"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




19 de Octubre, 2011


NICOLÁS FOPPIANI

Publicado en Nuestra Letra. el 19 de Octubre, 2011, 16:12 por MScalona

-

-

-¿Te gustó?

-Estuvo bueno.

-Pero te gustó o no?

-Si te digo que estuvo bueno quiere decir que me gustó, ¿no?

-Bueno, no necesariamente, que te haya gustado es algo personal, subjetivo, en cambio si me decis que “estuvo bueno” te estas corriendo del lugar y dando una apreciación objetiva, si se quiere, ajena, como algo que le pasó a otra persona, no a vos.

-Por favor, no empieces a complicármela. Estuvo bueno y punto. ¿No le des más vueltas, sí?

-No le doy vueltas. Está claro que no te gustó.

-Lo que no me gusta es que hagas siempre la misma estupidez de arruinarlo todo con tus preguntas: que si me gustó, que si estuve bien, que esto, que lo otro.

-Si te pregunto es porque quiero saber, porque me interesa.

-Para qué necesitás tanta información? ¿No podés conformarte con la que te doy?

-Es que yo quiero saberlo todo sobre vos.

-Si supieras..

-Si supiera qué?

-Nada…

-No, cómo nada, decime.

-Para qué querés saber?

-Para saber.

-Y si algo de lo que te hago saber no te gusta?

-Nada de lo que me sirva para conocerte mejor puede no gustarme.

-Hace mucho que no escuchaba una pelotudez tan grande dicha con tanta convicción.

-No lo decís en serio.

-Lo digo muy en serio. Hay cosas que no hace falta saber. Es más, hay cosas que es mejor no saberlas.

-¿Cosas como qué?

-Justamente, lo que no corresponde es decirlas.

-Yo estoy con vos, con tus cosas buenas y tus cosas malas, podés contarme lo que sea.

-No pienso lo mismo. Yo creo que las personas son prismas que muestran solamente algunas caras. Toda nuestra vida social podria resumirse como la mera administración de qué caras mostramos a cada quién.

-Bueno, yo quiero conocer todas tus caras.

-¿Para qué? Ya vas a ver que no.

-¿No? Probame, vos vas a ver que puedo manejarlo.

-Como quieras, entonces.

-¿En serio? Te puedo preguntar lo que quiera?

-Sí, dale, no te aguanto más.

-¿Cualquier cosa?

-Lo que sea.

-… Te gustó?

-No.

                                                         NICO FOPPIANI

ALICIA GARCÍA CURUTCHET

Publicado en Nuestra Letra. el 19 de Octubre, 2011, 16:03 por MScalona

Pisadas

Hace días sólo puedo pensar en los pies. Tantos años viéndolos ir y venir como único paisaje que los extraño. Hoy, algunos pies me pisan la cabeza, pero son otros, los pies que yo amé ya no están. Resumiendo tengo ausencia de pies.

Me paro a descansar sobre una pisada cansada que me pide que la siga, está descalza y quiere rozarme, tiene cayos de angustia y resaca, su podólogo no deja de recomendarle que se pinte las uñas, pareciera que no intenta profundizar en sus asperezas.

Me pican los talones aunque no soy Aquiles, me siento rara y recuerdo las corridas por el patio de mi abuela. Cada paso era una caricia de granito. Me adueñaba del frescor.  No necesitaba polvo Veritas. Barro, manguera y reposo sobre el aroma de algún ramito de violetas me alcanzaban para ser una entelequia Aristotélica.

Si tengo que calzarme no me incomoda, sólo me molesta encontrarme con pies planos. Son esos los que me aplastan. Quisiera convencerlos de que se vuelvan cóncavos para acariciarme.

Hoy vi un pie pequeñito, recién nacido, sentí mucho miedo, me metí para adentro e imploré que alguien escuchara los golpeteos detrás del vidrio de la incubadora.

Sé que morirá, no hay huellas de sanación en los libros. Si no me estuvieran por amputar las piernas podría correr para sacarlo de la horma a sabiendas de que nunca se pondrá zapatos.  Si al menos lo dejaran dormir sobre la panza de su madre no permitiría que corten mis pisadas para correr a buscarte.

A veces tambaleo  y me fustigo sabiendo que sabés. Retrocedo para no significarme en tu significado. Igual dejo caer algunas gotas de sudor sobre la cinta del gym y agradarte, pero tu mirada es esquiva y me acusa de no caminar.

Estamos a medio paso pero no deja de activarse el delay, quizás por eso dejaste de sentir que aún me quedan las manos.

 

 

                                                             ALICIA

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-