"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Junio del 2010


mañana sorteamos

Publicado en General el 30 de Junio, 2010, 16:40 por MScalona
Tokio Blues: Norwegian Wood   DESCUBRIMIENTOS

Enrarecido... -figura barthiana-

Publicado en Nuestra Letra. el 29 de Junio, 2010, 12:08 por MScalona

Marcelo Scalona, Edit ROSS, 2008

             Entonces echo a andar mi cóctel libresco, mi propia wikipedia no higiénica de voces de la calle, el inconsciente, mis sueños crónicos con Eurídice que se niega a acompañarme al Hades, escenas y subtítulos de pelis, Reales Academias, pitmans de barrio, mi propio Espasa Calpe 1950, letras de tango, sonsonetes que alargan, neologismos, onomatopeyas e incluso, algunos programas gratuitos que hay en la web para subtitular las pelis hackeadas.

            Enrarecida. Dos puntos, mujer que se la pone difícil, solita. Uno o primero o A). Mujer que solita se la pone difícil. Dos: hay palabras mágicas, palabras valija, palabras boomerangs. Especulares. Esas palabras que uno dice de sí,  sin saberlo, sin querer. Predica lo que necesitas decía el hermano Anselmo del La Salle. Por eso pensé en ella cuando lo dijo. Porque Renata es el mejor sinónimo de enrarecida que conozco. El aire de la sala se adensa cuando llega o se va. A más de lo que fume, no cambia después que se ha ido. Si está o se va es igual. Como morada y mudarse; como lunes, jueves o domingo. Renata sacaría de quicio a los presocráticos, como sacó de esa breve beatitud de recién nacida a sus padres, que luego tardaron dos meses en decidir su nombre. Adela, Inés, Alejandra, Catalina, Julia. ¿Será el origen del esquizo? Una bocanada o ráfaga que empieza como prevención (ni bien llega), un gas lacrimógeno (sabe ser muy cursi a veces) y al rato ya no se sabe si algo va a explotar o quemarse. Lo que es seguro, es que vas a quedar en pelotas, sea por pesimismo, deflagración, onda expansiva o sexo urgente y de pie tras los Anales de Legislación de Rosario, siglo XIX, en la Biblioteca Municipal Juan Álvarez, un lugar donde hace tiempo ni siquiera van las ratas. A comer. Un buen sitio para nosotros. Anales tiene una eufonía inmediata con el córtex. Basta escuchar dos o tres veces sus fonemas para ponerse en fila. Renata la repite mientras lo hacemos, como artículos de la ley, letanía, juego nemotécnico, estribillo o poema de montaje: ese instante en que el sonido sólo da el significado. Un tam tam. Tribal: el origen de la lengua, la palabra recapituladora, de atrás hacia adelante. Y hay como un ruido de tambor en esa pose que recuerda el rumor de la selva. De ese sacrificio sale el poema. Un bello acto de canibalismo. Comer lo robado mientras se está robando. De pie, ahí mismo, en la góndola o en la bolsa de basura del consorcio. Devorar. Zamparse al otro. Y el peligro de ser descubiertos. Figuraríamos en los Anales de la biblioteca: anales sin legislación,  anales rectos. Vaya paradoja. ¿El oxímoron sexual…? Podríamos ponerle ese nombre en un kamasutra melancólico.

                                                                *  *  *

      Y a más de inquieta, como se pone en esas ocasiones, empieza a molestar a todos. Esa clase de chica. Claro que rara. Sí, rara como encendida,  el sintagma de Cadícamo. Perfecto.  Y linda y fatal, también, pero eso es de Afiche, de Homero. Nuestro Homero. Yo sé tararearle los tangos y refuerzo la gola en el verso que dice "y aparecés tú…". Ya dije que es cursi, como antiliteraria curiosamente, le viene del tango, como a mí del cine, las telenovelas de mi vieja, Manuel Puig y todo eso.  El lo enfatizo como un pasacalle, como un tú de Bécquer o Darío y aunque haga poses de superada, minimalista, realista, sucia (sucia, más que todo) y harta de escucharme, yo sé que le gusta. Es más, muchas veces me pide que se lo susurre esas noches que volvemos vencidos de bailar o emborracharnos y no traemos nada para la olla de la madrugada. Los Mareados. Somos los mareados, dice, y aprovecha para corregir el nombre original del tango: Los Dopados, de Enrique Cadícamo –dice- y entonces prende un caño.  Algo doble (canelones de verdura, pensaría mi vieja), y dibuja esas volutas como tirabuzones que se pierden desde su terraza frente al río, hipnotizada por el Monumento a la Bandera, la erección permanente;  el falo convertido en tótem; erguido para siempre, porque el monumento a la guerra se construye acumulando toda la sangre en esa parte del cuerpo. Como una bomba succionadora y mejor si es sangre joven. Y mientras fuma, le da de decir esas cosas y me pide que la abrace y la arrulle y le vaya repitiendo todos sus nombres, Renata, Adela, Catalina, Inés, Julita…   me pide. Y apareces tú, linda y fatal…

*  *  *

pags.  13-16

LECTURA-FIESTA jueves 1º de julio

Publicado en General el 28 de Junio, 2010, 10:56 por MScalona
FiesTaller-2009 (7) by you.

 para esta ocasión leerán sus trabajos

 para esta ocasión leerán sus trabajos



ANALÍA  LARDONE

NICO  DOFFO

VERO  LAURINO

AMANDA

RAMIRO GARCÍA

CLAUDIO  BERÓN

MARIANO  ALIAU

NICO AIMETTI

NATI  MASSEI

SANDRA BARTOLOMÉ

CLAUDIA MALKOVIC

ARIEL ZAPPA

GABI RAPELLI

ZULMA  VILLALBA

FERNANDO  ARTANA

MA. CÉ. RIVAROLA


para los nuevos, la dinámica del encuentro comienza 20,30 hs, en la

planta alta y entrepiso del BAR-PUB JEKILL Y HIDE, Mitre y Pje.

Zabala (frente a la placita del CHE) con una introducción

gastronómica-etílica, de modo informal (cada uno paga

lo que consume según la carta del bar),  y alrededor de las 22 hs. bajamos

al teatrillo del subsuelo para hacer-escuchar las lecturas. Lo que sigue

es otra vez informal, fiesta, tertulia, peña, SORTEO DE LIBROS,

en todo el lugar. Se puede concurrir con un-a invitado-a,

pero NO con animales. Los integrantes del taller deben

pagar-me $ 5.- (en el lugar) para solventar el equipo de sonido

de la lectura, porque el subsuelo aún no tiene, y hay que llevarlo...

Por motivos particulares de horario, quien no pueda ir 20,30

obvio que puede ir a las 22 a escuchar la lectura o a las 24 a

la fiesta. Ningún problema.

