"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




10 de Abril, 2010


el martes, OCULTOS de 2º ...

Publicado en Sugerencias. el 10 de Abril, 2010, 18:12 por MScalona

Tarea -1- "el taller" - TIN ROIG

Publicado en Nuestra Letra. el 10 de Abril, 2010, 15:13 por Agustín_Roig
photo_26 by you.


La señora que limpia

Mi patrón es hombre de palabra. Usté le pide franco y se lo da. Son los años, vió? Hace ocho años que le limpio la casa. ¡Y paga la tarjeta pal coletivo! Un tesoro!... y la casa? La casa hermosa. Hermosa la casa, hermosa. Toda llena de cuadros con marcos dorados, llena de libros…Porque el señor es artista, es  escritorrr.... Para mi cumpleaños me regaló un libro suyo, dice que no le gusta regalar libros dél, pero que lo llevara, que me iba a gustar. Me gusta el libro del señor, me gusta. El final no lo entendí, pero me da vergüenza preguntarle porqué loscribió así. Yo le limpio lunes, martes y jueves. Siempre llena de gente la casa. Llena de escritores. Me voy tarde. Hacen un chiquero… Le encuentro papeles de caramelo astabajo lo sillone. No les deja tocar los libros el señor, a mí sí porque tengo que limpiar. Algún día le van a robar. Hacen una ronda y el patrón lee sus poesías, sus cosas… y asta tienen recreo y todo los escritore, sí, sí, y yo limpio como des-gra-cia-da. El señor le sirve café con leche… con lo cara questá la leche. Yo al otro día lenjuago todo y cuando se va la gente esa, el señor me da la tarjeta y me voy.

Los intocables

"Ayer desperté y vi a mis libros

como a un millón de caras mirándome"

Un pie más allá y ya estoy adentro. La casa es amplia, pero no grande. La habitación, una pasarela de gente. Saludo con un gesto frío y me siento donde puedo. La profesión y el quehacer cotidiano no permiten besos ni abrazos, no todavía. "Hola qué tal", digo, igual que todos. No falta más nadie, pero el aire huele a desierto. En un rincón, el único oasis, nos refleja las caras.

El profesor, sentado a la orilla de un banco improvisado, dice que analicemos las dos carillas del cuento que nos reparte. Es un texto largo, de varias páginas. Lo archivo para más luego y lo escucho hablar, incansable como un caballo negro de carreras. Trato de seguirlo, pero prefiero sus libros, asomados a una repisa, geométricos y amorfos a la vez. Tienen vida propia, los oigo. Hilvanan palabras, murmuran historias. Cada solapa se convierte en pasadizo y entonces quedo atrapado, lejos del desierto, rodeado entre miles de figuras que corren, se detienen y me toman del antebrazo para preguntarme si sé dónde vive un tal Escalera. Discuten la verdad, mi verdad, y maldicen a su dios creador por haber mezclado la numeración de las calles. Allí la identidad se desvanece, el viento ahonda la tierra y el agua destiñe la tinta. Lo sé, los libros son almas complejas, los libros saben a multitud.

Tin Roig – 02/04/10

1º  Jueves

1º  Jueves

1º  Jueves

1º  Jueves

Tarea -1- Manuel Quaranta

Publicado en Nuestra Letra. el 10 de Abril, 2010, 15:02 por Manuel


Ayer, jueves 25 de marzo, en la comisaría primera, se radicó una denuncia anónima en la que se hacía referencia a ciertas prácticas oscurantistas que se estarían desarrollando en una casa de la zona céntrica de la ciudad de Rosario.

Alertados por el tenor de la misma, varios policías, dirigidos por el comisario inspector Levin, comparecieron en el domicilio indicado -Lapidra 563- para efectuar la investigación correspondiente.

