"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




26 de Febrero, 2012


Jueves y Viernes RUSHMORE

Publicado en Sugerencias. el 26 de Febrero, 2012, 11:06 por MScalona

-

19,30 hs, JUEVES 1º y VIERNES 2 de MARZO,  LAPRIDA  563,

ASISTENTES 2012, 1º, 2º y 3º, con la excusa de ver la 1º peli de WES ANDERSON

(1998), RUSHMORE,  el primer shock poético de este cineasta americano que hace

la apología de los HERMOSOS PERDEDORES combinando sutilmente la épica modesta,

cotidiana, con los sueños  más ambiciosos en un tono polisémico donde no faltan comedia,

drama, acción y especialmente una ternura implícita como  sino de nuestra vida: la imposibilidad. 

Una de las características notables de ANDERSON es cómo consigue el postulado barthiano

de DESBARATAR todo el tiempo lo que espera un lector-espectador adocenado,

previsible, clásico… eso !!!!  Su ironía desarma cualquier defensa  estética, ética o ideológica

clásica, moderna o rancia.

-

TRATEN DE DOSIFICARSE, porque somos 60en teoría-, o sea… los de 3º vengan

el viernes (su día) de paso… 1º y 2º… dosifiquen o disfrutaran el audio en los pasillos y

la expresión de felicidad de los que consigan un lugar en el living.

El encuentro vale como BIENVENIDA a los compañeros nuevos. Obvio.

-

                                                                  MaRce

Más de LA VIGIL...

Publicado en General el 26 de Febrero, 2012, 10:30 por MScalona
rosarioCIUDAD › Nota de tapa

Igual que Papel Prensa

Porque fue un crimen de lesa humanidad

Ex socios, directivos, vecinos y ex alumnos se reunieron a 35 años de la intervención para solicitar que se restituyan las autoridades originales. Ex presos políticos acompañaron.

-
por SONIA TESSA

-

Ya no, pero hasta hace unos años, a Antonia Checha Frutos le preguntaban a los gritos, por la calle, los vecinos de Alem y Gaboto, "¿Cuándo les van a devolver la Vigil?". Esta mujer, que ingresó como bibliotecaria en esa experiencia inédita de barrio Tablada en 1958, a los 17 años, y llegó a integrar la comisión directiva, cree que la devolución de los bienes se demora porque esperan que ellos, los históricos dirigentes, "se mueran". Ayer, Checha participó del acto por la recuperación de la entidad popular que llegó a tener "20 mil socios, 650 empleados, 5000 vendedores y 500 cobradores", según enumera Augusto Duri, quien fuera presidente hasta el día de la intervención, el 25 de febrero de 1977. "Nuestra intención es llegar directamente a la presidenta", confía Frutos, sentada en una reposera, mientras recibe los abrazos y saludos de los vecinos que se acercan al acto. Hay mates y facturas, al mismo tiempo que el colectivo de ex presos políticos rehace sobre el pasaje Perkins el mural en recuerdo de los 28 desaparecidos que eran socios o empleados de la Vigil. Un ex socio, Marcelo Abaca, plantea con claridad que "en Vigil se usó una dinámica muy similar a lo que se hizo en Papel Prensa. Con la excusa ideológica, coparon la entidad y se apropiaron de todos los bienes". Por eso, esperan que les "toque el turno, en el marco de las políticas de este gobierno de derechos humanos y reivindicación".

El 10 de mayo de 1977 ocho integrantes de la comisión directiva fueron detenidos ilegalmente por ocho meses, hasta el 24 de diciembre. Sufrieron torturas, mientras el interventor liquidador –Sócrates Alvarado– despojaba a la Biblioteca de los cuantiosos bienes. Uno de los tantos inmuebles, en la manzana de Alem, Ayacucho, Amenábar y Gaboto, fue vendido a un precio vil al Ingenio Ledesma. Por eso, en noviembre pasado los ex directivos, socios, vecinos y ex alumnos se presentaron a la Justicia Federal para que se considere la liquidación de la Biblioteca como un delito de lesa humanidad. Piden la nulidad del decreto y resoluciones que en 1977 determinaron la intervención y la liquidación, así como la reivindicación de la comisión directiva, y el reconocimiento de los socios existentes entonces. También solicitan la "devolución de la totalidad de los bienes muebles e inmuebles robados por la dictadura genocida".

En tanto, esperan que el juez Marcelo Bailaque tome las medidas pedidas por el fiscal Gonzalo Stara en noviembre pasado. Una de ellas es la remisión del expediente de liquidación, que tramita –desde 1977– el juzgado civil y comercial 14 de los tribunales provinciales. "Somos récord nacional, es el expediente más antiguo de todo el INAES", afirma Abaca.