TODOS LOS CONCURSOS

Publicado en General el 26 de Junio, 2010, 20:37 por MScalona

CLICKANDO ALLÍ

TIENEN TODOS LOS CONCURSOS IMAGINABLES

DE ESPAÑA, ARGENTINA Y LATINOAMÉRICA...


http://www.escritores.org/index.php/recursos-para-escritores/-concursos-cuento-relato

LAMBORGHINI, Leónidas

Publicado en De Otros. el 26 de Junio, 2010, 14:05 por MScalona


Un poema de Leónidas Lamborghini sobre Kosteki y Santillán


de Santillán
-Ví a Kosteki caer ensangrentado
y acudí a cubrirlo: caí, como él,
muerto por la jauría policial.

Ni muertos, ni vivos; ahora nos vemos
en la memoria del puente que cortamos,

haciendo memoria como hacíamos pan:
contra el olvido que nos pide paso.





Leónidas Lamborghini nació en Buenos Aires, Argentina, en 1927. Luego de abandonar la Universidad trabajó como tejedor y a partir de 1956 se dedicó intensamente al periodismo y a la poesía. Se exilió en México entre 1977 y 1990, año en que regresó a la Argentina. Falleció el 13 de noviembre de 2009, en su cidad natal.Según su propia definición, su literatura se mueve entre la parodia y la cita. El poema reproducido está extraído de la obra “Comiqueos”, de su libro “La risa canalla (o la moral del bufón)”.



SÁBATO cumple 99 años...

Publicado en homenaje el 24 de Junio, 2010, 19:14 por M_Guelman

Hoy, 24 de junio, Ernesto Sábato cumple 99 años, que sumados a 9 meses de gestación, casi alcanza el siglo, meta que nunca imaginó. En cada cumpleaños repetía: "ya no estaré acá el año que viene" y riendo daba los nombres de quienes se alegrarían con la noticia." Por su mente, menos longeva y "esa fisiología de la cabeza… lo que importa del cuerpo" (Whitman), no se enojará porque hoy pocos lo recuerdan.

Hace años, era distinto y aunque lo aturdían, lo hacían feliz el acoso de periodistas y extranjeros que reclamaban y subrayaban sus palabras

-No se preocupe Mirta, la mayoría se olvida de mí al otro día, eso sí, ya tienen preparada la columna o quizás la página, para el día que muera...

Extraño las discusiones y diálogos que manteníamos los domingos tempranísimo…Solía insistir con ciertas preguntas:

- ¿podría explicar, porqué quise suicidarme en la adolescencia "la inmadurez de la adolescencia, será desmesura, pero es la vida, la madurez adulta, es retórica, fosilización y se parece a la muerte... ¿Y aquel día en París, que Dominguez me propuso ejecutarnos juntos y me entusiasmó la idea?

- A los 28 años, inventamos con Miguel Itsigzohn el "margotinismo", un humor paranoico, que nos ayudaba a zafar del caos existencial…"

Nunca le referí la desilusión que padecí al leer sus últimos libros. No encontré en ellos, al escritor que tanto admiré…Sin embargo, debo reconocer que saboreó y gozó, el paradójico éxito que le negaron en otros tiempos, críticos y colegas coterráneos. En "Antes del fin", se desmiente a sí mismo, como el costo de ser aceptado por el grupo de la mansión de Victoria Ocampo… La primer publicación en la revista "Sur".- "Sabe que el nombre lo sugirió Ortega y Gasset? " Y acotaba entre risas: a los 31 años, me publicaron una nota que titulé: "Sobre el sentido común" (Sur Nº 21).

Cuando vino al Congreso de la lengua, no me acerqué, estaba rodeado de gente importante y no quise romper hechizos de mi ayer…

Ojala conserven su casa de Santos Lugares, donde las musas se retroalimentan con

eco-fonías de aves y feromonas de hierbas y plantas centenarias. Es fácil allí, parir palabras o preñar pinceles, negando oscuridades y cegueras…

- ¿A usted le parece que gustarán mis cuadros? Me hace tan bien, pintar…No lo mire así, no me pregunte que quise decir, los cuadros son para mirar y sentir.

Llamo a quien considero la más fiel, de sus "partenaires": Gladys, presente, desde los comienzos de los 70, de una discreción y fidelidad, que nadie pudo derribar. – "Debiera operarme la rodilla, pero tendría que ir a San Juan, con mi nieta y mi hija…, no lo puedo abandonar, el sabe que estoy acá."

Compartimos anécdotas, frases y promesas-juramentos: el de ella, cuidar a Matilde y Ernesto, hasta que se apaguen sus últimas células y la mía: lograr que los jóvenes lo lean y eternicen sus ideas.

              

            

                                                        Mirta Guelman de Javkin

mirtaguelman@hotmail.com

esto es Chéjov...

Publicado en De Otros. el 24 de Junio, 2010, 15:02 por MScalona

“Mi sensación es como cuando uno ha pasado

una bella temporada

de verano en un lugar. De pronto llega el otoño,

se están yendo los veraneantes, y cambia el clima:

ese es el tono de las obras de Chéjov".-



  JUAN CARLOS GENÉ, Director Teatral

Entrevista 24-junio 2010

www.clarin.com

Fíjense...

Publicado en General el 23 de Junio, 2010, 23:50 por MScalona

cuánto va mejorando el diseño de la nueva web

www.nuestrotaller.com.ar

las fotos las renovaremos periódicamente, para que no falte nadie "en tapa"

Maripau (Cerdán) administradora del blog ya está comenzando a suscribirlos

para que a la brevedad cada uno pueda postear, subir material, colgar...

A Francisco Kuba -que está terminando el diseño- sólo le falta resolver

el acceso desde INTERNET EXPLORER, hasta ahora, sólo se

accede completamente desde el MOZILLA    

Fíjense cuánto mejoró la lectura, claridad y descanso al reducir

el tamaño de la letra... ya casi, nos parece...

Tarea de la Memoria,

Publicado en General el 23 de Junio, 2010, 13:39 por FeliM

FUERA DE LUGAR.

 

Tenía que saber quien era él, el que vivía conmigo inseparable. Seguir río arriba el decurso de mi sangre y llegar al origen del silencio que encerraba mi vida; que en realidad era más que estar aislada, era como querer ser la única en el mundo y librarse de los fantasmas y de las voces de la desaprobación.

“Soy una enorme herida. Es la soledad absoluta” le copio a Alejandra.

 

Estaba ahí, paciente, en una sala de espera y pensé reconocerlo: era Foucault. Conocí sus hombres infames de la salud. Ahora ellos estaban conmigo, los veía, los reconocía a cada paso, ya los olía. Y él y yo nos fundimos en un pensamiento. En la espera sinfín de las enfermedades del nunca jamás, nos encontrábamos y departíamos. Quién poseía a quién?....él me soñaba (sí a Borges…) o yo vivía su letra en carne propia?.