Una vez ingresados al edificio -según fuentes confiables- los uniformados fueron atendidos por el dueño del inmueble que, sorprendido por la situación, permitió -sin resistencia alguna- el acceso definitivo. Una vez adentro advirtieron que, muy lejos de lo denunciado, en la casa no había más que libros, pinturas y algunas fotos. "Aquí funciona los jueves de 20 a 22.15 un taller literario, por eso el movimiento de gente", declaró un confiado Scalona. “Borges, Cortázar, Saer, esas son mis herramientas de trabajo”, concluyó el escritor.

Luego de cumplir con las formalidades del caso, los efectivos se retiraron disculpándose por la molestia.

                  

 

                                                  

             

 

Las veo acercarse, trémulas, oscuras, ambiguas, repetidas. Las pierdo: la entrada las devora. Intuyo que suben (¿escaleras?, ¿ascensor?, ¿cómo sube una sombra?), sedientas, hambrientas. Intuyo, también, que las reciben, en la puerta, las saludan y dicen: pasen. Vuelvo, de repente, a tenerlas frente a mí, más sombras que nunca, trémulas, oscuras, ambiguas, repetidas. Las veo, creo, sentarse, despacio, en torno a la que parece ser su líder. No escucho nada, nada. Veo, simplemente, una sección de las sombras, dibujos de sus cabezas. Nada más. Tenso, mantengo la guardia. Me siento, único, un cazador, uno particular, uno de sombras. De pronto, sin advertir el tiempo transcurrido, se levantan, todas (son una multiplicidad única), primero, la líder, las guía, no sé a dónde. No sé a dónde. (El tiempo, mi tiempo, no pasa, aunque, imposible, yo, al menos, acontezco). Ahora, parece, regresan, se sientan, pero, también, parece, que ahora, acompañadas. Se oye, lejano, muy bajo, un bebé. Sí, un sonido, primitivo, algo, arcaico, de bebé. Lo oigo, apenas. ¿Para qué un bebé? ¿Tenía razón? Se incorporan, todas, de una vez, ejecutan, todas, idénticas acciones imposibles de definir desde donde estoy, ¿qué harán?, ¿lo harán? El bebé, de pronto, silencio.

 

 

MANUEL QUARANTA,  1º Jueves

Tarea -3- Sole Plasenzotti

Publicado en Nuestra Letra. el 10 de Abril, 2010, 14:59 por Soledad

Funciones expresivas a convertir:

  1. Un felino puede ver más claramente en la oscuridad de la noche, que en la luz de su sombra durante el día. En algún momento, todos somos animales.

  2. Mírate en el espejo. Verás al que dirige tus palabras, te dice qué decir o cuando te observas…

  3. El ladrillo que has expuesto a simple vista para construir tu casa y que tus nietos algún día observarán, no será nunca el mismo ladrillo inmaculado que colocaste aquella vez.

  4. Sé una manzana pendiendo de la rama de un árbol. Madura libremente. Disfruta tu dulzura. Ojo cuando caes.

Funciones poéticas a convertir:

1.     El arte de la escritura, perpetua una soledad que todo artista moldea, deforma, alimenta. De cierta manera, cada novela, cuento, poema, es el mundo que los autores cortejan: sus miedos, sus fantasías, o su propio destino.

2.     El amor es a veces un arma de doble filo. Hay quienes creen amar a la persona que mantienen a su lado y juegan ellos mismos ese macabro papel engañoso, ignorando que tarde o temprano siempre se descubre lo que no se quiere suponer, y la grieta de la herida es aún más profunda…

3.     Natalia se topó con Marcos en un dulce choque que consiguió se observen a los ojos durante diez segundos. Diez segundos fueron suficientes para poder imaginarse la más sorprendente historia de sus vidas. Desde ese día, creyeron en el amor a primera vista.

4.     Puedo decir entonces que he conocido a una adolescente amiga, que mantenía una relación clandestina con un hombre que la doblaba en edad. Ella y sus escenas de celos. Ella y su euforia por lo desconocido y por descubrir. Pero nadie pensó nunca que sus nacimientos fueran tan distantes, eran dos jovencitos ingenuos. Él sacaba a relucir las pocas canas que tenía, únicamente cuando ella le soltaba la mano.

