"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




CINTIA SARTORIO

Publicado en relatos el 16 de Diciembre, 2011, 10:01 por MScalona

El llamado

 

 

 

Rome había ido a buscar los resultados. Eso sería a las siete de la tarde.  Conducía sólo pensando en ello: en Rome entrando al consultorio de la mano de su hermana, la única que aparte de mí y conmigo había sostenido a Rome en esos días. 

El semáforo que me detuvo en Rioja y Corrientes por fin me liberó y doblé por Corrientes sin pensar en el agitado tráfico de un viernes a la tarde. El reloj del tablero marcaba las 6:58 pm. Detenida en el tráfico congestivo y ruidoso sólo pensaba:

-Rome, llamá. ¡Por favor, llamame!

Un grupo de jugadores de rugby se interpuso en mi camino invadiendo el escaso espacio entre los autos. Sus caras de festejos me dolieron al mirarlas tan irónicas y lejanas a mi espera fatigante.

6.59. De un balcón añejo salió un flash que seguramente no me fotografiaba. Una mamá con el coche pidió permiso de cruce y nadie se lo dio mientras alguien, recogía algunos paquetes de regalo coloridos caídos en un intento de sortear la calle.

6.59. El celular entre mis piernas se inmutaba cruel y silencioso.

Busqué en la guantera la virgencita de bronce que siempre me escucha. Necesitaba mirarla un rato para que hiciera que el teléfono sonara. Recé un Padre Nuestro algo improvisado avanzando unos metros con el auto.

Miré de reojo el tablero con temor de ver el reloj marcando las siete y veinte. Un 7.00 destellaba verde e irracional. Un auto azul me pidió paso desde el estacionamiento a mi izquierda y tras de él me lancé para ganar la esquina. El semáforo de Córdoba y Corrientes me detuvo. Estaba toda transpirada y temblaba. No aguantaba más. Los ojos ahora líquidos me confundían el malón de peatonal en una masa deforme y acelerada.

Al fin ese ingrato sonó.

-   ¡Negativo flaca, es negativo!- me dijo Rome entre llantos.

Sentí las lágrimas ácidas carcomer mis pómulos casi incendiados.  Eran las 7:02 cuando la multitud que me sonreía, terminó de pasar.

 

 

                                               Cintia Sartorio

* este es el txt que leyó Cintia en la fiesta de cierre.-

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-