"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




MARISOL BALTARE

Publicado en relatos el 1 de Septiembre, 2011, 14:33 por MScalona

SOLOS Y SOLAS

-

¿Usted viene siempre acá? Claro, porque la primera vez que lo veo… aunque yo debe ser la segunda. Pero soy muy fisonomista ¿vio? Y qué quiere que le diga… a estas reuniones yo vengo obligada. Y sí… los organizadores son conocidos, casi de la familia, y me insisten: dale Solita, vení que vos sos tan carismática y convocante. Y vengo, bah… vine una o dos veces para cumplir, pero a buscar pareja, no. Ojo, no critico a quién lo hace ¿pero sabe cuándo…? Si es hombre.

           El baño dice usted? No, ni idea dónde está. Creo que no hay.  

Sin ir más lejos las chicas de yoga me viven invitando para ir a bailar con ellas, porque dos o tres se separaron o en fin, están solas, pero nooo les digo, vayan y diviértanse ustedes. Mire si yo a esta edad voy a hacer el ridículo de ponerme una pollerita y salir a la pista a bailar. Nooo. Dale… si sos flaca me dicen y es verdad, toda la vida tuve una figurita envidiable. Uhhhh… las veces que estuve a punto de salir Reina, pero la altura no me daba, igual manejaba los tacos que era un espectáculo. Pero cada cosa a su tiempo.

               Yo enviudé hace años y para ser honesta, le digo que prefiero pecar de ermitaña que de cargosa. O soy poco sociable, o bien demasiado franca, pero amigas, lo que se dice amigas, no tengo.  Sabe que pasa? Que hablar como quien dice al cuete o como decía mi padre largar las palabras como el burro los pedos es algo que conmigo no va.

                   Usted pensará que soy anticuada y disculpe que lo corrija, pero soy educada que es muy distinto.

                Si es una urgencia vaya… pero yo, en su lugar, lo pensaría dos veces antes de levantarme de la mesa… No le digo, mire  !ahí vienen los mozos sirviendo!

                  Además yo siempre digo que nada mas molesto que hablar con alguien que cada dos frases mete una muletilla, ¿no sé si me entiende? O los que salen diciendo una cosa que no tiene pie ni cabeza con lo que uno les venía contando. Ni hablar de los que hablan ellos solos. Fíjese que yo creo que el diálogo es lo que arruina a la pareja…

                 ¿La falta de diálogo dice usted?  Sí, sí, lógicamente, a eso me refería y casi casi  me atrevo a decir que afecta las relaciones humanas en general. ¿O estoy equivocada? Ah bueno… No sé como salió el tema pero resulta que el otro día acompañé a mi nuera a una reunión en la escuela, por las notas de los chicos y hablábamos de cómo se desubica la gente… Es que se ha perdido el verdadero sentido de la vergüenza y el respeto tuve que decir casi gritando y con un golpe en el pupitre porque entre las madres y la maestra ni me escuchaban, siendo que uno cuenta con la autoridad que nos dan los años, ¿o no?

                   Ay… pero peor me pasó la otra vez que voy a hacerme un estudio de glándulas y cuando entro al consultorio me doy con un mocoso que podía ser mi nieto, haciéndose el que él era el especialista. Pedazo de alcornoque, se habrá creído que yo le iba a dar mi tiroides para que él se ponga a jugar.

                    Bueno… vaya, vaya tranquilo al baño que yo vigilo que el mozo le deje su casata y mientras, charlo con el muchacho, aunque parece que ya encontró compañía. ¿O me equivoco?      La humedad me ha puesto el pelo a la miseria y este clima para colmo que no ayuda, un horror… son las seis de la tarde y ya casi de noche. Bah… será que yo aborrezco el invierno, vaya uno a saber ¿no?

                       Disculpe que interrumpa la charla pero me preocupa el señor que estaba sentado aquí… no por mí, pero se le está derritiendo todo el helado.

¡Mozo! ¿Sería tan amable de fijarse si en el baño de caballeros hay alguien descompuesto? 

                        No no… ¿Cómo que le hice servir los platos de mi compañero y nunca nadie los tocó? No le niego que la entrada apenas si la picoteó, pero entienda que a un señor elegante como es él no le van hacer pasar paleta por jamón cocido, y si el sobretodo no está en el respaldo de la silla, es porque nunca se lo quitó de los hombros… será friolento como yo… no sé…

                        Es de gusto. Esta gente no está sola porque enviudó o por tener carácter fuerte como yo, es porque están locos. Y el mozo… ¡pobre muchacho! Se vende por unos pesos más que le untarán estas desgraciadas cuando llega una rival competente para que la haga pasar por chiflada. Así como a mí me dicen que le hablé todo el tiempo a una silla vacía, a otra estúpida le dirán que repitió seis veces el mismo plato.

                        Una pena perderse el brindis este señor y yo no ganarme un enredo con su antebrazo -pienso- pero ya ni lo digo, igual sonrío. Los miro correr las sillas para ponerse a bailar y empiezo a tener esa misma sensación de cuando estoy en casa sentada en la cocina. Me quedo quieta y miro fijo algo que es nada. Así pasaría horas, días o lo que me queda de vida. Es como si el alma se me fuera por un rato del cuerpo sin morirme. Como un anticipo del descanso eterno, porque junto con el alma se me van los deseos y las nostalgias. Hasta las manías incluso. Ni ganas de hacer cartel me dan. Sola como loca mala.

                   No es que pierda la noción de las cosas pero todo me importa menos o nada, como ahora. Lo que más me alivia es que no me importe.

Sorbo con cucharita la casata derretida mientras los otros solos ya se empiezan a ir, cada uno del brazo de la maldad que les cayó en gracia. Y yo con tanta falta de todo y ningún deseo de nada… pero a lo mejor es porque es domingo o porque ya se termina.  

                   Desde el fondo a la derecha un señor se encamina hasta donde sigo sentada, pero ya sé que tampoco él me haría feliz.

 -

                                                        MARISOL

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-