"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




ALEJANDRA RODENAS

Publicado en Nuestra Letra. el 24 de Marzo, 2012, 14:36 por MScalona

------

Me estoy escribiendo hace tiempo.

No se si hablo sola, nadie me lo dijo todavía, pero tampoco es un soliloquio vespertino, romántico o aliviador.

Le estoy escribiendo a la higuera sudorosa de la casa de la infancia en Córdoba y al gajo que planté en mi casa de ahora, que apenas supo darme unos higos a destiempo. Aguachentos.

Quién puede endulzar una boca que me espera hace tiempo con un elixir inconsistente, de esos que se derraman cuando ya no hay más nada para ofrecer, ni saliva, ni piel, ni olvido.

He decidido empezar por la operación de mi cuello, por la muerte cercana, por el dolor de la cicatriz, por el cansancio de mi madre, por su belleza irredenta y fugaz.

La pintura de la escalera que me lleva al salón del taller es al aceite, o algo así, parecida a la textura de las paredes de la casa de mi abuela materna.

Vivía a cinco cuadras de aquí, no era buena, pero tenia una biblioteca enorme, cerrada con llave. Una biblioteca con un vitreaux rosa y violeta, verde y azul.

 Mis primos bendijeron su arterioesclerosis y encontraron las llaves envueltas en un saquito de angora y un rosario perfumado. Algunos celebraron a la otra llave, la de la alacena, la de los licores, las conservas en grapa.

María y yo nos sumergimos en los libros; ella, en la Biblia de papel de seda y yo, en las Obras completas de García Lorca.

Hablás como Bernarda Alba, me dijo mi hermana en la clase de declamación del colegio. Y vos me tenés harta con las cinco de la tarde y Sanchez Mejía; porque le gusta a papá te lo aprendiste, nada más que por eso.

Lengua como daga, y la cicatriz.

Todo quedaba cerca de aquí.

La casa de la abuela mala, la biblioteca violada, sus ensoñaciones escleróticas, el colegio, Aricana, el taller de Beatriz, los desconsuelos de mi madre, tus manos, el aliento entrecortado de la subida de Laprida, la espalda de la ciudad, el otoño, los labios paspados, el ruedo descocido, el chambergo olvidado y mis ganas de irme para siempre.

 -------------------------------------------------------------------------------------------------

Laura:

El taller está en la calle que subíamos pero no siempre podíamos bajar y no era precisamente porque nos doliesen las rodillas… Laprida 563: la subida de Metro, La Sal, el barrio chino nena… la calle donde dejé el Renault 12 mal estacionado y Pablo tuvo que ir a buscarlo al día siguiente porque yo no encontraba la llave, ¿te acordás?

¿Qué te paso en España, te lavaron el cerebro?

Avisale a Mecha, por ahí se engancha.

Fijate en los horarios, están bien. Yo me anote los jueves a las 20 hs.

Los podés combinar con la salida de los chicos de natación. Los dejas con Pedro y yo te paso a buscar. O no, mejor andá por tu cuenta, porque sino me vas a hacer llegar tarde, como siempre.

Las lecturas me gustaron, lo que leímos y lo que no. Y sobre lo que leímos, un orden, un orden… parafraseando a Juan "…construyan el edificio y después bombardeen…pero constrúyanlo …"

¿Cuánto hace que nos lo dijo?

Veinte años?

No te voy a esperar abajo. Tocás el timbre y te bajan a abrir, o hay gente ahí esperando subir.

Casa antigua, un pedazo de París en Rosario para que te estimule y te dejés de joder con ese look de exiliada de nada.

Tené cuidado con la escalera, es estrecha, empinada o al menos eso me pareció el primer día.

La gente que va y conozco, me gusta, y la que no, no sé. Si me preguntás tanto, lo mejor va a ser que sigas en tu agujero quejándote de que acá no hay nada para hacer.

Al profe lo conocés, no iba a la estatal, pero era de esos de la católica a los que le teníamos simpatía. Al fin de cuentas ellos estudiaron Tomismo en serio y a nosotros nos contamino la cabeza el jodido que ya sabés. No militaba, al menos yo no recuerdo haberlo visto en las marchas de entonces. Que se yo, al tipo se le habrá volado para otro lado, o no, tal vez para el mismo lado que a nosotras, pero en una calle paralela.

Te estoy pasando la info por mail, además, tiene un blog piola, sube lo que sus alumnos escriben, lleva años en esto… ¡Qué más querés que te cuente!

Se me ocurre metódico, manda los textos con tiempo, exige producción, está bueno.

No es una reunión de amigos, ni un grupo terapéutico, Lau. Propone laburar en serio. La casa te va a gustar, tapizada de libros, como la de calle Moreno, pero más buhardilla. Si querés que te lo diga, lo digo: parece la callecita parisina donde vivía tu barbudo, pero si te doy más detalles, te ponés melanco con eso y empezamos de nuevo.

Probá, dale… después nos vamos a tomar unos tragos a Pasaporte, ahí siempre hay lugar para estacionar. Ya no estoy para dejar autos tirados por ahí y volver al día siguiente a buscarlos.

 Ya no.

                                                             ALE   RODENAS

-

NOTA de Marce:   Alejandra también comienza ahora el taller pero no la escritura por lo que se lee.  Nótese qué diferencia de estilos en los dos textos sobre el mismo tema. Qué diferencia de recursos y de significación. Notable el paso de un texto clásico a una figura barthiana (el 2º txt),  fragmentario, polisémico, dialógico, donde "la trivialidad" (categoría positiva en la literatura actual, recurso básico para neutralizar los paradigmas viejos) funciona como un aliviador eficaz a la vez que se defiende la misma tradición.  ¡EXCELENTE! 

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-