"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




22 de Octubre, 2009


un poco de bardo

Publicado en General el 22 de Octubre, 2009, 17:44 por ramiro y tomillo

Escolástica del pro ilustrada. *

 

Usar el apellido de tu esposo es pro. Bertotto es peronista, Bertotto no es pro. Los countries son urbanismo pro. Casas transparentes y jardines perfumados, arquitectas a las que nunca interesó la política hasta que llegó el pro. Los gimnasios son el deporte pro, los consoladores van a pila. Tocar bocina en un piquete es pro al igual que esconder el bigote tras el vidrio polarizado. Odiar a todo gobierno no pro es pro. Decir obra social es peronista, decir prepaga es pro. Status quo se dice seguridad jurídica, obedecer al FMI se dice estar en el mundo, oligopolios se dice competencia en el singular lenguaje pro. Hacerse el boludo cuando hablan de Menem es pro. Al pro no le alcanza con la pizza y el champagne. Ford y Chevrolet son peronistas, Renault y Peugeot son radicales, cuatro por cuatro importada es pro. Los radicales son pro con complejo de culpa; los pro, cuando sean grandes, quieren ser peronistas. Los bolsos para notebook son pro. Los blackberrys son el sentimiento pro, el iphone su militancia. Odiar a D´Ellia y aplaudir a De Angelis es pro. Puerto Madero es pro pero esta lleno de peronistas. Las eternas internas radicales, las campañas sucias peronistas; las encuestas, los publicistas: utopía pro. Tus hijos y tu mujer cargadas con bolsas del Shopping es la quintaesencia del sueño pro. Arsenal-Lanús, el domingo por la tele, es peronista; All Blacks-Pumas (codificado) es pro. El lemon pie es el hit del verano de la gastronomía pro. En la mitología pro, el parquet es el combustible del asado peronista. En la gama del amarillo ahora existe el amarillo pro. Bailar cumbia en los casamientos es pro, armar el pogo con el novio y la novia en un tema de Kapanga es pro, aunque parezca peronista. Comer sushi y pasear en helicóptero es el perfecto weekend pro. Escaparse es radical, que te bajen de un tiro es peronista. Las modelos son pro y salen con tipos pro, los empresarios son pro y se casan con chicas pro. Vivir adentro del placard es la soledad pro. El Opus Dei y el pro cuentan con los mismos asesores legales. Tener tus propios palos de golf y tu propio caddie peronista es el regocijo patronal del pro. Las rampas para discapacitados son la obra pública pro, como los símbolos y las abreviaturas. Los nombres de ciertos árboles son pro: las acacias, los álamos, los aromos criollos, los cerezos silvestres. O el falso castaño, por ejemplo. El mate con edulcorante es pro. Referirse a tus hijos como “gordos” o “los enanos”, es lenguaje paternal moderno pro. Pietario, fesional, lijo, tocolo, tección, grama, todo pro. Letario y blemas no son pro. No saber cuánto cuesta el colectivo es pro. No manejar monedas es pro. Comparar a la Argentina con el primer mundo es pro. El chancho Alsogaray era el australopitecus pro. Mar del Plata y Bariloche son peronistas, Pinamar y Las Leñas son pro, los radicales van a Córdoba. Los gases lacrimógenos son la persuasión pro. El pro es la economía de la palabra, un lenguaje nuevo. Usar el presente continuo para demostrar apuro y ocupación (en dos horas salgo para baires) es lo más pro. El deseo de ser joven para siempre es la estética pro. Privatizar, flexibilizar, reconvertir, ajustar: son palabras pro. Contrabando, penal tributaria y coimas, también son palabras pro. El protocolo es una ciencia pro. Los pro procrean progenie de probeta, proclaman propaganda  anti proteccionista con propinas de los proveedores, pero nunca prometen promover proletarios. A los pro se les lengua la traba con la papa caliente pro. Prologar prolongadas protestas desde la proa de tu propia embarcación es pro. Que alguien proponga propuestas progresistas le da problemas de próstata a los pro. “Re” es re pro, “todo bien” es el buenos días pro. Pancho Dotto es el Hugh Heffner pro. Los bingos son peronistas, los casinos son pro aunque sus dueños sean peronistas. Ganarse el quini es peronista pero te trae muchos amigos pro. Los EMPA son peronistas, la universidad pública radical, la privada es pro. Las plazas son peronistas, los patios de comida son pro. El reguetón es el ritmo entrecortado pro. En el pro no hay negros, aunque Tiger Woods podría ser un ídolo pro. Ser fanático de Friends, Lost o 24 es pro. Reunirse entre aislados es la freakeada pro. Las siliconas son peronistas, el bótox y el colágeno son pro. Festejar Halloween y el día de San Valentín es re todo bien pro, festejar el primero de mayo no es pro. Las alianzas son radicales, las trenzas peronistas, el marketing pro. El porro es zurdito, la merca peronista, la efedrina es pro. Los colectivos y trenes son peronistas, la línea D del subte es pro. Decir que la mayoría de los desaparecidos están viviendo en Europa y que el que fuma porro sale a robar es la norma hipotética fundamental del pro. Los libros de autoayuda son pro y la ayuda te la está dando otro. El algo habrán hecho es la trilogía pro. Baby Echecopar es el más mersa de los pro, pero no conozco a todos los pro. Decir social es peronista, decir institución es radical, decir mercado es pro. Cámaras de vigilancia más custodia más rottweiler es igual a seguridad pro. Mirta Legrand de Tinayre es Mirta, es Legrand, y es de Tinayre, aunque su documento dice Rosa María Juana Martinez. Enumerar es pro. “No te dejes pisar, que te llamen pro tu nombre.” 