En 2008, el Instituto Nacional de Economía Social (INAES) decidió la normalización, y nombró como interventores a Carlos Merli, Juan Lombardi y Francisco Dallo, pero esa gestión aún no convocó a asamblea de socios. "Sólo nos devolvieron un número, el de la personería jurídica, pero ni siquiera reconocieron a los que éramos socios, tuvimos que volver a asociarnos. Y pagamos 15 pesos por mes para nada, porque ni siquiera llamaron a asamblea", afirma Frutos. Otro de los reclamos que levantan los ex directivos, socios, vecinos y ex alumnos es la nulidad de esa resolución de INAES, porque "avala lo actuado por la intervención cívico-militar y desconoce a los socios y directivos existentes a 1977, constituyéndose así en continuadora del genocidio cultural".

El acto de ayer no fue multitudinario como el que convocó a 10 mil personas en 2004, aunque los reclamos son los mismos. "La sensación mía es que esperan que los ex directivos que quedamos desaparezcamos. Somos los malditos, porque fuimos capaces de romper con normas establecidas y generar un cambio. Este barrio cambió con la Biblioteca", dice Checha Frutos.

Si hay una figura emblemática de lo que fue la Vigil, ése es Duri. "Nosotros estimamos que este procedimiento de meter presos a ocho miembros de la comisión directiva, entre los que estaba el presidente, el vicepresidente, el tesorero, el primer vocal y los cuatro integrantes de los órganos de control, tenía la función de impedir la reorganización de la biblioteca con sus propios asociados –rememora Duri–. La liquidación no obedecía a ningún hecho económico concreto, sino que teníamos un momento financiero bastante crítico por el Rodrigazo. Así y todo, el capital de la institución era cuatro veces superior a la deuda que se originó por este motivo. La liquidación no correspondía. Fue falaz, un invento para quedarse con la institución al estilo de Papel Prensa".

El acto de ayer tuvo un condimento especial con la pintada que recuerda a los 28 socios y empleados de la Vigil que están desaparecidos. La pared del pasaje Perkins los menciona uno por uno, bajo el lema que identifica al Colectivo de Ex Presos Políticos: "Murieron para que la Patria Viva". Al lado de cada nombre figura la agrupación en la que militaba cada compañero. Mónica Garbuglia, integrante del Colectivo, quien afirma que la pintada del mural –el número 55 que hacen en la ciudad– "es por la memoria, para que los compañeros no estén invisibilizados, pero por otra parte apoyamos la lucha de Vigil y pedimos que les devuelvan todo lo que les pertenece".

NOTA:  me di el lujo de salir en la tapa de ROSARIO/12, (del centro apenas a la derecha de la imagen) MARCELO SCALONA junto a SONIA TESSA, de espaldas con vestido púrpura.  EXCELENTE NOTA… y a raíz del cambio de signo de la mayoría legislativa en Santa Fe, se reavivan nuestras posibilidades de reflotar el proyecto de recuperación que había avanzado muchísimo en el GOBIERNO DE OBEID…  AHÍ VAMOS !!!!!!!!!!

NATALIA MASSEI en Página/12

Publicado en relatos el 26 de Febrero, 2012, 10:30 por MScalona
.
LECTURAS

Hundido

-

 Por Natalia Massei

-

Hundí los dedos en el pan de ayer. Dos mignones blandos y gomosos como los pechos de una mujer joven. Me llevé un pedazo a la boca antes de cortar el resto en rodajas para hacer tostadas. Sentí una tirantez en la entrepierna y un ligero desvanecimiento.

No sé si me llegó primero la voz de Marta o el olor a pan quemado.

-¡Dale, Gringo, que se te hace tarde!

-¿Qué camisa me planchaste?

-Fijate, te la dejé en la puerta del ropero.

Ultimamente el espejo me devuelve una imagen fragmentada en la que no me encuentro. La camisa blanca a cuadros, el chaleco verde oscuro cuello en v, la corbata bordó con rayas negras. El cabello crespo, la piel porosa. Las arrugas, el rostro rectangular de toda la vida pero lleno de pliegues que caen como guirnaldas decorando esta cara de boludo. La textura áspera del tiempo. ¿Cuándo comenzó? Me apuro para llegar a horario.

-¡Los lentes, Gringo!

-Gracias. ¿Siguen con la montura rota?