A mí, que nunca estoy segura de ser yo, se me adicionaba este espíritu venido de mi biblioteca o de mis recuerdos. Me conocía mejor que algunos otros desafortunados, seguía la curva de mi codo y llegaba al reverso de mis ojos oscuros y distraídos. Pero era poco, insuficiente para reconocerme.

 

Lo abandoné. Dejé mis laberintos y me  concentré en la tarea de rescatar otras memorias, los rastros de otros en mí. Transité algún espacio de antilocura y un amanecer mantuve un corto diálogo con el dueño de la tristeza y de la nada……

“..pero incluso sabiendo que nada puede llevar a nada, que el universo es solamente un subproducto de nuestra tristeza, porque sacrificaríamos ese placer de tropezar y rompernos la cabeza contra la tierra y el cielo?.Pero existe una dignidad que nos preserva de desaparecer en Dios y es la certeza de la muerte. Porque no reposa sobre nada, porqué carece hasta de la sombra misma de un argumento, es por lo que perseveramos en la vida. La muerte es demasiado exacta, por eso la vida nos inspira mas espanto”. Pero no, Cioran no me leía, no convivíamos, no era él.

 

Y me aferré a los días de los sentidos, y descansando silenciosa en un teatro, pendiente de una sonata, lo encontré.

Siempre estuvo. Lo supe con claridad, lo intuí cómo un dejavú desangelado y persistente. Me llegó la certeza que las fronteras no existen, que el tiempo continuo es invención de los relojeros, que existe un mundo paralelo, un espacio fuera de Rosario o Palestina, donde ambos convivimos.

Territorio inexistente, inexplicable, fuera de lugar, ambos muy fuera de lugar, siempre.

 

Lo que había sido Palestina ahora es Israel, mi segundo pueblo es ahora Egipto, y en la red de pueblos y ciudades donde había vivido mi familia los palestinos viven en este tiempo bajo una muy dura soberanía israelí. En mi pasaporte dice que me marché de Israel, les digo a los funcionarios que cuando me fui aquello era Palestina. Y me encuentro explicando mi vida en países distintos e idiomas diferentes: árabe nacido en Jerusalem. Explicando también como un Said lleva Edward por nombre, pronunciado Edwaad por mi gente. Desplazado fue la palabra que apareció en mi pasaporte hace muchos años, fuera de lugar me dice el funcionario ahora”

 

“Usted está muy fuera de lugar, niña” me dijo, con voz aguda y reprimida,  la rígida monja directora de la escuela de mi infancia. En ese mismo tiempo mi madre, con ira,  un día me sostuvo la cara entre sus manos, me miró a los ojos y me dijo gravemente, sentenciosa,”fuera de lugar, como siempre”. Por años, en mi imaginación infantil, fuera de lugar era el limbo gris y desierto donde se hacía penitencia para no ir al infierno.

Aquellas disparidades entre percepción y realidad me persiguen todavía. Nunca sentí pertenecer realmente a ese sitio bueno y sólido donde vivían mis hermanos, mis padres, los que eran “normales” al decir de mi tía Sara. Eso me hizo dependiente de la aprobación de mi familia, por supuesto nunca conseguida. Sentía ser una decepción para todos.

 

La escuela en El Cairo, aparte de enseñarme a golpes el poder de la autoridad colonial inglesa, marcó mi destino de incorrecto: lo era entre los niños egipcios ricos y también entre los niños ingleses. Ser yo mismo no solamente quería decir no tener nunca razón, sino que mi identidad insegura era siempre atacada; siempre estuve fuera de lugar, así que me invente un yo interior imposibilitado de mostrarse a nadie: no era correcto”.

 

Hay como un destino darwiniano a la inversa que nos marca diferente de la gente que nos hace y que nos manda con la guía de los suyos en la sangre. Y el mandato persiste y abarca, no muy diferente en la baja Palestina a lo que fue en la Chicago argentina. Corrección es la palabra, pertenecer la consigna. Las diferencias se repudian (o se temen), debemos uniformarnos para ser aceptados, ser parejos en lo poco, no pensar más allá de lo permitido y, sobre todo, no desoír los mandatos de la clase.

 

“Por entonces empecé a percibir la separación casi absoluta que existía entre mi vida pública y la compleja pero apenas articulada vida interior. Me convertí en un hombre extraño y diferente, me faltaba algo que, después descubrí, se llamaba actitud correcta; los que la poseían eran siempre elegidos, a mi me faltaba el aura y descubrí que, hiciera lo que hiciera, siempre estaría fuera de lugar”.

 

Y compartimos los químicos que combaten la muerte, y aprendí el “habibi” que ambos quisimos decir a nuestros padres y se quedó en el rechazo.

Coincidimos en pensar y polemizar sobre el destino de dos naciones desquiciadas. Y dando la razón a los agujeros negros del tiempo, hoy lo escucho conversar con su amigo de la música, y me encuentro asintiendo como si estuviéramos en un mismo living, compartiendo quizás un te.

Y la conclusión de las vidas es la misma: aprendimos finalmente a preferir no estar en lo correcto y a sentir la pasión de lo diferente, a gozar de lo que sólo nosotros somos capaces de ver y quedarnos, calmados,  en este fuera de lugar.

 

 

 

 

Aguafuerte con la memoria de...

Publicado en Aguafuerte el 23 de Junio, 2010, 0:19 por Bruno
Martín Palermo acude a abrazar a Diego Maradona, después de anotar el segundo gol de Argentina. 	AFP

Maradona, Palermo, Chéjov

        

Hablamos de minimalismo.

Y una vez más la metáfora del fútbol. Porque, como decía el viejo "la vida es como el fútbol", o acaso el fútbol es como la vida.

Ayer a la noche debatíamos en el taller sobre el quiebre que significó la narrativa de Chéjov. ¿Y qué vamos a discutir?, si hoy una peli como Avatar es incontrastable con una genialidad minimalista, hiperrealista, posmoderna y ultrabarata del Bafici. ¿Qué vamos a discutir? Si las Academias del Gusto Refinado, civilizado o simplemente "cultural" en un sentido anti-antropológico dicen que lo bueno no es masivo.

Vale decir que, casi siempre, tienen razón. La tele nos muestra eso. Si uno es "leído", debe argumentar de forma inquebrantable acerca de las obscenidades de Tinelli, las rimas de Francese o Arjona y las melodías de Shakira. También debe callarse ante otros temas, o "re-inventarse" en los argumentos vetustos, para no quedar tildado de seissieteochista, lo que equivaldría a ser un vulgar seguidor del gobierno nacional, de la yegua que compra carteras…

Pero no vamos a disparar contra estos.

