"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




5 de Diciembre, 2010


FIESTA CIERRE TALLERES 2010

Publicado en Sugerencias. el 5 de Diciembre, 2010, 10:29 por MScalona
CASA DE LA POESÍA ROSARIO
Sgto Cabral y Río, frente al CEC
a partir de las 20 hs. leerán sus trabajos
Gabriela Gervasoni
Pablo Castro
Carolina Musa
Mariano Aliau
Susana Paganini
Carlos Santini
Mayra Rodríguez
Germán Gómez
Ricardo Parma
Soledad Plasenzotti
Nico Aimetti
Natalia Massei
Silvia Estévez
Jimena Toscano
Eduardo Carena

---------------------------------------------------

luego seguimos con el VERNISAGGE, entrega del ANUARIO,

sorteo de LIBROS (14) y PELÍCULAS (7)

y finalmente la música en vivo de SERGIO BARRILIS y grupo

Para los que NO me confirmaron, el costo de la entrada es $ 30.-

y no recibirán la REVISTA ANUARIO.-

HENRY MILLER carta a ANAÏS...

Publicado en De Otros. el 5 de Diciembre, 2010, 10:18 por MScalona

Quiero decir que no puedo ser absolutamente leal, no está dentro de lo que soy capaz. Me gustan las mujeres, o la vida, demasiado… No sé cual de las dos cosas. Pero ríe, Anaïs. Me encantaría oírte reír. Eres la única mujer que tiene un sentido de la alegría, una sabia tolerancia; no, es más, parece que me instas a que te traicione. Por eso te amo. Y ¿qué es lo que te lleva a hacer eso, el amor? Es hermoso amar y ser libre al mismo tiempo.

No sé lo que espero de ti, pero es algo parecido a un milagro. Te voy a exigir todo, hasta lo imposible, porque me animas a ello. Eres realmente fuerte. Me gusta incluso tu engaño, tu traición. Me parece aristocrático (¿suena inapropiada la palabra aristocrático en mi boca?).

Sí, Anaïs, pensaba en como traicionarte, pero no puedo. Te deseo. Quiero desnudarte, vulgarizarte un poco… no sé, ay, lo que me digo. Estoy un poco bebido porque tú no te encuentras aquí. Me gustaría dar una palmada y Voilà, ¡Anaïs! Quiero que seas mía, usarte, cogerte, enseñarte cosas. No, no siento aprecio por ti, ¡no lo permita Dios! Tal vez quiera hasta humillarte un poco, ¿por qué? ¿por qué? ¿por qué no me arrodillo ante ti y te adoro? No puedo, te amo alegremente ¿Te gusta eso? Y querida Anaïs, soy tantas cosas. Ves solamente las cosas buenas ahora, o al menos eso es lo que me haces creer. Quiero tenerte al menos un día entero conmigo. Quiero ir a sitios contigo, poseerte. No sabes lo insaciable que soy, ni lo miserable, además de egoísta.

Me he portado bien contigo. Pero te advierto, no soy ningún ángel. Pienso principalmente que estoy un poco borracho. Me voy a la cama; resulta demasiado doloroso permanecer despierto. Soy insaciable. Te pediré que hagas lo imposible. No sé lo que es. Probablemente tú me lo dirás. Eres más rápida que yo. Me encanta tu coño, Anaïs, me vuelve loco. Y tu manera de pronunciar mi nombre. ¡Dios mío, parece irreal! Escucha, estoy muy ebrio. No soporto estar aquí solo. Te necesito. ¿Puedo pedírtelo todo? Puedo ¿Verdad? Ven enseguida y cógeme. Descarga conmigo. Rodéame con las piernas. Caliéntame.

                       HENRY

————————-

Anaïs Nin (Diario -no expurgado-, EMECÉ, p. 206.-)

la foto es un montaje, pero el señor que está al fondo SÍ es Henry Miller...

la señorita NO es Anaïs...

