"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




ANAGRAMAS- LORRIE MOORE

Publicado en De Otros. el 7 de Septiembre, 2009, 12:03 por CELINA

    De los sedantes hay que decir lo siguiente: sirven para adaptarse mejor a la muerte. Me costaba trabajo ir a alguna parte, y mucho más pasar de la vida a la muerte, sin la necesaria ayuda psíquica. Comprendí que ésa era la razón por la que a las personas que atravesaban una situación confusa y desdichada les resultaba difícil salir adelante: se quedaban sin fuerza; envejecían y regresaban al mismo tiempo; no tenían sedantes. No sabían quiénes eran, aunque imaginaban ser la hamburguesa ambarina que vendían en el universo paralelo. Asustados hasta la punta de los pies, necesitaban el valor de los sedantes. Lo que les haría considerar generosamente el escuálido fragmento de su vida y considerarlo bueno, logrando una muerte más tranquila. Al fin y al cabo era más fácil abandonar algo que se amaba serena y verdaderamente, que algo que verdadera y frenéticamente no se quería en absoluto. Morir bien consistía en adoptar la actitud correcta. Una muerte sana, como todo -ascensos laborales o tener un aspecto más juvenil- era una simple cuestión de "sentirse bien consigo mismo". Que es donde entraban los sedantes. Tan estupidizada como un caramelo de menta, una mujer podía poner una mano dichosa en el hombro de la muerte y decirle con su voz ronca: "¿Qué pasa tía, te echas un baile?".
   También podía arreglar la casa.
   Podía hacer la compra.
   Podía lavar y doblar la ropa.

                                                 Capítulo 2, página 22.

      -¿Sabes de qué se trata la poesía?- preguntó Eleanor-. De la imposibilidad del amor sexual. En el fondo, a los poetas no les gustan los órganos genitales, ni los suyos ni los de nadie. Lo que quieren son metáforas, esquemas, sucedáneos del amor físico. Para un poeta, amar es no tener un amante. Y vivir -alzó la copa de vino y no pudo reprimir una sonrisa- es carecer de hígado.*
   Al fin de cuentas, pensé, yo estaba en esa horrible etapa de la vida que va de los veinteseis a los treinta y siete y que se denomina "estupidez". Es cuando no se sabe nada, ni siquiera lo que se sabía cuando se era más joven, y tampoco se tiene una filosofía sobre lo que no se conoce, como se tenía a los veinte o se volverá a tener a los treinta y ocho. Sin embargo, se intenta:
   - El amor es un programa de intercambio cultural entre la futilidad y el erotismo- dije.
     -Pero que cínica puedes ser- repuso Eleanor.
  Quería decir que no lo era bastante. Yo había intentado que sonara espantoso, pero en cierto modo ameno, como un campamento de verano.
  -Estar enamorada de Gerard es como dormir en medio de la autopista- intenté.
  -Buena chica- comentó Eleanor-. Mucho mejor.

* juego de palabras con "to live", vivir y "to have no liver", carcer de hígado. 

                                                                                                      Capítulo 2, páginas 25-26

     En el diccionario, "leporino" viene justo ante de "leproso", pero en la vida no hay esas pistas. De pronto notas que, sin motivo aparente, se te empieza a caer la baba o te da por ladrar obstinadamente a la luna. O empiezas a citar palabras de mamá, en voz alta y con aire de convicción. Los amigos pueden morir de la manera más tonta. Un día te despiertas dando clase en alguna universidad, sin previo aviso. Diciendo a los estudiantes cosas como : "En literatura sólo hay un tema válido: la vida os decepcionará"
   Si la imaginación se desdobla en un sesgo agrícola, podremos ir al grano.
   Uno puede encontrarse diciendo estas cosas.               

                                                                            Capítulo 5, página 79.      

                                                                            ANAGRAMAS, LORRIE MOORE.                        

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-