"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




12 de Enero, 2012


BELÉN IRUSTA: Otredad

Publicado en Poemitas. el 12 de Enero, 2012, 10:42 por MScalona

“Si vas a vivir en mi cabeza, por lo menos vestite” 

Matías Settimo

-

-

Antes, la idea se alimenta de sutiles impulsos que proyecta la retina. Es el revés del espejo que transforma a la imagen en idea y a la idea en el resto de los sentidos.

Nos medimos de los ojos a la boca y de la boca a las manos que pasan a la nuca con párpados que se cierran de tu boca en la mía. Las lenguas se alargan, se contraen en un nuevo sabor que marca el ritmo y la profundidad.

Los cuerpos se acercan y alarman, hasta el último poro adormecido, los brazos multiplicados de todas nuestras versiones.

Verbos se superponen en imperativos urgentes.

Buscame,

se desabrochan los primeros botones.

Acariciame,

los dedos caminan por la espalda.

Besame,

los labios se deslizan por el cuello hasta los hombros.

Oleme,

los perfumes se diluyen en saliva.

Avanzame,

me quitás con destreza el corpiño.

Tocame,

te quedás prendido en la redondez de mis tetas.

Apoyame,

y se desgasta la carne en la fricción.

Descubrime,

y el vestido se acorta en un desvío de humedad.

Desvestime,

y en piso quedamos los que fuimos.

Acorralame,

me levantas de las caderas hasta la alfombra.

Encontrame,

los cuerpos ciegos se arrastran.

Probame,

nos lamemos, nos masticamos,

nos succionamos.

Hablame, ensuciamos la respiración.

Mirame,

el deseo se desboca en nuestros gestos.

Definime,

nos adentramos en la otredad.

Afuera, los árboles, la luna, el vecino y el perro, los semáforos intermitentes, los suicidas, las palabras y las cosas, todas las noches que ahora no son.

Cojeme,

ahoguémonos en esta violencia.

Acabame,

hagámonos idea.

Belén Irusta

Una Imagen NO vale más que 1000 palabras

Publicado en Ensayo el 12 de Enero, 2012, 10:22 por MScalona

.
PSICOLOGIA › EFECTOS DE LOS MASS MEDIA SOBRE LA CAPACIDAD DE GENERAR AUTONOMIA

Los medios pasaron a ser el masaje

La facultad crítica del sujeto disminuye
dramáticamente al pasar de la escritura
a la comunicación videoelectrónica.

-

 Por Yago Franco

-

Ya por fuera de la práctica analítica, nos encontramos con los medios de comunicación de masas y sus efectos sobre el sujeto. Podemos decir que dichos medios están en la psique e intentan imponer sus fines.

Los medios masajean a la psique: la formatean. Esto ha sido ya anunciado hace cuatro décadas por Marshall McLuhan, y ha sido retomado en estos tiempos por Franco Berardi. Este señala el pasaje de la infósfera analógica a la digital, y los efectos que esto tiene para la psique. Resumidamente: la facultad crítica del sujeto se ve afectada al pasar de la escritura a la comunicación videoelectrónica, disminuyendo dramáticamente. Se vuelve muy difícil la discriminación entre verdad y falsedad de los enunciados. Los emisores transmiten a una velocidad sobrehumana, diferente a la pausa y lentitud de la lectura, no estando formateados de la misma manera los receptores humanos. Así, lo que se transmite a través de los medios videoelectrónicos se vuelve intraducible. Porque la psique no puede ir más rápido que la materia física sobre la que se sostiene. Para Berardi estamos ingresando en una época de aceleración maquinal, post?humana.

En otros lugares hemos analizado los efectos que la aceleración de la velocidad produce en la psique. Por ejemplo, se puede leer Todos somos borderline, aceleración propiciada por la tecnología digital, ligada a la aceleración del ritmo de producción y consumo capitalista. La destrucción del sentido y del afecto están entre sus consecuencias. Vemos así las penosas, innovadoras e impredecibles consecuencias para el sujeto humano de su inmersión en medios que masajean/formatean a la psique de un modo inédito. (Ver de Franco Berardi: Infósfera social y patogénesis)

Sostiene Berardi: “Las grandes empresas, capaces de influir directamente sobre las formas de vida del lenguaje y de imaginación, suprimen las premisas del pensamiento crítico y las capacidades cognitivas mismas, que hacían posible el ejercicio del pensamiento libre”. “La aceleración produce un salto antropológico, psíquico y lingüístico. Las tecnologías de la mente no son propiedad común de todos los seres humanos, sino propiedad privada de unos pocos grupos económicos mundiales, extremadamente poderosos. Estos grupos se han vuelto capaces de canalizar la atención, el comportamiento, las expectativas, las elecciones de consumo y las elecciones políticas”.

En la medida en que vivimos en sociedades de dominadores y dominados, la apropiación por parte de una minoría del poder conlleva la necesidad de imponer el magma de significaciones, para naturalizar su situación. Esto se realiza mediante ideologías (que gozan de buena salud, pese a los postulados posmodernos) que transmiten dicho magma a través de la instituciones de la sociedad, donde se realiza la socialización de la psique de los sujetos. Masajeados, formateados, hipnotizados por los medios (al respecto también escribió María Cristina Oleaga), éstos se han transformado junto con la economía en la institución central de nuestra sociedad. Deviniendo así un nuevo animal mediático: medios digitales, que digitan a los sujetos de modo más eficaz que antaño. Nunca hubo tanta información y desinformación al mismo tiempo.

Volvemos, antes de finalizar, sobre lo señalado oportunamente: los medios de comunicación de masas (ahora expandidos a múltiples soportes digitales: Internet, teléfonos celulares, masividad en los medios digitales televisivos) transmiten las significaciones imaginarias sociales de una sociedad. Pero como la sociedad es un magma heterogéneo de significaciones, esas mismas instituciones contienen significaciones contrapuestas, o entran en contradicción entre sí. Es observable como –por lo menos en Argentina– la institución educativa transmite significaciones que apuntan a la autonomía y que ello contradice lo transmitido por las instituciones religiosas. O que ella misma tiene significaciones contrapuestas.

Porque no todos los medios, ni la tecnología están condenados a transmitir las significaciones que denominaremos dominantes. La tecnología no es inocente, pero tampoco es fatal pensar que ella en?sí moldea. Berardi mismo propone que los medios de comunicación actuales y su tecnología deben ser puestos al servicio de la transmisión de valores ligados a significaciones que pertenecen al proyecto de autonomía.

Entonces: ¿el medio es el mensaje? Podemos decir que, en los medios, también está el mensaje que contiene los fines de una sociedad, lo que no es igual a decir que sean ellos mismos el mensaje, aunque indudablemente, cada tecnología implica un cambio para el receptor.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-