"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




14 de Abril, 2010


Otro de la Foto

Publicado en Nuestra Letra. el 14 de Abril, 2010, 13:42 por J_Toscano

 Mis sentidos se agudizan,  siento  el correr eufórico, el rodar de la pelota, a través de la vibración que me devuelve la tierra. El corazón bombea la sangre en esos cuerpos ágiles  que vienen hacia mí como si fuera su meta (lo cual soy); la sangre alborotada pareciera a punto de  salpicarme, el calor en mis extremidades es inminente; la adrenalina hace de las suyas en este cuerpo lisiado y me pone en alerta. Acomodo mis lentes y me concentro analizando cada milímetro que recorre la pelota, cada movimiento de los jugadores: no puedo fallar, no esta vez. Le hablo a mi cuerpo  harto de que no me crea, ya te acepté repito encolerizado, no hay tiempo para ver si responde, faltan pocos segundos, mis rivales me golpean con su aliento agitado, Tomás frena la pelota y la acomoda, su figura como un arco de flecha se arquea y dispara.

 

         Aplausos, gritos, gente corriendo hacia mí  para abrazarme, un coro de voces felicitándome, desconcertado ante tanta alegría, espío  a través de agujeros limitados por torsos y a varios  metros de mí, la pelota sin victoria y mis muletas ya cubiertas de recuerdos y polvo.

 

 

                                                         Jimena Toscano,    Jueves

 

 

Tarea 4 - La Foto

Publicado en Nuestra Letra. el 14 de Abril, 2010, 12:23 por J_V_García
aradura by you.

a) Cumpleaños de  J

 J quien naciera el 11 de Abril del 2002 hoy festeja su cumpleaños número  8  y se lo ve casi recuperado y en compañía de sus amigos. Cabe recordar que J tuvo un muy traumático y difícil nacimiento y desde entonces ha transitado por numerosas operaciones  de caderas las que impidieron su movilización por años. Por negligencia del obstetra de su madre  por no recurrir a una inmediata cesárea J nace días después de la fecha prevista y en parto normal. Debido a su mala ubicación fetal y por forcejeo del médico  se  fracturan sus dos caderas dejándolo postrado desde entonces. Hoy felizmente y después de 12 consecutivas operaciones J esta casi recuperado y ya juega con sus compañeros de escuela,  planeando, poder en poco tiempo más, participar en distintas actividades deportivas de la institución. J es un ejemplo para muchos niños y adultos por su tenacidad para vencer el dolor, capacidad de lucha y valor.

4- b) J

Mi nombre es J, sé que tengo otro pero no importa, todos me llaman J y hasta algunos "pobrecito", pero no… no… ese no es uno más de mis nombres propios, no sé por qué me llaman así. Hoy es mi cumpleaños. No recuerdo muchas cosas últimas, pero sí recuerdo con total exactitud el momento en que nací. 

Mi madre me agarraba, sí, me agarraba fuertemente y a la vez gritaba mirando hacia donde yo estaba. Podía sentir sus manos. A través de su piel podía percibir su primavera personal aunque desesperada. Quería consolarla, claro, en muestra de agradecimiento por estos meses de gestación, pero no, no podía. ¿Qué podía hacer? Solo me acomodé, me mantuve quieto y esperé. Aunque lentamente, y solo digo lentamente, comencé a sentir una sensación de vacío. Ese vacío que solo la ausencia o la falta de algo te lo puede dar. Hacía frio y estaba húmedo. De repente, un tirón, un impulso o algo así. No puedo describirlo, perdón… aunque pude sentir que me partió las venas desde antes de nacer, pero no hice nada. ¡Juro que no hice nada! Tal vez solo me entregué a los días de lluvias y cenizas que mantuve durante años.

Jorge Victorino García

Tarea -3- Resonancia Literaria de una Anécdota Personal

Publicado en Nuestra Letra. el 14 de Abril, 2010, 11:53 por J_García

Era 1996 y  vivía en Dublín. Era un día de lluvia y de mucho viento, bueno… como son la mayoría de los días en esa isla. El tiempo es el tema de conversación de los irlandeses, no sé si les preocupa realmente o tal vez lo hacen porque no tengan otra cosa de que hablar. Estaba muy mojado y tenía mucho frio, no conocía aún la ciudad muy bien pero recuerdo que tan pronto como crucé el Ha"penny Bridge pude ver sobre una esquina una casa muy colorida con unas escrituras en su fachada; ansioso por tomar algo caliente entré.

El lugar estaba bastante silencioso y casi a oscuras. El día era muy gris, denso,  tal es así que hasta me impedía  ver si lo que estaba haciendo era lo que realmente debía hacer. Debía o podía …? Necesitaba un poco más de luz y caminé hacia una de las mesas cercanas a la ventana para sentarme.  