-Ya sé, mañana te los llevo a la óptica.

Siento sobre la nariz los bordes pegajosos de la cinta aisladora que usé para unir las dos mitades. Me los saco y los guardo en el bolsillo de la camisa, antes de salir.

-¿No tiene facultad Eugenia?

-Hoy no.

-No la dejes dormir toda la mañana.

Son las 7.05. El box huele otra vez a amoníaco. La mujer de la limpieza tiene la manía de usar antigrasa para todo y además en cantidades industriales. Acá no hay grasa ni nada que se parezca a una cocina pero ella insiste y el pibe de insumos se lo sigue proveyendo. Me irrita las fosas nasales y se me hinchan los ojos. Tuve que comprarme un ventilador de colectivero.

-Apagá, Marce, está fresco.

-Estoy ventilando un poco, ahí apago.

Depósito a término en dólares. Plazo: 30 días. En el canal de noticias, un hombre extremadamente parecido al doctor Cormillot pregunta qué tienen en común Newton, Da Vinci y otros personajes famosos que no llego a escuchar (La televisión está sin volumen. ¿Cómo comprendo la interpelación? Otro dato que se me escapa). Capital: $3.146,72. Aparece una segunda placa en la pantalla. Caigo en la cuenta de que estoy leyendo de reojo las informaciones diseminadas por el médico. Interés 0,91. Epilepsia indica el cuadro sinóptico. Aparentemente, eso es lo que estos tipos tenían en común, además de la celebridad. Mientras sigo el informe médico sin escucharlo, suena un cover de los Beatles a través del sistema de música funcional. Monto a cobrar: $3.147,63. Enter.

-¿Te pido algo, Marcelo?

-Esperá.

Son dólares tres mil ciento cuarenta y seis con 72/100. Socio: Nuñez, Angel. Vencimiento: 12/04/2011

-Una firma acá, por favor.

Noto las uñas pintadas de rojo, un tono opaco, discreto. Manos de mujer. No lleva anillos. Nuñez Laura, autorizada a operar por el titular Nuñez Angel. Baja la cabeza para firmar los recibos ocultando su rostro, que no llegué a ver, detrás del mostrador a la altura de sus hombros. Observo que tiene el cabello húmedo. Me llega una bocanada de shampoo frutado. La misma fragancia que usa Eugenia.

-Pasame, Mabel.

Viernes: Carne al horno con papas y vegetales hervidos / Omelette de espinacas con ensalada. Bebida. Postre o café.

-Un omelette pedime.

-¿Para tomar?

-Coca.

-Trabajan línea Pepsi, Marce.

-Bueno, Seven.

-¿Postre?

-Sí. Flan.

La tele marca las 9:02. El laberinto de sogas delante de la caja todavía está vacío. No diviso a nadie detrás de Nuñez Laura, concentrada en firmar los comprobantes de su segundo depósito en euros. En horas pico, la fila zigzaguea lentamente hacia la caja. Me recuerda las carreras de cucarachas en el programa de Pepe Payaso y Ratontito. Uno que pasaban por canal cinco cuando mis nenes eran chicos. Veían eso mientras almorzaban. Cucarachas. Susana Giménez intentó algo similar: una competencia entre perros de celebridades que debían encontrar la salida de un circuito cerrado guiados por las voces de sus dueños. Marta lo miraba porque decía que le gustaba ver a los perros de los famosos. Interés: 0,52. En los bancos de mutual la gente sigue colocando su dinero a plazo fijo, incluso después de la crisis del 2001. Monto a cobrar: 2.512,09. Enter. ¿Qué otra cosa se puede hacer con el dinero sino ponerlo a generar más dinero? Hasta Nuñez Laura (nacida el 03/08/1980) lo sabe o lo sospecha. ¿Qué harías Laura con esta plata si la sacaras de aquí desandando el laberinto de cuerdas?

