"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




11 de Mayo, 2010


hablando de figuras barthianas

Publicado en Ensayo el 11 de Mayo, 2010, 20:21 por MScalona

ACERCA DE

"LOS DETECTIVES SALVAJES"

Terminar una novela conlleva algunos, no muchos, placeres, y uno de éstos es empezar a olvidarse de ella, recordarla como ensueño o una pesadilla que se va desdibujando, y que nos permite enfrentar nuevos libros, nuevos días, sin el lastre de aquello que con toda probabilidad pudimos haber hecho mejor y no hicimos. Kafka, que es el mejor escritor de este siglo, tenía razón cuando pidió a su amigo que quemara toda su obra. El encargado se lo hizo a Brod, por un lado, y también se lo hizo a Dora, su amiga. Brod era escritor y no cumplió la promesa dada a Kafka. Dora era más bien iletrada, y posiblemente quería a Kafka más que Brod, y se supone que realizó al pie de la letra el pedido de su amante. Todos los escritores, sobre todo en ese día-llanura que es el día después o lo que nosotros, vanamente, creemos al día después, tenemos en nuestro interior dos demonios o querubines llamados Brod y Dora. Siempre uno es más grande que otro. Generalmente Brod es más grande o más potente que Dora. En mi caso no. Dora  es bastante más grande que Brod y Dora consigue que olvide lo que he escrito para que me dedique a escribir algo nuevo, sin retortijones de vergüenza o arrepentimiento. Así que Los detectives salvajes están más o menos olvidados. Apenas puedo aventurar unas pocas consideraciones acerca de ella. Por un lado creo ver en esta novela una lectura, una más de las tantas que se han hecho en la estela del Huckleberry Finn de Mark Twain; el Mississippi de Los detectives es el flujo de voces de la segunda parte de la novela. También es la trascripción, más o menos fiel, de un segmento de la vida del poeta mexicano Mario Santiago, de quien tuve la dicha de ser su amigo. En este sentido la novela intenta reflejar una cierta derrota generacional y también la felicidad de una generación, felicidad que en ocasiones fue el valor y los límites del valor. Decir que estoy en deuda permanente con la obra de Borges y Cortázar es una obviedad. Creo que mi novela tiene casi tantas lecturas como voces hay en ella. Se puede leer como una agonía. También se puede leer como un juego.   

Roberto   Bolaño

Entre Paréntesis, p.326-7

A propósito de "Los idiotas"

Publicado en De Otros. el 11 de Mayo, 2010, 16:36 por fer_artana

La peli que vimos ayer me hizo acordar a algo que leí por la web del escritor Hakim Bey. No sé si está muy relacionado con la peli, pero este escritor propone un Terrorismo Poético que suena tentador:

 

- Allanar moradas pero en vez de robar, dejar algún objeto artístico.
- Bailes inverosímiles en cajeros automáticos.
- Dejar extrañas obras de arte en los parques naturales.
- Secuestrar a alguien y hacerlo feliz, darle unos días de super lujo.
- Mentir a alguien de vida gris diciéndole que se ganó algo insólito e inútil (un elefante de circo, un orfanato en Bombay, una colección de manuscritos alquímicos... creerá en algo extraordinario que lo conducirá a buscar una forma más intensa de existencia.
- Ir desnudo como un signo.
- Armar huelgas en lugares de trabajo por no satisfacer las demandas de indolencia y belleza espiritual.
- Dejar fotocopias de obras de arte en los parabrisas... pintar las bancas del parque... mandar cartas anónimas que alegren el corazón.
- Música a todo volumen a la entrada de la iglesia.

 El Terrorismo poético representa la conciencia de una vida bella. No se debe hacer para otros artistas, sino para la gente que está en Babia, o algo que los niños puedan recordar. No debe incluir política, ni discusiones... Incluye el vandalismo en lo que debe ser desfigurado y vuelto a pintar.

 "La reacción o el choque estético provocados por el TP en la audiencia han de ser al menos tan intensos como la agitación propia del terror -asco penetrante, excitación sexual, asombro supersticioso, angustia dadaesca, una ruptura intuitiva repentina- no importa si el TP va dirigido a una sola o a muchas personas, no importa si va "firmado" o es anónimo, si no transforma la vida de alguien (aparte de la del artista) es que no funciona.

 Vístete. Disfrázate. Deja un nombre falso. Sé legendario. El mejor TP está contra la ley, pero que no te pillen. Arte como crimen; crimen como arte."

esta noche

Publicado en Sugerencias. el 11 de Mayo, 2010, 15:57 por MScalona

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-