En el interior había solo un par de personas (solas, muy quietas todas, algunas fumando, otras mirando no se qué o hacia donde), lo que me permitía sentarme donde quisiera, pero ese era el problema, no podía elegir dónde… Primero uno, después otro, hasta que finalmente me acomodé en una mesa. Extrañamente era el sitio más oscuro del lugar, podía vagamente ver el resto pero ellos no podían verme a mí. Frente a mí, un espejo, quieto, grande, viejo, silencioso, esperanzado; la imagen reflejada era la misma que yo podía ver, la ventana, la gente, las mesas, las sillas, un mozo dando vueltas (creo que limpiando pero no sirviendo), el humo y el silencio, mucho silencio, miré hacia mi lugar en el espejo y no, tampoco podía verme.  Recuerdo que saqué una foto con el ánimo de retener ese sitio, pero nada, no salió nada, solo un cuadrado negro.

Esperé y pedí un café, me miraron raro como si hubiera pedido la peor de las bebidas alcohólicas. Bueno,  tal vez eso debería haber pedido y quizás hubiera podido haber evitado esa mirada. Lo probé, estos irlandeses no saben preparar un café (lo primero que pensé), de todas maneras lo tomé aunque el sabor a nada quedó  en mi boca. El viento continuó y los días oscuros también.

Pasaron un par de años, no recuerdo con exactitud si dos o tres, pero una tarde saliendo de Trinity College de una de mis clases y nuevamente cruzando el Ha"penny Bridge el viento me encontró incitando mi  deseo por un café. Accidentalmente entre al mismo pub y automáticamente me dirigí a la misma mesa de aquel día como si hubiera concurrido a él a diario. Me senté.  Entonces me di cuenta que estaba todo muy alumbrado. Esclarecido. Todos los focos encendidos. Pasó el rato y no lo reconocí. Pero aun ahí estaba. Mirándome. Reflejando todo lo que acontecía a mí alrededor. Aún quieto, grande, silencioso y esperanzado pero un poco más viejo. Lo miré y recordé una de las frases de Oscar Wilde "Discúlpeme, no le había reconocido… he cambiado mucho".

                                                                     JORGE  GARCÍA,  1º Jueves

Tarea -4-

Publicado en Nuestra Letra. el 14 de Abril, 2010, 10:19 por G_Rapelli

aradura by you.

DESAFIO

             

         

-         ¿Creés que alguna vez pueda volver a caminar solito, sin muletas?

-         No sé. Me da mucha pena verlo así… pero hay que estar agradecido, se salvó de milagro, quién hubiera dicho …

Fue la primera vez que Juan era noticia en la tele, desafortunado comienzo. Víctima de un accidente domestico, Juan quedó preso entre un par de muletas que lo ayudaban a caminar. Fue un episodio confuso, un descuido con un final que suponen podría haber sido peor.

Pero su vida dio un vuelco en un segundo. Sabiendo la crueldad que esconden los chicos a su edad, Juan sufría en silencio. Se alejó de la realidad presenciándola como un espectador de una película que nunca eligió.

-         Ahí vienen, me persiguen, tengo que pensar cada movimiento.

Sentía el viento en la cara que lo despeinaba, las piernas se le salían del cuerpo en un impulso inconsciente que lo empujaba, se agitaba en una mezcla de nervios y cansancio. Perseguido por el ejército enemigo tenía que ser rápido, cuidarse de cada movimiento para no caerse y ver como otro ocupaba su lugar y se alejaba, adueñándose de la alegría que tenía guardada, que explotaba queriendo salir en un solo grito. Mientras corría pensaba en alguna estrategia que asegure la admiración de sus hombres. Que lo cargue de vanidad frente a los halagos de quien admira a un verdadero héroe. Era una lucha cuerpo a cuerpo, sin armas, con una sola finalidad. Tenía que cumplir las expectativas de un rey inexistente que había confiado en ellos, los había preparado para ese momento, confiando en que la inteligencia es más fuerte que la fuerza misma. Tenía que dar todo, pensar en un segundo todo lo aprendido, todo lo vivido en batallas anteriores. Estaba al mando por unos minutos, organizando su propio ejército, viendo como cada uno desempeñaba el papel que le había tocado en una misión completamente organizada.

-         Tienen que estar en el lugar exacto, a la hora acordada, esperando mi señal. Todos en su posición.

Se repetía mentalmente, mientras corría.

Sentía cómo otra vez, sus piernas eran suyas, respondían a cada orden, a cada pedido. Se veía corriendo en un espejo. Inmóvil. Sabiendo que la imagen lo miraba, se acercaba, lo iba a empujar si era necesario. Pero él seguía ahí, disfrutando el viento en la cara que lo despeinaba, las piernas que se le salían del cuerpo, la agitación mezcla de nervios y cansancio.

-         Que haces Juan? Te vas a caer! Salí de ahí, deja a los chicos jugar tranquilos …

                                                           

                                                           

                                              GABRIELA  RAPELLI

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-