En caso que una persona sufra un ataque de epilepsia (¿o se dice crisis?), hay que colocarla de costado y darle algo para morder. El doctor es Cormillot, no hay dudas. ¿No era dietólogo? ¿Qué tiene que ver la epilepsia con la gordura? ¿El sobrepeso será un factor de riesgo? No llego a leer. Inmediatamente pasan otra placa que ilustra las indicaciones del especialista en dietas. Hago esfuerzo por retener los consejos por si alguna vez me pasa (estoy un poco excedido de peso, me quedo preocupado). Del otro lado de la pared de plástico, Mabel cambia de canal. Pone AM, con Verónica Lozano y Leo Montero, dos conductores que le caen simpáticos. Da volumen al aparato y hace un comentario sobre la ropa de la conductora. Es tan delgada que puede ponerse cualquier cosa. Flavia vuelve a subirse a la Ola. Palmiero Flavia. Actriz, vedette, animadora. Corte. Propaganda de shampoo. Soltate, soltá, soltá, soltate. Soltá tu pelo con Wellapon. El jingle publicitario se fusiona con la voz de Norah Jones. A través de los altavoces susurra: Love me tender. Marta se lo hacía escuchar a Eugenia cuando la tenía en la panza. Ofertas increíbles. Madrid aéreo: $950. Roma: $1050. Soltate Laura Nuñez. Andate a Europa. Tenés la plata y la edad para hacerlo. Aunque tendrías que esperar hasta el seis de abril cuando vence tu plazo fijo. ¿Sos soltera Laura? ¿Venís siempre a esta mutual?

Eugenia emerge en mi monitor:

euge90 dice:

pá me comprás un blackberry?

díazmarcelo dice:

qué?!

euge90 dice:

un tel

díazmarcelo dice:

sí ya sé

euge90 dice:

si?

díazmarcelo dice:

no

euge90 dice:

dijiste sí!

díazmarcelo dice:

sí sé que es dije

euge90 dice:

q hacés?

díazmarcelo dice:

trabajo. vos no tenés que estudiar??

euge90 dice:

vos no tenés q trabajar?? ;?)

díazmarcelo dice:

para comprarte un blacberri

euge90 dice:

:? D

Sobre el escritorio tengo un dibujo suyo en un portarretratos. Lo hizo cuando tenía cinco años. Habíamos ido a la plaza. Se cruzó delante de una hamaca y se abrió la frente. Cinco puntos. Al día siguiente, trazó una cara bien redonda, con cachetes colorados y pestañas largas. En la frente, una raya roja atravesada por cinco rayitas más pequeñas. Encima de la herida dibujó una curita y la pintó de rosa con flores violetas. Del corte rojo y sus suturas no quedó ninguna marca en el dibujo terminado. En la piel todavía tiene una línea rosada que sólo es visible si uno mira buscando.

Me froto los ojos que comienzan a arder. Miro hacia el techo para ganar perspectiva y distender la vista. Mi cubículo forma parte de un módulo versátil con múltiples posibilidades de tamaño, forma y composición. Separadores de plástico encastrados unos a otros, como bloques infantiles, forman el box. La pared frente a mi escritorio es interrumpida abruptamente, dando lugar a un tabique perpendicular que delimita un espacio con estantes donde se archivan documentos de circulación diaria. Este tabique lateral carece de terminación en su borde exterior, dejando ver los huecos alargados destinados a un posible encastre con otra pieza. Agujeros negros donde no cala la luz de los tubos fluorescentes. Un punto de fuga por donde se me pierde la mirada de a ratos. Un refugio de infinita oscuridad.

Nuñez Laura se aleja de la ventanilla. Me calzo los anteojos y diviso su cabellera enrulada, la nuca, los hombros, la espalda, el bamboleo de las caderas a medida que se aleja. Recién ahora veo su figura completa, el bolso marrón de diseño, el abrigo de lana gris. No le vi la cara. Imagino su rostro. Suelto la lapicera y el talonario de recibos. Con determinación, los arrojo a un costado para abrirme camino. Deslizo el pie derecho por el travesaño de la banqueta hasta tocar el suelo, apoyo las manos sobre el escritorio. Impulso el cuerpo hacia arriba. Tiemblo un poco. De pie, recupero una visión plena, despejada hasta la entrada del edificio. Ella atraviesa la puerta y gira hacia la derecha descubriéndome un perfil efímero desdibujado por la instantaneidad del movimiento. Estoy tan cerca que casi acaricio su pelo ondulado. Entonces ella se da vuelta y me muestra sus facciones suaves, dóciles al tacto. Me acerco para besarla.

-¡Marce! ¡Atendé! ¡Teléfono!

No te vi, Laura,

frente a mí

¿estuviste aquí

conmigo

sin tu rostro?

-¿Qué anotás Gringo?

-Nada. Pasame la abrochadora.

-Tomá, ponete a laburar y dejá de hacerte el novio.

El circuito de espera sigue vacío. Abrocho los comprobantes de depósito en dólares y en euros a nombre de Nuñez Laura. Los archivo en el segundo y tercer estante respectivamente. De no ser por estos papeles, no podría afirmar que estuvo aquí. Son las 9:15.

-

-

nataliamassei@gmail.com

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-