                                                   Soledad Plasenzotti

                                                   Soledad Plasenzotti

Tarea -1- CLAUDIA MALKOVIC

Publicado en Nuestra Letra. el 10 de Abril, 2010, 14:54 por C_Malkovic

Estimado Comisario Rosales:

Siendo las 20:30 hs del viernes 26 de marzo de 2010, nos apersonamos, el que suscribe junto con un oficial de justicia asignado por el juzgado, al domicilio de Laprida 563 planta alta de la ciudad de Rosario.

Este operativo fue solicitado por la jueza de Primera Instancia en lo Penal, Dra. Elcira Monserrat Lima.

Fuimos recibidos por el titular de la vivienda, Sr. Marcelo Scalona, quien no opuso resistencia al operativo y prestó colaboración con el mismo. Procedimos a requisar la vivienda ocupada en ese momento por un grupo de siete personas,  en su mayoría femeninas que manifestaron estar participando de un "Taller literario". Portaban carpetas y papeles de estudio. Nadie se resistió a entregar el D.N.I para su identificación y se tomó nota de sus datos personales.

Luego de revisar todas las habitaciones el resultado fue negativo. No se pudo encontrar ningún vestigio de plantas de marihuana en la vivienda. Habiendo cumplido con la tarea nos retiramos a las 21:30 del lugar.

Quedo a sus órdenes para cualquier consulta, el informe fue remitido al juzgado en tiempo y forma como Ud lo pidió.

Saluda atentamente

       Cabo Primero Jorge Dominguez.

                  

                       

Entraste vacilante y te acomodaste en el sillón grande bajo la ventana. Era más de las ocho, porque el vidrio se había opacado y ya no veía el balcón de enfrente. Tarde pensé, el primer día y ya llega tarde, que salame este pibe, pero en el fondo me miré en vos. Me hubiera gustado tener tu seguridad y evadir las miradas de todos como si fuera algo natural.

Tenías una remera negra, lisa, pantalones caqui y una boina rara, medio ladeada en la cabeza. No sabía como definirte. ¿De dónde salió este ?­.Eras una especie de Che Guevara surrealista. En ese momento empezaste a  hablar y supe que todo era una fachada, como mis lentes, como yo. Me acordé de mi vieja que jodía con la primera impresión y se me escapó una sonrisa. Me parece que pensaste que era un gesto de aprobación porque te apuraste a romper el hielo. Sin duda hablar era lo tuyo y pensé, si este escribe como habla se lleva el taller puesto y yo otra vez estaría en segundo lugar.

El living no es muy grande pero suficiente para siete o diez personas con muchas ganas de escribir. La mesita ratona sostiene una  pila de libros y una cajita de habanos. Los mirabas de reojo mientras tratabas de no perderte detalle de la rubia que cruzaba las piernas en el sillón de al lado. Es de los míos pensé, atento a todo, pero seguro no se cuestiona todas la boludeces como yo. No puedo dejar esa manía de pensar veinte veces lo que le voy a decirle a una mina., en cambio este se la debe encarar y ya.

Llegó el brek en la cocina y aproveché para hablarte de fútbol, siempre funciona cuando no sabes bien que decir pero me miraste como a un bicho raro. Supe que esto iba a funcionar y me animé a hablarte de mi hobby. Por primera vez acaparé tu atención, eras de mi raza, volar también era lo tuyo. Quien lo hubiera dicho, de Che Guevara a Saint-Exúpery en una sola tarde ¿Me estaría volviendo paranoico? El pequeño recreo terminó y me palmeaste la espalda al salir. Ahora si estaba seguro que compartiríamos un café muy pronto.

             

                                      Claudia Malkovic

1º Viernes

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-