"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




17 de Septiembre, 2011


BEATRIZ VIGNOLI

Publicado en De Otros. el 17 de Septiembre, 2011, 11:59 por MScalona

MOLINARI BAILA

Ed. Ombú Bonsai, fragmento

-

-

Molinari es un núcleo, un centro ígneo que preserva vivo el origen. Lo que más se le parece es el fuego. Hay una alegría irrefutable que parece brotar del fuego cuando lo sopla, como un dragón, el artista de la calle: la carcajada de Molinari, en mi recuerdo, arde con ese mismo color naranja, tan distinto de todo este bucólico verde tan predecible cuyo único mérito, desde mi punto de vista móvil, es la velocidad.

Mientras el paisaje me lleva, voy grabando en mi anotador mental todas estas frases que constituyen algo así como una plegaria, o al menos eso supongo por cómo se empecinan en divisar un único destinatario en esta absurda ilusión de presencia. ¿Qué, si no, me obliga a explicarme en medio de esta soledad mullida que ocupa mi asiento, de la que no me salvará una charla banal con algún otro pasajero más aburrido que yo? (El genio del aburrimiento susurra en mi oído derecho, el del lado de la ventana: “Hay una felicidad en el silencio, y debes encontrarla”). Por lo pronto opino que tal ilusión de presencia resulta de una combinación singular de estos factores: lenguaje, inmovilidad, aislamiento, conciencia del tiempo.

Cuando viajo solo, soy mi propia droga. El viaje me condena a no poder olvidarme de mí mismo. Las ondas cerebrales, huella digital de mi pensamiento, fluyen sin interferencias; me autopercibo. Pero en un espacio afectivo- y  sólo en ese espacio- del cual Molinari sería la otra pared.

Molinari es un bálsamo, un espejo en llamas, un punto de fuga que sostiene armado el mundo desde un extremo para que no se me disuelva. Pero después de todo quien soy yo, que clase de profeta, para pretender explicarle a esta tierra, que fluye como un río por mi ventanilla, que nadie es quien es, es que todo es otra cosa, que todo huye de sí rumbo a algún nombre.

O qué me hace creer que aquellas vacas blancas y negra, empequeñecidas por la distancia hasta un tamaño de juguete –siempre desde mi punto de vista- quedarán desamparadas en el silencio de la pampa si no pasara yo, el extranjero, por sobre su imagen vidriada con mi mirada fugaz.

Yo que nombro a Molinari, luego soy. Absurdo hasta la locura se me construye el sentido. Irracional tira de mí mi amor feroz, llevándome en si insensatez por los caminos. La pampa es fría, húmeda, casi ósea en su silencio de tiempo reconcentrado. La pampa exhibe huesos como reliquias católicas para la autohumillación de los fieles: tirados al costado del camino fluyen con el paisaje costillas, calcio blanco de lo que ya pastó, mineral. Las vacas de la pampa son védicas: ilustran la no acción. Me miran como nativos que no entienden mi fiebre. Mi paranoia es la del héroe trágico que lee en las nubes y en la bruma: “No sigas, no sigas”. Hay un error del lenguaje, y yo soy su lugar.

Soy quien ama, soy el hereje. 

En realidad no sé si estoy yendo o huyendo. Me imagino perseguido por una nueva forma de la inquisición camuflada bajo delantales de médicos psiquiatras positivistas. Blancos, sí, porque son gente sin fe. Pura claridad sin misticismo, sin noche oscura: doblemente oscuros por esa razón, la razón. Nada puede obtenerse ya del albor del calcio de una costilla de vaca en la luz de la siesta, nada que no nombre la muerte. Hablo de la muerte pero… Ojalá el fuego. Inasible, si algo no se parece al símbolo que hemos hecho de él es el fuego. Puro tiempo vivo, el fuego. Molinari baila. Molinari esa así: inasible.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-