"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Antes de (o para) dormir.

Publicado en Nuestra Letra. el 5 de Agosto, 2009, 1:49 por MScalona



Grageas  

Round Midnight

                                             

                

             A los tipos que mueren por las playas de topless, no les hicieron bien el destete.

                                                                     ***                 

                                          

               Viendo tantas narices iguales, siento pena que a menudo los reposteros tengan más imaginación que los cirujanos.

                                                               ***   

                                                     

                De algunas alcobas, como de tantas películas, conviene irse antes de que enciendan las luces.

                                                 

                                                               ***

                 Supongo que con cuatro avionetas alcanzaría. Todas las mañanas, desde los cuatro vientos, fumigar la ciudad con Diazepán. Todo, incluso la residencia de Olivos, después que sale el helicóptero de la señora..

                                                        

                                                              ***

                   A menudo he visto en el bar El Cairo a un señor idéntico a Hermes Binner. Es un parecido solamente. Él se pone incómodo porque yo lo miro y lo miro, y después no hago más que bostezar.

                                                        

                                                               ***

                   Cuando la  vedette se quitó el corpiño, en lugar de pezones tenía un sticker instructivo: modo de uso, contraindicaciones y un danger titilante que decía, apriete despacio, explosivo.                   

                                                                  ***

                     A veces me gustaría ser una perrita "Jazmín" y enfermarme un poquito, así conseguiría que me atendiera unos de esos veterinarios tan guapos que salen en la tele.

                                                            

                                                                   ***

                    Otro estiramiento, y las fosas nasales de la vedette van a quedar tan arriba que en lugar de pañuelo va a necesitar un deshollinador. 

                                                                    ***

                    Dios no existe, Po-Po-Po, sí.

                                                         

                                                                     ***

           Dios no existe, pero hay un poema de San Juan de la Cruz que siempre me hace dudar:  "Pastores los que fuerdes/ allá por las majadas al otero/  si por ventura vierdes / a aquél que yo más quiero/ decidle que adolezco, peno y muero".

                                                                      ***

                        Yo me enamoro fácilmente. Lo difícil es el olvido.

                                                                       ***

                       Mi ley de gravedad es: pasar por tu casa, escuchar a Bill Evans, leer Raúl Gustavo Aguirre, escribir el poema y pasar por tu casa.

                                                                         ***

                       La pasión es lo único que alivia el ridículo de tantas cosas que hacemos cuando estamos enamorados.

                                                                          ***

 

                         Me dijo que sí... me dijo que no... que sí, que no, quesiqueno, quesiqueno... Me llamó, no me llamó, sí, no. También, tampoco, por supuesto, jamás... Si, pero... ¿Qué, que sí...? ¿Qué, que nó...? Cuando uno mujer dice no quiere decir sí. Puede ser, ¿pero cuánto tiempo, cuántas veces?

         

                                                                             ***

               El amor es un temporal. Sucede. Pasa. Escampa.

                                                                

                                                                               ***          

       -- Mi amor, podría esperarte mil años, pero justo ahí viene el "120".

                                                                            ***

  -- Bolsa de agua caliente...

  -- ¿Por qué?

  -- Te usan para calentar a otro.     

                                         

                                                                              ***

- ¿Cuántos besos caben en tu cuerpo?  ¿Cuántos besos para vestirte con mi saliva? Decía siempre ella.  Respuesta infinita o imposible. Juguemos... ¿querés?

                                                                            ***

                       El amor será siempre un privilegio, una rareza, un milagro. Lo más común son las parejas, consorcios, compañeros, porno-atletas y el matrimonio.

                                                                

                                                                           ***

Entonces me pareció que Patricia había sucumbido a mi mirada.  Por mí no había problemas, muchas veces salí con mujeres que me llevaban una cabeza de estatura.  La despedida fue el momento del lance decisivo: - Bueno... ¿te paso a buscar a la salida?

- No, hoy no... otro día, más adelante.

- ¿Cuándo...?

- Cuando crezcas veinte centímetros.

                                                                             ***

                       Hay que tratar de irse, siempre,  antes que el misterio.

                       

                                                

                                                                           ***

                       Cuando el misterio se ha ido, queda el crimen.

                                                          

                                                                             ***

                 Nunca dejan de sorprenderme la algarabía, gorjeos y danzas de mis pájaros al escuchar "El Concierto de París" de Bill Evans. Es una lástima que no le suceda a todos los animales, de otro modo, tantos ganadores del Grammy disminuirían su impudicia.

                                                                 ***

          

             Hubo una época en que la literatura y la política estaban en manos de los salvajes. Hoy no hay excepciones, todo ha quedado en manos de los técnicos y los inversionistas.

                      

                                                              ***

                          En campaña, los políticos suelen alquilar unos niños a los que colman de besos para los afiches, fotos y caravanas. Como todas las garantías compradas, vencen en el mismo momento que se seca la saliva.

                                                                 ***

                        Sin embargo, hay todavía de los que escriben con saldos de relámpagos y la sangre de la herida por donde entró la letra.  Una especie de introducidos que escriben sobre ausentes. ¿Se puede decir la palabra desaparecidos...? Son unos tipos antropológicos caducos, de cursiva infantil, letra grande, redonda y saliva largavida. Tienen el don de la rosa blindada y aún porfían cambiar el mundo.

                                                                   ***

                      ¡Farinello, Farinello, no alcanza con ser bueno! Los tiburones no dan bola al Evangelio. ¡Ponga huevo, ponga huevo! grita la hinchada,  pero la castidad lo impide. Ni que hablar del amor al prójimo.  Padrecito, tantas veces nos mataron, que ya no nos quedan mejillas.

                                                                 ***

                      Siempre me ha intimidado la seguridad de la policía: un masculino- un femenino-un óbito y dos occisos. Negativo-positivo. El positivo y la toalla húmeda, una verdad absoluta.

              

                                                                  ***

                 Los jueces se enteran de lo que la policía quiere. El problema policial está en el guión. El cuento que le cuentan a los jueces suele tener una subtrama débil, algún personaje que al final no cierra, y normalmente,  sobran los cadáveres y no aparecen los botines.

                                                             

                                                                     ***

                       En un país casi disuelto (mano propia, ojo por ojo, mafias, ajustes de cuentas) no puede extrañar que las investigaciones estén en manos de los padres de las víctimas: Madres y Abuelas, familia Morales, familia Cabezas, Bordón, Zulema, Melmann, y  etcéteras. En un sistema formal de leyes, los jueces son inspectores de pesas y medidas, guardianes de la plaza, radares para velocidad de los coches.  Se limitan a controlar que los verdugos no salpiquen demasiado al público.                                                      

                                                                     ***

          

                                            

                 Un lector mínimo sabe que Onetti salió de Faulkner,  Faulkner de Shakespeare, y Shakespeare, de Dios.                               

                                                    

                                                                       ***

               Dios,

               si me dieras una palabra,

               diría Dios.

               Si me dieras dos palabras,

               diría Raquel.

               Y si me dieras a Raquel,

                tendría todas las palabras.

Marcelo  Scalona

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-