"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




SUEÑOS DE VERANO

Publicado en Nuestra Letra. el 15 de Febrero, 2010, 16:38 por CELINA

                  

            

      

Hace calor. No puedo dormir. A lo lejos escucho el ladrido de algunos perros, más cerca, el canto exasperante de un grillo. Zumbidos de mosquitos alrededor de mi oído. Doy vueltas en la cama, gotas saladas escurren de mi cuerpo. El aire no funciona, otra vez se cortó la luz. Las sábanas se adhieren a mi piel. Me paro. De pie frente a la ventana intento atrapar algo de la escasa brisa que corre. No alcanza. Tengo sed. Busco en la heladera algo frío. Una solitaria botella de vino, resabio de alguna velada que no alcanzo a recordar, espera. Agarro un vaso, saco unos hielos. Me gusta el tintineo que producen al caer en la copa. Sirvo el vino, vuelco sin querer sobre la mesa. Lo bebo de un golpe, después decido tomar directamente de la botella. Vuelvo a la cama y me acuesto. Apoyo la botella sobre mi abdomen, veo como sube y baja al compás de mi respiración. Termino lo que queda, menos de la mitad. Igual no logro dormirme. Ni dejar de pensar. Obsesivamente te veo en todos lados. Me falta el aire. Tu mirada está clavada en mi retina. Tu boca, húmeda y oscura cavidad, me desvela. Me levanto, a tientas busco mi ropa. Salgo a la calle desierta. Camino varias cuadras sin saber adónde voy. Necesito escapar. Tu imagen me persigue, corro, me detengo en una esquina. Está oscuro. Veo el extremo de un cigarrillo, que de a ratos se enciende, una mano invisible lo acerca a una boca también invisible. Me imagino tu boca aspirando ese humo. Me acerco un poco más. Es un hombre. Zapatillas deportivas, jeans. Cierro los ojos, te pienso. Sos ese hombre. Nos miramos, adivinándonos en la oscuridad. Camino decidida. Te veo tirar el cigarrillo y pisarlo. Te quedás esperando. No dudo. Mi corazón empieza a latir más rápido. Me recorrés lentamente con la mirada, deteniéndote en mis ojos. Son tus ojos. Sonrío, feliz. Estiro la mano, necesito tocarte. Rodeás mi cintura, nuestros cuerpos se acercan. Tus brazos fuertes me sostienen, nada malo me puede pasar. Acaricio tu cara, que sé de memoria, nos invade el deseo. Al fin nos besamos, tu lengua desliza por mi cuello. Una mano acaricia mis pechos hambrientos. Vuelvo a cerrar los ojos, sólo quiero sentir. Cuando los abro, estoy en mi dormitorio, mi cama está vacía. Desesperadamente te busco y no te encuentro. De lejos los perros ladran, el grillo se burla desde su escondite. La soledad de mi cuerpo me estremece. Estoy confundida. Después, comprendo. Me recuesto, vuelvo a cerrar los ojos. Confío, al menos, en seguir soñándote.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-