"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




SILVINA POTENZA, 1º Premio...

Publicado en relatos el 1 de Noviembre, 2010, 19:23 por MScalona

LA CAJITA

                     

La verdad es que está quedando hermosa. Casi no lo creo, tener mi propia peluquería,

poner las cosas donde yo quiera, decorarla a mi gusto. Y el nombre que elegí me parece

maravilloso "Donne italiane", porque soy un convencido de que la cuna de la moda es

Italia y no Francia como piensa la mayoría. No será la Via Condotti pero avenida

Pellegrini tiene lo suyo. En algún rincón especial del local tengo que colocar la cajita.

Es una caja pequeña,  de madera dura, oscura de tiempo, con dos pequeñas bisagras

oxidadas que la unen a la tapa.  Aunque está vieja y gastada,  no puede dejar de

acompañarme. Tendrá que estar en un lugar bien a la vista, ya que en su interior hay

algo de un valor supremo, que quisiera compartir con todos. Ahí está guardada una

navaja, una navaja que tiene historia, la historia del nono Orazio. El era peluquero.

Nunca supe si aprendió el oficio allá en Italia, en Chicago o en Argentina.

Decían de él que era el "peluquero de la mafia" y que en su peluquería habían matado

a dos personas… Cada vez que veo El Padrino, con los paisajes de Sicilia  y

 la música del Va Pensiero, no puedo evitar acordarme de él. Nunca supe cuánto

de cierto había en aquellos dichos o si simplemente eran chusmeríos de la época.  

Lo realmente cierto es que yo soy peluquero por genética.

Es domingo y llevo horas trabajando acá, me merezco un descanso y creo

que un café, un cigarrillo y sacarme un rato las zapas me va a venir bien.

Mi espacio, mi lugar ¡qué lindo, qué satisfacción! ¿Por qué será que hoy me

acordé del nono varias veces? ¿será porque tengo algo para decirle?

¿será que es tiempo de agradecerle? Mis amigos siempre me dijeron que soy

un volado con la imaginación –y es verdad-, por eso, en este preciso instante

decido que el "ristretto" me lo voy a tomar con mi nono Orazio.

Ciao nonno, como stai?quería contarte tantas cosas nono…

vos ya sabés quién soy, el nieto mayor de Pepa, tu única hija mujer,

el que con orgullo heredó tu oficio "peluquero" y que hoy, que estoy

por abrir mi propia empresa, te pienso más que nunca, (a pesar de haberte

conocido sólo por fotos). Es verdad, no te conocí en persona, porque

biológicamente no nos dieron los tiempos, pero vos vivís en mí más de

lo que te podés imaginar. Te cuento que fui a un colegio italiano, como

también lo hicieron mis padres y lo hacen ahora mis hijos, y allí aprendí a

hablar tu lengua y a conocer y querer  cada rincón de tu querida Italia.

El año pasado tuve la dicha de estar allí, en tu país (¿o el mío?) y¡ no sabés

cómo se me erizó la piel al caminar por las calles de Sicilia!, cuánta emoción

sentí al tocar con mis manos esa tierra, tierra que tuviste que dejar tan joven

y a la que nunca pudiste volver. ¿Sabés que me confundieron con un italiano

por mi manera de hablar? Orgullo para mí y para mis "professoressas".

En la pelu, que estoy terminando de decorar, colgué fotos de Agira, de sus

calles detenidas en el tiempo, y por supuesto de San Filippo,  aunque también

puse de Trani y Potenza (para evitar celos familiares, obvio).

En mi casa, decir "buongiorno", "andiamo" o "ritorno subito" son expresiones

muy nuestras, tan propias como las rosarigasinas. Mirar la tele en la RAI o

hinchar para los "Azzurros" en el mundial de fútbol nos es innato. Y sí, la sangre

tira. Siempre trato de ir a los actos del colegio de los chicos y no te das una

idea cómo salta el  corazón en mi pecho cuando cantamos el "Fratelli d´Ítalia",

lo hace tanto como cuando suena nuestro Himno Nacional. Cuántas cosas más

 podría enumerarte que nos unen los spaghettis con tucco, el helado de "nocciola",

il "dolce far niente"  de los domingos …creo que saber todo esto te va a poner

muy feliz. Porque tu sacrificio de vida no fue en vano, porque  hoy, aunque

muchos años después podés ver sus frutos y lo que es mejor, podés saber que tu

sangre está más viva que nunca, que tu lengua, tus costumbres, tus gustos, no

murieron en aquel barco que un día te alejó de Italia.

 Yo estoy aquí y al igual que yo muchos otros, que además de la sangre

que corre por nuestras venas lucimos con orgullo nuestra "cittadanza

 italiana"…

¡Madonna Santa! ¡Qué tarde se hizo, la flaca me mata! En cualquier momento

me suena el celular. Si le digo a mi mujer que me demoré porque me quedé

hablando con mi bisabuelo, seguro no me va a creer. Mejor me dejo de conjeturas

y termino de arreglar este lugar, todavía me falta un montón. Nonno, mi scusi,

devo andare via, ci vediamo un´altro giorno, Arrivederci. Giovanni

-         Juan, ¿me querés decir a qué hora pensás volver a casa?

-         Ya, mi amor, en quince estoy

-         Y al final, ¿dónde pusiste la cajita?

             

                   

                                                     SILVINA  POTENZA

—————————–

Este cuento resultó ganador con el 1º PREMIO

en el concurso de cuentos 2010 de la Asociación Cultural

DANTE ALIGHIERI de Rosario, la 2º Mención la obtuvo

CELESTE GALIANO, también del taller.-

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-