ANAÏS NIN, carta a ARTAUD.-

Publicado en De Otros. el 5 de Diciembre, 2010, 10:09 por MScalona

DIARIO DE ANAÏS NIN

Emecé, 1932-1934….pag. 186-187

Carta a Antonin Artaud  (enviada desde Valescure)

Nanaqui (así lo apodaba Anaïs a Artaud), ojalá pudiera volver a vivir mil veces ese momento en los muelles y cada hora de esa noche. Quiero sentir otra vez tu violencia y tu dulzura, tus amenazas, tu despótico poder espiritual… el miedo que me provocas y las alegrías punzantes. Miedo porque esperas tanto de mí… eternidad, lo eterno, Dios… esas palabras… todas tus preguntas. Quisiera responderlas con ternura. Si te parecí esquiva, fue solo porque tenía mucho que decir. Siento que la vida es un ciclo, una larga serie de sucesos, un círculo y no puedo separar un fragmento porque me parece que los fragmentos no significan nada. Pero todo parece resolverse, fundirse en un abrazo, en la confianza en los instintos, en la tibieza y fusión de los cuerpos. Creo totalmente en lo que sentimos cuando estamos juntos. Creo en ese momento en que perdemos toda noción de realidad, en la separación y enajenación de nuestros seres. Cuando cayeron los libros, sentí alivio. Después, todo se volvió tan sencillo… hermoso y dulce. El tú que casi causa dolor, porque el lazo es tan apretado… el tú y todo lo que me dijiste… Recuerdo la ternura y recuerdo que estabas feliz. El resto es solo la tortura de nuestras mentes, fantasmas que creamos… porque para nosotros, el amor tiene repercusiones inmensas. Debe crear; tiene significado profundo, contiene y dirige todo. Para nosotros tiene la importancia de estar mezclado con nuestros impulsos. ¡Es demasiado importante…! Lo confundimos con la magia, con la religión…

Cuando nos sentamos en el café, ¿Por qué pensaste que me distanciaba de ti? ¿Sólo porque estaba alegre, jubilosa…? ¿Jamás aceptarás esas corrientes subterráneas mías…? Nanaqui, debes creer en el eje de mi vida: la expansión de mi yo es inmensa; engañosa sólo en la forma. Ojalá pudieras leer mi diario de infancia para saber lo fiel que he sido a ciertos valores. Por ejemplo, cuando reconocí en tí a un ser majestuoso en un reino que me ha perseguido toda la vida.

Nanaqui, esta noche no quiero agitar ciertas ideas… sólo quiero tu presencia. ¿No te pasa lo mismo, esto de elegir un momento amado (nuestro abrazo en los muelles) y aferrarte a él? Cierro los ojos y lo evoco intensamente, como en trance, y ya no percibo la vida presente, nada, nada sino ese momento. Y después la noche, la sucesión de tus gestos, la fiebre, el desasosiego, la necesidad de volver a verte, una gran impaciencia…  

                                     ANAÏS,  18 de junio de 1933

Nota de Marce:    es importante tener en cuenta varios contextos. El histórico y de género, 1933, Anaïs era mujer, muy joven (1903), intelectual, artista y de espíritu libre y feminista (en 1933). Su contexto subjetivo: entre 1932-34, fue amante (pública) de HENRY MILLER, y al mismo tiempo tuvo romances con ANTONIN ARTAUD, el Dr. RENÉ ALLENDY y con su propio padre JOAQUÍN NIN. Mientras, estaba "felizmente" casada con HUGO PARKER GILER de quien no se separó.  La familia de HUGO PARKER GILER prohibió que su apellido aparezca en la publicación de los diarios de Anaïs, de modo que si leen el libro, siempre se refiere a él como “HUGO”. Antonín Artaud pasó los últimos  años de su vida en un loquero, donde murió.-

RECOMIENDO ESTE LIBRO QUE ESTÁ A $ 30.- en El Aleph.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-