¿Quién va a decir hoy que Maradona es un drogadicto, un negrito o, más intelectualmente (intelligentzia, decía un sabio) que no sabe nada de táctica?

"El populismo necesita siempre un enemigo", dicen los sabios del consenso. Y esta selección, escrita en clave latinoamericanista, nacional y popular hace gala de eso. El arte bueno siempre implica un enemigo, y es más bueno cuanto mejor es el héroe, por lo menos en lo que hace a recepciones masivas. Y el deporte, aún cuando de representatividad "nacional" se trata, también necesita sus enemigos.

El genial Antón no hubiera escrito sobre Maradona, ni sobre Palermo. Pero sí hubiera captado la emoción honesta del trabajador del conurbano, del obrero, del empleado de bajo rango o del estudiante fugado (el mismo al que Don Niembro, en actitud sarmientina, insta a volver a la escuela después de su orgasmo máximo).

Maradona sería el narrador omnisciente, que en el momento cumbre de la historia hace revivir al héroe, lo hace emerger desde aquella página en la que lo mantenía oculto. Sólo él sabe lo que vendrá. El éxtasis final es inapelable. Digno más de un poeta que de un Director Técnico, más cerca de lo divino que de lo humano.

Pero éste ser ("el más humano de los dioses", el más dios de los humanos), este autor magnánimo de épica y tragedias (esas que Aristóteles destinaba sólo a los hombres "superiores") tiene entre sus muchos dones, uno superior, que le permite interpretar los deseos del Pueblo. Envidiado seguramente por sofistas, publicistas, comunicadores y políticos de mercado (en todos los sentidos), viene gambeteando con dificultad el mote de "Tercer Tirano", ese que le tiran como patadas los paladines de la civilización. Y el los esquiva, a veces tropieza, pero sigue. Sigue escribiendo su historia, con personajes de peso propio, que bien conocen de soportar embestidas detractoras y malintencionadas (¿mal-intencionadas?).

Ese hombrecito petiso, panqueque (como los que lo odian y ahora no pueden decirlo) puede con sus enemigos y ellos, sin quererlo, lo hacen cada día más grande. Tiene tanta generosidad que, a veces, los inmortaliza dándoles un capítulo de su historia. También es generoso con los personajes ¿alguna vez se vieron tantos abrazos sinceros por televisión como en estas últimas semanas?

Hubo marchas contra el matrimonio igualitario, a favor de violadores y pedófilos. Hoy vemos en la hiperturística Bariloche a los civilizados que "apoyan" el gatillo fácil contra los negritos indeseables…

Las causas nobles y los amigos del pueblo necesitan detractores. Esos detractores vienen venciendo con su pedagogía colonialista, su europeísmo cipayo y sus modales civilizados. Maradona, representante del pueblo, les sigue contestando, con alegría, para regocijo de las mayorías: ¡y que la sigan chupando…!

                        

                                                      BRUNO   PREATONI

                      

L I S P E C T O R

Publicado en De Otros. el 22 de Junio, 2010, 11:26 por MScalona

Violeta

       

     

       

 

La violeta es introvertida
y su introspección es profunda.
Dicen que se esconde por modestia. No es asi.
Se esconde para poder captar el propio secreto.

Su casi no-perfume
es gloria sofocada
pero exige de uno que la busque.
No grita nunca su perfume.
La violeta dice levedades que no se pueden decir.

                                                                                           Traducción: Haydée Jofre Barroso

               

                 

Clarice Lispector, Ucrania, 1920 - Brasil 1977

autobiográfico

Publicado en De Otros. el 22 de Junio, 2010, 10:09 por E_Oroño

                                   Ya está. El Escribano certificó la firma. La tía será incinerada, después de muerta, claro. Y esparciremos sus cenizas en el rosedal. Me pregunto si hubiera sido el mismo el destino de sus restos si hubiera formado una familia. ¿Cuánto tuvo que ver en este desenlace su soledad?. Recién, cuando le mandé unos besos a mis sobrinas a través de Paula, se me encendió el rostro, las adoro. Pero ahora acabo de sentir un frío similar al que sentí al adoptar la decisión de hacerle quemar su cuerpo a la tía, obligándola a decirlo formalmente ante un Escribano público que da fe de su voluntad, supuestamente, porque esa voluntad ni siquiera surgió de su interior. Al fin y al cabo, por qué no habrían de adoptar una decisión similar mis sobrinas, dentro de unos años, si mi soledad, al igual que mi tía, pudiera convertir mi muerte en un problema para ellas. Ahora que lo pienso, podría comprar un nicho, en algún panteón o un cementerio privado. ¿Pero quién iría? Yo, que boluda, claro. Al fin y al cabo estoy pensando qué es lo que prefiero para mí, en vez de dejar que otros tengan que tomar esa decisión. Mejor hago certificar mi firma, como la tía, decidiendo mi cremación, y le ahorro el problema a todos. Eso no está tan mal. Sobre todo si puedo decidir dónde esparcir mis cenizas. A ver, mmmhh… ah, no, cierto, que sea por acá nomás, o voy a atravesar raudamente los desagües del inodoro. Y, el rosedal no está tan mal después de todo. Aunque hay algunos árboles debajo de cuyas ramas me encantaría descansar; me encantaría ahora, viva, así que supongo que también después de… Pero, ¿qué estoy pensando?, ¿cómo puedo hacer para “sentirme” mejor después de muerta? Con razón la tía no se preocupó mucho por este tema. Hay que estar medio colifa para pensar en cómo me voy a “sentir” después de muerta. Si no es fácil para mí relacionarme con la soledad, tan calladita ella, que sólo me mira, impunemente, insidiosa, sí, pero mira nada más… ¿me voy a meter ahora a relacionarme con la muerte, que seguro debe ser mucho más jodida, la hija de puta? Estoy al horno… Ahí está, “al horno”, sí, sí, cremación y listo.

