" mesctivariz@yahoo.com.ar

Para: "Adolfo chan" achan@gmail.com

Enviados: Domingo, 29 de Abril 2012 21:32:15

Asunto: Adolfo necesito los impuestos de la casa de callao…

…que no están en la biblioteca, y por favor quiero que comiences a devolverme también mis libros...

M.C.

Compulsivamente respondo.

De: "Adolfo chan" achan@gmail.com

Para: "María Carla Esctivariz" mesctivariz@yahoo.com.ar

Enviado: Domingo, 29 de abril de 2012 21:45:23

Asunto: Re: Adolfo necesito los impuestos de la casa de callao…

María Carla en su momento te comenté que una vez que pueda acomodar las cosas te los iba a entregar. Te vuelvo a repetir que casi todos los libros ya te los devolví, sólo quedan algunos que cuando pueda encontrarlos los devolveré, igual que los impuestos.

Aprovecho tu insistencia para que me responda qué pensaste con respecto al pago de las cosas que quedaron en la casa (la mitad es mía) ya que necesito el dinero para pagar las deudas del crédito. Yo pagué todo lo que me correspondía y aún más. Adolfo

 

Apago. Doy un beso a Pao y salimos. El sosiego vacacional ya es utópico.

Una paleta de ocres se pasean delante del auto y el sol tiñe con profundidades la ladera de las sierras.

Al final del día, consumido me acuesto. Leo: “Yo escribía historias de aventuras, novelas policiales, escenas cómica, cuentos que me habían narrado ex esclavos y veteranos de la Guerra Civil. Me divertía muchísimo, al principio. Dejé de divertirme cuando descubrí la diferencia entre escribir bien y mal, y luego hice un descubrimiento más alarmante aun: la diferencia entre escribir muy bien y el verdadero arte. Una diferencia sutil, pero feroz. Después de eso, cayó el látigo”.

Me quedo paralizado, Truman Capote terminaba de leer mi pensamiento. Para ser justo la parte donde habla de la caída feroz del látigo. Gran tramo de mis cuarenta años fue mi único acompañante.

Bajo las escaleras para cenar. Nuevo sonar. Leo.

¡Lareputamadrequeloparió!

- Me parece que la batalla naval sigue, anota desde la cocina Pao.

- Dale fíjate. Por lo que escucho esto viene para largo.

Vuelvo a leer.

 

----- Mensaje original -----

De: "María Carla Esctivariz" mesctivariz@yahoo.com.ar

Para: "Adolfo chan" achan@gmail.com

Enviados: Martes, 1 de Mayo 2012 21:14:56

Asunto: Re: Adolfo necesito los impuestos de la casa de callao…

Adolfo: hace un análisis ético de la cuestión, solo necesito los impuestos de la casa....

Saludos. M.C.

¡Qué hija de puta!

----- Mensaje original -----

De: "Adolfo chan" achan@gmail.com

Para: "María Carla Esctivariz" mesctivariz@yahoo.com.ar

Enviados: Martes, 1 de Mayo 2012 23:55:00

Asunto: Re: Adolfo necesito los impuestos de la casa de callao…

La cuestión ética es la parte de la filosofía que trata de la moral y de las obligaciones del hombre…, porque si no es esta supongo que te debes referir a la que trata sobre lo que éticamente se llama te estoy cagando… en fin.

Le tengo que poner algo para que me deje de joder. ¿Qué le puede molestar más? Ah sí.

Los impuestos lo tiene mi abogada y recién en 20 días vuelve de viaje. Mientras tanto necesito que me digas si me vas a pagar y cómo la mitad de los elementos que quedaron en tu poder.

Gracias. Adolfo.

 

Me quedo pensando en la circularidad de la historia. En los medios por los que uno se expresa. Cartas de papel a pluma, mensajes de textos virtuales, mail, autoformas. Cambia, todo cambia, pero el contenido, eso no. Eternamente se discurre sobre el amor, el desamor, la alegría, la tragedia. Encuentros y desencuentros. Diferencias.

Me acuesto y me alegro que aún tenga un día para respirar.

Truchas. Licores. Empanadas. Quesos. Vinos. Aceite de oliva. Un atajo gastronómico. Lo mundano que sepulta otras señales.

Nunca más.

Sí, nunca más contestó.

Falsa manera de cerrar el sonar. Los que navegamos sabemos que bajo la superficie serena hay murmullos de acechanzas.

¿Hundido?

¿De qué lado?

Como toda guerra, siempre hay quienes creen salvarse. Todos lastimados.

Los jíbaros me aventajan. Mientras ellos reducen la cabeza, a mí cada vez se me hinchan más las pelotas. Finalmente dudo, ¿los chamanes no le estarán ganando a los psicoanalistas?

 

 -

Alfredo Daniel Cherara

Cuna de la Bandera, martes 15 de mayo de 2012

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-