"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




21 de Mayo, 2010


3 breves

Publicado en relatos el 21 de Mayo, 2010, 22:50 por N_Massei

Historia inconclusa

 

 

El primer libro que me fascinó nunca estuvo en mi biblioteca. Yo tendría nueve o diez años y algunas tardes, después de la escuela, solía ir a jugar a casa de mis amigas. Me gustaba, particularmente, visitar a Malena. Sus padres tenían tantos libros que había incluso una gran biblioteca en la habitación de mi compañera de colegio. Un libro de lomo ancho y encuadernado de cuero azul atraía mi atención. El título escrito en francés, idioma que conocía ya un poco, cautivaba mi curiosidad: Papillon. Cada vez que Malena me invitaba a su casa, yo aprovechaba para leer una parte de aquella novela, aguantando sus reproches hasta el momento en que, indignada por mi indiferencia, la niña me acusaba con su madre de revisar y toquetear sus libros en lugar de jugar con ella: al fin y al cabo, para eso estaba yo allí. Después de un tiempo, no me invitaron más, cosa que no lamenté mucho salvo porque nunca llegué a leer el final de aquella historia.

 

 

 

Pitufa

 

 

Recuerdo bien el día que trajeron a la Pitu. Estábamos merendando y, sin motivo aparente, mi mamá nos indicó que mirásemos para abajo. Allí estaba ella: una bolita de pelo negro enrollada sobre sí, debajo de la mesa de la cocina. Naturalmente, me asusté a pesar del entusiasmo de toda la familia. Era una cachorra de dos meses pero ya tenía el porte de un animal grandote, de contextura fuerte y ojos bonachones. Enseguida se ganó mi confianza, sin embargo, nunca me animé a cargarla.

Años más tarde, encontrándome yo muy lejos, me enteraba de la muerte de Pitufa por una carta de mamá simple y desgarradora como esos grandes dolores hundidos en lo cotidiano.

 

 

 

El hombre en la puerta

 

 

Esa mañana Julián había sido terminante: “Vos no me querés más”, le había dicho y había atravesado la puerta decidido a no volver. Su voz había retumbado en el vacío de varios meses, o quizás años -¿cómo contabilizarlos ahora?-  de distancia.

¿Pero había atravesado, realmente, esa puerta? Ella cree que no y por eso aún lo espera, aferrada a ese eco que no cesa.

 

Natalia Massei

más RELATO...

Publicado en relatos el 21 de Mayo, 2010, 9:37 por Juli-B

                                         LAROUSSE

 

 

 

La angustia la invadía en esos tiempos donde el viento giraba en rombos y las cosas que arrastraba en su aire no encausaban hacia ningún lado.

Necesitaba respuestas. Estaba confundida. Entonces fueron por el diccionario que anclaba en aquella biblioteca vieja que ya nadie visita y pocos admiran.

El libro de encuadernación ancestral era de un peso enorme. Lo abrió al medio y dejó correr las hojas hacia atrás, sosteniéndolas levemente con la yema de los dedos. Lo hizo a una velocidad que le permitiese leer las palabras situadas en la punta a la derecha del margen, donde los diccionarios acostumbran dejarlas como referencia.

- Concentrado, barrera, andén, amarra.

- Te pasaste, volvé!

 Volvió dos páginas atrás y ahí estaba.

- Amor. 

 

Clasificado en  tres definiciones.

- Sentimiento que une a las personas y por el que se les desea el bien.

No hizo falta que él dijera que esa definición no le aclaraba sus dudas, lo vio en su rostro.

Juntó sus labios y mientras cerraba sus ojos, elevó las cejas con resignación.

Entonces ella siguió leyendo.

- Gran afición y respeto: amor a la naturaleza.

- Persona amada.

Se miraron enmudecidos en compañía de un silencio abrumador.

Cerró el diccionario y el sonido de las hojas al chocarse les empolvó el rostro.

Todo transcurría por aquellas épocas en que Roberto Galán aún vivía, pero ya no conducía 'Yo me quiero casar y ¿usted?'. Para aquel entonces estaba con 'Si lo sabe, cante', pero ella nunca quiso cantar, tampoco sabía si alguna vez se iba a casar. Pero sí pretendía que la quisiera.