 

 

*Inspirada en “escolástica peronista ilustrada”, de Carlos Godoy, editorial Chapita.

 

sobre las cosas que se van (hacia el rio)

Publicado en General el 22 de Octubre, 2009, 13:09 por Lorena Aguado

Es como cuando vas caminando mirando el río y avanzás nadando entre la gente que lo da por hecho. Como ese hombre, vestido con ropa de jogging, que lo supone inmutable a pesar de la música de las islas y de la tierra que vuela desquiciadamente antes de la tormenta. La memoria de lo que no desaparecerá con el tiempo lo pone de espaldas atajando el viento con la nuca y le estaciona los ojos en los edificios con expensas caras.

No creés que eso esté bien. Pero te distraés con otra cosa, un perro por ejemplo, o la parejita que se besa, o el puesto de maíces inflados.

Volvés a mirar el río y lo notás profundo. Unos 3 metros debajo de tus pies con una melodía de fondo. Podría ser esa que cantabas esta mañana, la de Aristimuño, “no sos tan gris, es que todo se volvió gris”.

Te sentís algo extraña, como si el pasto no fuera pasto y naufragás más allá, cerca de las escalinatas. Descendés dentro de vos y llegás al túnel donde las radios de los autos pierden la señal y todo es, en definitiva, un túnel con autos rodando adentro.

Sí. Un túnel con autos rodando adentro.

Y vos girás con ellos así, sobre tu mismo eje. Un esqueleto con convulsiones y cierta tranquilidad que te da estar cerca del precipicio, donde las cosas se desmoronan hacia el río: las bicicletas, los 300 escalones, los canteros, la gente con zapatillas blancas,  los animales (los pájaros también), los bebés dentro de los cochecitos, las madres corriendo tras de ellos, los padres ausentes, las reposeras, los tatuajes, todos los lunares de la espalda, las mentiras y un prendedor de fantasía.

Ah! Y vos.

Arrastrada con todo eso, como en una bola de nieve pero que no es de nieve. Muriéndote de risa,  sabiendo que no sabés nadar.

Y pensando que ya no vas a volver a la ciudad, ni a tu departamento, ni a los taxis, ni a esa calle.

Ésa.

Desde donde él venia a verte.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-