 

 

edu

L A M B O R G H I N I -Leónidas-

Publicado en De Otros. el 20 de Junio, 2010, 22:52 por MScalona
http://www.escribirte.com.ar/imgs/noticias/leonidas-lamborghini.jpg

Bs.As. 1927-2009

Bs.As. 1927-2009

              

                 

              

                 

Villas

                                                                            a Frantz Fanon

            

                       

            

                       

los chicos mueren como moscas
los chicos mueren como moscas

-Distrofia: primer grado segundo grado tercer grado
la leche no la ven la carne no la ven
sopa
sopita

Distrofia: malamente
desnutridos: primer grado segundo grado tercer grado
Nacido en 1925 en Fort-de France doctor en medicina se especializó
más tarde en psiquiatría

-Es cosa de agarrarse la cabeza pero
estas cosas hay que decirlas estoy
dispuesto a decirlas no
a gritarlas
Las proteínas que están metidas en la carne no están metidas en
la sopa sopita las proteínas necesarias no las ven
es cosa. Nacido en 1925 para no gritar sino decir
hay que decirlas
alimentados malamente

-El 65 por 1000 mueren como moscas sin proteínas:
la carne no la ven
la leche no la ven:
las proteínas de la leche son distintas pero tan necesarias
en Fort-de France 1925 en psiquiatría :

-Estos chicos tienen problemas de dislexia: afacia para la
lectura se sienten segregados rechazados: afacia

dis
lexia

dis
trofia

malamente:
no ven las proteínas que están metidas en la carne no la ven
las proteínas que están metidas en la leche no la ven
primer grado
segundo grado
tercer grado
tan necesarias

Los chicos mueren como moscas
los chicos mueren como moscas
mire señor aquí los chicos la laguna de aguas podridas
sopa
sopita
doctor en medicina
agarrarse la cabeza pero sin gritar estas cosas hay que decirlas
hace tiempo

especializado en no gritar hace mucho que dejé
el grito salió de mi vida el grito salió: nacido en 1925, en
Fort-de France más tarde en
decir distrofia
decir
estos chicos se sienten segregados se sienten afasia rechazados
afasia para la lectura tienen problemas
el grito salió dicho hace bastante tiempo que salió de mi vida
la laguna de aguas podridas con borde de basuras

-Un buzo tuvo que bajar a rescatar el cadáver del niño
los niños mueren como moscas
en la sopa no ven las proteínas en la laguna el 65 por 1000
allí juegan: las proteínas escondidas
la carne que no ven
las proteínas escondidas de la leche son distintas
tan necesarias
escondidas

dis
dis
trofia

dis
dis
lexia

dificultades afasia aquí
los niños juegan en el borde de basura de las aguas podridas
de la laguna sopa las proteínas escondidas escondidas
y mueren como moscas 65 mueren por mil
un buzo tuvo que bajar al fondo para rescatar allí escondidas

-Mire señor aquí
Doctor: en medicina. En el primer año no debe faltarles nada
primer grado segundo grado tercer grado

-En el primer año es como construir un edificio hay que ponerle los cimientos
sopa
sopita
los cimientos con sopa los cimientos en
los cimientos la leche no la ven los cimientos la carne no la ven
los cimientos: es como construir un edificio
malamente
se derrumba
los niños mueren como moscas en la laguna sopa aguas podridas 65
por mil se derrumban edificios construidos con proteínas
no las ven con dis-trofia dis-lexia malamente malamente
malamente malamente malamente malamente malamente mala mente
mala mente:
en el borde la basura las proteínas escondidas jugando a

-El buzo tuvo que descender hasta la afasia
dificultades para

dis
dis
para rescatar las proteínas escondidas en la laguna de aguas

el buzo se especializó en: doctor Fort-de France 1925
los niños segregados los cadáveres como moscas
más tarde en psiquiatría
los cadáveres de los chicos malamente

mala mente
mala mente

65 por 1000 no rescatados jugando a ver las proteínas
de la carne no la ven de la leche distintas no la ven
en la laguna de aguas
sopa sopita
en la laguna de aguas el buzo Fort-de France
los cimientos del buzo Fort-de France 1925 rescatando moscas sin
proteínas
estas cosas hay que decirlas
el grito salió de mi vida de la laguna sopa podridas el grito
salió hace bastante de mí
Nacido en 1925.

-La distrofia puede ser de primer grado de segundo grado de tercer grado

de cuarto grado de quinto grado de sexto grado de séptimo grado

de octavo grado de noveno grado de décimo grado
malamente
dislexia

-La dislexia es una afasia (dificultades para la lectura)
estos niños se sienten segregados rechazados tienen problemas
de estas cosas hay que decirlas problemas de estas cosas:
problemas para la la

-El 65 por 1000
problemas sopa sopita el el
más tarde en psiquiatría
dificultades hace tiempo podridas hace bastante 1000 es cosa
de agarrarse con borde de basuras estos chicos tienen problemas
para la la
leche no la ven
carne no la ven
malamente

-Es un desorden de la nutrición sistematizado o localizado
en la laguna de aguas las proteínas son distintas con bordes
desnutridos es cosa de agarrarse
los chicos mueren como moscas
los chicos mueren como moscas
en el primer año es como construir un Fort-de France en el primer
año los cimientos para la lectura jugando a ver

-Mire señor esta mujer dio a luz aquí sola dificultades problemas
con el cordón umbilical para cortarlo no había nadie en desorden
el grito salió

sopa
sopita

dio a luz aquí
distrofia

el grito salió no había nadie para cortar el cordón malamente
no había.

Dificultades para la
las proteínas de la carne de la leche escondidas
para el
cordón umbilical escondido esta mujer mire señor problemas para
agarrarse la cabeza estas cosas el grito salió para no gritar
sino decir
no había nadie
esta mujer aquí dio a luz con borde de basuras
malamente mala mente
más tarde especializado en psiquiatría
sistematizado
el cordón umbilical el buzo con el cordón tuvo que descender
hasta el fondo de la laguna de aguas localizado jugando a ver los
cimientos
buzo Fort-de France
doctor Fort-de France
descender hasta el fondo de la la:
primer grado
segundo grado
tercer grado
cuarto grado
quinto grado
sexto grado
séptimo grado
octavo grado
noveno grado
décimo grado

mueren como moscas: 65 por 1000
dio a luz 1925 en Fort-de France las proteínas escondidas en el cordón
umbilical nadie umbilical para cortar
umbilical
los niños juegan con el cordón dificultades problemas de estas cosas:

-Hay una zona de no-ser ellos se sienten segregados una región
extraordinariamente estéril y árida: Fort-de France.
la carne no es
la leche no es
las proteínas no-ser
la sopa sopita extraordinariamente estéril y árida

-Mire señor aquí
la zona esta mujer para no gritar sino decir dio a luz afasia dio a luz dislexia dificultades dio a luz
dislexia dio a luz cordón dio a luz primer grado segundo grado
tercer grado cuarto grado quinto grado sexto grado séptimo grado
octavo grado noveno grado décimo grado
dio a luz dio a luz la leche no la ven la carne no la ven
dio malamente dio a la luz no-ser dio a luz
extraordinariamente

-Hay una zona del no-ser esencialmente calva a cuyo término. Doctor
1925
65 por 1000
las moscas mueren como chicos
las moscas mueren como chicos

-Esta mujer los dos últimos meses tuvo un embarazo brutal.
estas cosas hay que decirlas
a cuyo término.