Y  él no la quería.

 

                                                                              Juli Bonicelli

 

 

 

Tarea -RELATO -1-

Publicado en relatos el 21 de Mayo, 2010, 9:23 por Sole_P

Infidelidad

 

 

Ana hizo un gesto, y él la miró de reojo disimuladamente tan perdido en su rostro angelical que olvidó que yo me encontraba junto a ellos en la mesa para cuatro. Hice una pausa en el último bocado del postre, apreciando la valentía de aquellos dos indignos, para continuar sorprendiéndome mientras detallaba cada movimiento de sus labios. El marido de mi amiga no interrumpía su ceremonia y no se percataba como yo, de lo predecibles que eran esos dos descarados. Allí lo confirmé. Sonreían a dúo y yo no me interponía entre el jolgorio. Me sentí derrocada. Lo único que faltaba, era que me tomara de la mano, me propusiera matrimonio y me dijera que era la mujer de su vida. Regresé de la pausa que me había impuesto, y él ya casi terminaba la frase. Tal como si lo hubiese adivinado. Lo miré y sonreí también. Continué el bocadillo que había abandonado, deleitando a su vez la dulzura que provocaban las palabras de mi amiga y de mi novio.

                                                                                  Soledad Plasenzotti

 

 

Tarea RELATOS -1-

Publicado en relatos el 21 de Mayo, 2010, 9:20 por G_Rapelli

SENTIDOS

Se celebraba la elección del Dr. Iribarren como senador por el partido conservador. Una reunión, como tantas otras, con esa formalidad de etiqueta y buen vino, música suave y sonrisas fingidas.

Ella, sentada en un gran sillón blanco, se abstraía de los halagos de triunfo, inmersa en sus sentidos. La música de fondo hacia mover su pie con un ritmo suave, casi imperceptible, lentamente se acercaba la copa de vinoaromas a mermelada de cerezas negras y notas de tabaco y vainilla rozaba el cristal frio con sus labios tibios, un trago delicado, un largo rato degustando el vino… Sucroso, redondo y equilibrado... Cada sentido captaba las cosas aisladamente, cada uno a su tiempo conjugándose en una armonía perfecta… Con un final largo meloso suave. Pero sus ojos… sus ojos recorrían el lugar, miraban a su alrededor pero sin ver… hasta que alguien bruscamente los detuvo. Ahí estaba él, jugando como ella, acariciando la copa de vino, cerrando los ojos y perdiéndose en las notas de un viejo vals. Ahí estaba él con su saco increíblemente blanco, casi confundiéndose con el sillón. Demasiado joven. Casi un chico. Se lo imagino tan elegante y correcto, con un dejo de rebeldía escondida detrás de sus ojos verde ingles… Un corte genérico, resultado de la justa unión de cepas, joven, envasado en el año de su elaboración.

Una suerte de encuentro inesperado en mitad del hall que unía las habitaciones con el living. Un cerrarle los ojos y jugar otra vez con sus sentidos. Acercó su cara a la de él. Aroma muy intenso a frutos rojos, como ciruelas, cerezas y frutillas, acompañados con vainillas, chocolate y tabaco El silencio cómplice los protegía detrás del gran vitreaux. Se acerco más, rozando lentamente los labios con los suyos en una caricia infinita, en un jugueteo sensual que le obligaba a mantener los ojos cerrados, degustándolo lentamente… sabor fresco frutado y suave, de gran elegancia y armoniosa estructura Un calor intenso empañaba los cristales. Un encuentro de rebeldías escondidas. Un destiempo que hacia mágico el momento. Él, apenas una flor. Ella con muchos otoños bajo la piel… La fruta fresca característica de la variedad, complementándose con el envejecimiento en madera… Un instante mágico.

 – Levantemos las copas! Un brindis por el Senador Iribarren!

Abriendo los ojos asustada, lo buscó. Una complicidad de miradas detrás de una copa. El Cabernet aportando el cuerpo y la estructura y el Malbec sus taninos suaves y dulces, pero fundamentalmente mucha fruta.

                                                                       Gabi  Rapelli

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-