 

foto-cine-yo

Publicado en Nuestra Letra. el 20 de Junio, 2010, 22:33 por Nati Massei

Plano velado

Por la rendija de la puerta entreabierta, se perciben sombras imprecisas. Afuera, la luz es más intensa y ejerce un efecto de ocultamiento sobre lo que sucede en el interior de la habitación apenas iluminada. El campo visual del observador se reduce a una línea vertical de quince centímetros de ancho. Ella y él aparecen de manera intermitente y parcial: un brazo, un perfil, medio cuerpo, una mano que aprieta un antebrazo. Los objetos son más difíciles de identificar. Algo que ha sido lanzado por el aire atraviesa el espacio visible. Podría ser un zapato, una cartera. Las voces son también discontinuas: gritos y susurros se alternan.     

[Relato fotográfico]

Irreversible

Ella se zambulle en el bolso, mete un sweater, un manojo de bombachas. Él le desvía el brazo con violencia. Varias prendas caen al piso.

- ¿Dónde carajo vas?

- Hablá más bajo, Lucas duerme.

Pide perdón, pero ella no lo escucha, recoge la ropa del suelo y la guarda en el bolso. Él se acerca y la abraza por la espalda, la rodea y apoya la cabeza sobre su hombro. Siente su perfume. Pide perdón otra vez. Ella no se detiene. Él la arroja sobre la cama. Pretende besarla en la boca, pero ella lo esquiva. Él le besa el cuello con ternura. Le acaricia las caderas. Ella no cede. Lo aleja con fuerza. Se tira al piso y se incorpora en un solo movimiento.

- Dejame ir.

- Hablemos, por favor.

Cierra el bolso y se dirige a la puerta. Él la detiene y le arranca el bolso de las manos.

-¿Adónde vas a ir con este bolso de mierda?

Ella retrocede y toma el velador encendido.

-¿Qué vas a hacer con eso? No me hagás reír.

El mango de hierro del aparato le quema un poco la palma de la mano, lo aprieta más fuerte. Él se acerca. Ella lanza un golpe al aire como previniéndole que no siga. Él avanza. Un haz de luz dibuja una trayectoria efímera entre los dos cuerpos y de repente la habitación queda completamente a oscuras. Se oye un golpe contundente y luego otro: un cuerpo que se desploma sobre el piso. Silencio y tropiezos. Él sale de la habitación y cierra la puerta.

- Lucas… ¿qué hacés acá? Andá a cambiarte que se hace tarde para el cole.

[Relato cinematográfico]

Secuela

El día que murió mamá le reventé un ojo al chueco Pereyra. Aún no sabía que ella había muerto. Me lo dijeron a la tarde, cuando llegué de la escuela. Si le hubiera reventado los dos ojos quizás le habría hecho un favor. Hay cosas que mejor no verlas. Pero fue un arrebato, no pude calcular las consecuencias. Él me venía jorobando desde hacía varios días. Le clavé un lápiz en medio del iris. No sé de dónde saqué la fuerza. Gritaba como un condenado. Y sangraba muchísimo. Lo dejé medio ciego con un sin fin de cirugías, post-operatorios, tratamientos de por vida; el esfuerzo y la esperanza de mantener sano el ojo que todavía servía. Le cagué la vida. Pobre Pereyra.

También fue ese el día en que vi por última vez a mi padre. Esa mañana él y mamá habían peleado. Yo presencié parcialmente la discusión a través de la puerta entreabierta. Todo terminó con un apagón y un golpe sin eco que aún hoy retumba dentro de mí. Luego mi padre salió de la habitación con el rostro desfigurado y cerró la puerta de inmediato. Me preparó el desayuno y me llevó al colegio. Nos despedimos como siempre.     

[Relato autobiográfico]

Natalia Massei

tarea 3 estilos

Publicado en Nuestra Letra. el 20 de Junio, 2010, 20:14 por Tin

ULTRAVIOLETA

 

I.

Su cuerpo es una circunferencia, comparable con la de un contorsionista en acción. Se lo ve vivo, ágil como un jaguareté suspendido en el aire.  Su mano derecha está ceñida al pecho. El brazo, acurrucado sobre las costillas. El otro, indomable y hacia atrás, la mano izquierda apenas abierta. El torso flexible y sus piernas proyectadas como un trueno, ambas  apuntando en dirección contraria, repelidas una con la otra. El pelo revuelto, avivado por el viento. La frente en alto, la boca abierta y la nariz apuntando afilada hacia adelante, como queriendo cortar el espacio justo por la mitad. La musculatura de su rostro algo tensa. Los ojos indescifrables. Detrás los autos, la ciudad, la calle, el día y el cielo, pomposo, negruzco, ahogado por el agua. El tráfico, las luces, los autos a favor de la marea, temibles como fieras, todo en alto contraste. Más al fondo la sombra, lo que no se puede ver, lo que no se quiere ver o mostrar. Y más acá otra vez él, en primera plana, rodeado por la lluvia que todo lo desdibuja. Las gotas, talladas como cristales a punto de estallar sobre la superficie. Finalmente la luz, el flash que captura ese universo y el olor a humedad.

 

 

II.

 

Está apurado y no lo disimula. Mira el reloj prendido a su muñeca, respira hondo y toma vuelo. Al principio corre como puede, evita los charcos, las baldosas rotas, la lluvia que se atasca en la protuberancia de los techos y balcones, el agua que, en días como este, baña hasta el que sale con paraguas. Un rato después, acorta el paso, se lo ve agitado, algo tenso. No muy lejos, casi a una cuadra y media, ve una mancha, una sombra. Avanza por la vereda contraria y luego cruza. Él repite lo mismo como para no encontrársela. Asustado, la mira por el rabillo del ojo y con la boca abierta. Los labios partidos, el cuerpo endurecido por el frío o quizá por el miedo. Las nubes desahogan  todo el mar que llevan dentro y el cielo se torna más oscuro. El viento empuja a los cuerpos, como queriendo llevarlos para un mismo lado. Alerta a los perros, ahuyenta a los autos y esculpe la piedra. Todo indica que se van a encontrar, él y la sombra se van a chocar, están a punto de, pero no. Él aviva el paso y corre, esta vez en dirección contraria como desafiando al viento y a la lluvia que son una misma cosa y que golpean en la cara, persistentes. Su cuerpo abandona toda voluntad, él simplemente corre.

 

 

III.

 

Si tuviera tiempo no llegaría tan tarde, pero el tiempo no me sobra. A veces lo malgasto, sí, lo estiro como un chicle, parece inagotable, mantecosamente dócil. Finalmente se corta y uno se queda en pelotas otra vez, atrasado hasta el infierno, inmerso en un caos lleno de culpa y sermones. La cuestión no mejora si llueve y si uno está apurado y va por la calle y los autos te pasan por al lado cuando querés cruzar. Los días de lluvia, como hoy, son un llamamiento a la pereza y a la contracción de los músculos del  cuerpo, pero por sobre todas las cosas, al dilatamiento del cerebro y del espacio. Uno corre, alimentado apenas por el impulso de moverse hacia adelante para llegar a tiempo, pero con la cabeza en otro lado y los recuerdos, que vuelven por un instante, alumbrados una milésima de segundo, y que otra vez olvido. ¡Pero qué manga de neandertales que somos! ¿Por qué es tan difícil acordárselos? ¿Por qué tienen que borrarse tan rápido? Las huellas en la arena, por ejemplo, duran los mismo que los recuerdos, duran lo que dura un castillo hasta que sube la marea. Si viviera en Júpiter, según Discovery Channel, todo sería más fácil, el día me rendiría cuatro veces lo que aquí me rinde, todos quedaríamos contentos y no tendría que correr, aún si lloviera igual que ahora, ni esquivar charcos o baldosas rotas. Eso antes que nada, no tendría que correr, ni evitar chocarme al que viene por la vereda contraria, cubierto bajo la sombra de un paraguas negro, como en este momento. Si tuviera tiempo y pudiera teletransportarme, sólo entonces correría más lento, pero eso aún es imposible. Tengo que correr, aunque parezca un loco fuera de sí, aunque me griten “¡Corre Forest, corre!”, tengo que correr, aunque el cuerpo se me desprenda y el corazón me explote, aunque la carne y el espíritu se transformen en dos cosas distintas, aunque me sienta tan lejos de este envoltorio que soy yo.

                                                                  Tin Roig – 15/06/10

Feliz Día...

Publicado en homenaje el 20 de Junio, 2010, 11:19 por MScalona

           

CARBÓN 
                

                         





Veo un río veloz brillar como un cuchillo, partir
mi Lebu en dos mitades de fragancia, lo escucho,
lo huelo, lo acaricio, lo recorro en un beso de niño como entonces,
cuando el viento y la lluvia me mecían, lo siento
como una arteria más entre mis sienes y mi almohada.
Es él. Está lloviendo.
Es él. Mi padre viene mojado. Es un olor
a caballo mojado. Es Juan Antonio
Rojas sobre un caballo atravesando un río.
No hay novedad. La noche torrencial se derrumba
como mina inundada, y un rayo la estremece.
Madre, ya va a llegar: abramos el portón,
dame esa luz, yo quiero recibirlo
antes que mis hermanos. Déjame que le lleve un buen vaso de vino
para que se reponga, y me estreche en un beso,
y me clave las púas de su barba.
Ahí viene el hombre, ahí viene
embarrado, enrabiado contra la desventura, furioso
contra la explotación, muerto de hambre, allí viene
debajo de su poncho de Castilla.
Ah, minero inmortal, ésta es tu casa
de roble, que tú mismo construiste. Adelante:
te he venido a esperar, yo soy el séptimo
de tus hijos. No importa
que hayan pasado tantas estrellas por el cielo de estos años,
que hayamos enterrado a tu mujer en un terrible agosto,
porque tú y ella estáis multiplicados. No
importa que la noche nos haya sido negra
por igual a los dos.
—Pasa, no estés ahí
mirándome, sin verme, debajo de la lluvia.


             

                       

Gonzalo Rojas 


                     

                   





Poeta chileno nacido en Lebú, Arauco,Chile, en 1917.
Estudió Derecho y Literatura en el Instituto Pedagógico de la Universidad de Chile. Fue profesor de Estética Literaria y Jefe del Departamento de Castellano en la Universidad de Concepción. Ejerció ladocencia en Utah, EE.UU., Alemania y Venezuela. Organizó a partir de 1958 los famosos Congresosde Escritores en Concepción, reuniendo lo más selecto de la literatura latinoamericana. Fue diplomático en China y Cuba. Perteneció al grupo surrealista reunido en torno a la Revista Mandrágora, 1938 - 1943.Ha recibido numerosos premios internacionales entre los que se cuentan: Premio Sociedadde Escritores de Chile por «Poesía Inédita» 1946, Premio Reina Sofía de poesía de España,Premio Octavio Paz de México y José Hernández de Argentina, además del Premio Nacional de Literatura de Chile en 1992 y del Premio Cervantes de Literatura 2003.

SARAMAGO -3-

Publicado en homenaje el 19 de Junio, 2010, 11:46 por Colo Parma


Acabo de enterarme de la muerte de Saramago, y no puedo evitar decir que estoy triste; sí, francamente melancólico en el verdadero sentido de la palabra. He leído bastante su obra y la verdad siento que se me va casi un amigo, algunas cuestiones aparentemente triviales o banales que relataba hacía que te sintieras un compañero, un confidente de él y que murieras de ganas de tomarte un café de 2 horas disfrutándolo. Evidentemente se fue un grande, aprovecho a enviarles algo que escribí, en relación a él, a propósito de un trabajo que nos planteó Marcelo y que fue escrito hace muy poco, no sé, casi como un presagio.
No les va a tomar mucho tiempo leerlo, si tienen ganas, lo siento como un personal y humilde homenaje que le dedico.
Un abrazo a todos
Colo


SARAMAGO -2-

Publicado en homenaje el 19 de Junio, 2010, 11:37 por Colo Parma

Duplicado,

ciego,  pero lúcido:

Cuando tomo conciencia (¿conciencia?) de que mi gata se llama Zelomi, y que es el nombre de la criada que ayudó a María a dar a luz a Cristo, según "El Evangelio según Jesucristo" de Saramago, caigo en la cuenta de que en aquel momento debo haber estado  turbado.

Si bien se trata de un nombre bíblico que en realidad existió, bueno... si es que existió María, o más bien si es que alguna vez se haya podido dar a luz sin perder la virginidad, sin derramar una gota de sangre, Zelomi sorprende y hasta asusta mucho, en general. Ella fue protagonista de todo aquello y gran sorpresa se llevó al poderlo comprobar.

Tal era mi estado  en aquel entonces,  pero el tiempo ha pasado y necesariamente se transforman algunas cosas. Igual mi gata parece una gata  muy normal. Estoy convencido de que el personaje me pareció muy noble y tierno y que el susto debe haber venido prendido de alguna otra parte.

O yo no veo muy bien o las cosas son distintas a como las veo.

No sé porqué uno tiene pretendidos arranques de singularidad y sueña con ser impar, único e irrepetible, ¡que herejía!

Cuando Tertuliano Máximo Alfonso, gris profesor de historia, se topó con su duplicado en una película de doble poder de hastío, se excitó pensando que su estéril y aburrida vida podría cambiar.

Creo que esa misma sensación de desasosiego y angustia es la que siento, a veces, a menudo, confundido entre máquinas y objetos que rutilan construidos para enceguecernos.

Seguramente es un común problema de identidad; sentirme amenazado por la cotidianeidad de lo suntuario.

Ya el abordaje de "El doble" por Dostoievski planteaba el mismo discurso, pero ahora a mí se me viene a la mente la clonación como un espantoso presagio, ahora posible, impensable en aquellos tiempos.

Y a ésta, mi propia desesperación de hombre postmoderno, someto mi escasa talla que está inconfundiblemente  superada por el ingenio creativo de quien busca en su doble los rasgos que lo harían único e irrepetible.

Dónde está esa delgada línea que  separa la vigilia del sueño, la locura de la lucidez. Para Tertuliano no parece haber límites pero el encuentro con su copia ha amenazado su identidad  y  es necesario ponerla a resguardo.

De esta manera se complica su investigación, pero comparto la idea de que la dificultad es un real estímulo para seguir y lograr el objetivo.

Cuál es el incentivo: el miedo a volver a ser sólo lo que es, o sea lo que soy, sin desplazamientos, con mi  inteligencia abotagada y el sentido común escurrido.

¿Es posible esa transmutación? Me observo, me miro los dedos, uno por uno, las cejas, no puedo evitar gesticular en un idioma distinto, Tertuliano está en Portugal, mi doble es francés.

¿Cómo se siente en francés? ¿cómo se quiere en francés?  je ne sais pas! Tertuliano y yo estamos al borde de un abismo, nuestra identidad amenazada, nuestra vida arrancada y nuestro doble escondido. No nos muestra su pelaje. ¿Se esconde por timidez o porque, en realidad, se avergüenza de su destino?. Es que su vida es más miserable todavía, más que las nuestras, ¡estamos perdidos! ¿Y ahora qué nos queda?

Jose Octaviano Gómez me brinda un escaparate, él es un no-vidente que esta dispuesto a contar todo lo que no ve, pero sabe.

Su historia es que es vecino del doble de Tertuliano y por tanto ha podido apreciar las características de este actor de pacotilla, una persona ágilmente intrascendente que no tiene más pretensiones que un dibujo animado.

No valdrá la pena la metamorfosis por tan poco, es que no ha sido reservado talento para que duplique a otro talento, la distribución es al azar y  lo que tocó es lo que tocó en suerte.

Me cuenta que el doble de Tertuliano tuvo que trabajar  durante años de extra  para poder ahora integrar un protagónico de una novela de mala muerte que compartirá con otra ilustre desconocida, una actriz de telenovela. Creyó creer que la ceguera blanca era una variante diáfana de la oscuridad de la que no creía haber podido salir nunca.  Me cuenta, que en parte, su percepción tiene que ver con esta celestial claridad que le vino con este cambio y con él la agudización de su inconciente que le permitió ejercer una aguda capacidad de observación.

Esta repentina lucidez colaboró en la observación de que el doble de Tertuliano no presentaba aptitud alguna que permitiera generar expectativas de una posible identificación.

Finalmente llego a la conclusión de que no es en mi doble donde encontraré algún cambio, no hay en ninguno de los dos ningún matiz que anuncie algo revelador. La prueba está en que hoy, que es el día en que he decidido someterlo a consideración, nadie ha venido a votar, esta bien que el tiempo esta muy inestable y no ha dejado de llover, pero nadie, nadie ha venido a votar…

Ricardo Parma

A propósito de Joyce

Publicado en General el 18 de Junio, 2010, 15:14 por sandra

En Finnegans Wake está la siguiente palabra invención:

BA/BA/BA/DAL/CHARAGH/TAKAM/MINAR/RONN/KONN/BRONN/

TONNERRONN/TUONN/THUN/TROVARR/HOUN/AWN/SKAWN/TOO/HOO/

HOORDENENTHURNUK

Separada por las barras para facilitar la lectura ( eso no es de Joyce) esta "palabra trueno" contiene los equivalentes en unos cuantos idiomas: Tonner -frances, alemán; Tuonn -italiano; thunn -inglés; trovarr protugués; awnska -sueco... etc. Aparece 12 veces la "A", 11 veces la "R", 11 veces la "N", 8 veces la "O"...  etc. Los sonidos que más aparecen son continuos, o sea pueden ser emitidos con la voz. Los discontinuos, los secundarios son abruptos (T,K,B).. es interesante también que la silibante S y la líquida L sólo aparezcan una vez cada una, obviamente no son muy útiles para expresar el trueno.

Algunas palabras contienen sonidos continuos o repetidos para sugerir un movimiento repetido, otras son cortas y punzantes, sugiriendo una acción repentina o detenida. Joyce tenía un don especial para el sonido. Por ejemplo para transmitir una sensación "implosiva" con una palabra que comience grandiosamente pero que se zambulla al final utilizó SPUCK en Retrato del Artista como un hombre joven para describir el agua que es absorbida por el sumidero del lavatorio.

Otros poetas que repararon especialmente en la "psicología del sonido" de las palabras:

Giuseppe Ungaretti, en su poema AMANECER, sólo escribió un verso: M`illumino d' immenso. Ninguna traducción lograría hacer justicia a la curva psicográfica sugerida por las palabras del original en italiano (sugiere algo así como una inmensa iluminación del espíritu a la luz matinal.)

Los dadaístas y los futuristas, y luego los poetas concretos han tratado que las palabras "aúllen" desde la página.

Hugo Ball (alrededor de 1916) escribió:

gadji beri bimba

giandridi laull ionni cadori

gadjama bim beri glassala

glandridi glassala tffm i zimrabim

blassa glassasa guffm i zimbrabim ...

O en el Fausto de Berlioz, el coro de demonios canta el siguiente texto sin sentido:

¡Has! irimiru Karabra

Tradi oun marexil firtru dinxè burrudixè

Fory my dinkorlitz

¡o merikariu! ¡O mevixè!

O los poemas de F. T. Marinetttti del libro Mots en libertè, en dónde se experimentó con efectos visuales, tratando de arrancar sus palabras-mensajes del silencioso bordado de la línea impresa.

MURIÓ SARAMAGO

Publicado en General el 18 de Junio, 2010, 13:42 por MScalona
Saramago había dejado su sello en el Congreso de la Lengua realizado en Rosario en 2004.

 

José Saramago -Portugal, 1923-2010-

" No es verdad. El viaje no termina jamás. Solo los viajeros terminan.

Y también ellos pueden subsistir en memoria, en recuerdo, en narración...

El objetivo de un viaje es sólo el inicio de otro. "

                       Viaje en Portugal, p. 7.-

Artículos anteriores en Junio del 2010

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-