"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




poemático

Publicado en relatos el 22 de Julio, 2009, 11:47 por C_Santini

             

                               Espejo

         

         

  El espejo, mi viejo amigo. Las primeras luces del día te devuelven a la vida. Cuántas veces me he mirado mirándote. ¿Qué sería del mundo sin espejos? Acaso se viviría diferente. Las mujeres estarían menos pendientes de sí mismas, creeríamos más en nosotros y no tanto en las apariencias. De chico solía detenerme frente a vos. Creía que allí detrás había otro mundo, idéntico a éste pero sin sonidos. Sigiloso, me gustaba asomarme desde un ángulo de mi pieza de infancia. Jugaba a tratar de engañarte. Imposible, como querer engañar a un amigo íntimo. Con mi mano rozo tu superficie, despacio, con cuidado, te saludo y me despido. Dejo que me copies. Veo que el tiempo, implacable, desdibujó las líneas de mi rostro. Pero allí está el mechón oscuro sobre la frente y la sonrisa que agradaba a ciertas mujeres, sobre todo a ella. Ella, que desde anoche decidió no estar más conmigo. No me gustan los hombres fracasados, dijo, y tiró las copas contra la pared. Le expliqué que a veces es difícil, que no basta con ser bueno en lo suyo, que el éxito y el fracaso son, como dice el poeta, dos grandes impostores y suceden a pesar nuestro. El jurado fue lapidario. Creyó que el premio debía ser de otro y punto.

Qué se puede hacer. Adiós al viaje a Europa y a la promesa de una vida más tranquila. Así que he decidido dejar de verte y de verme. Con los ojos fijos en mí deslizo la mano por el borde de la mesa de luz. Siento de nuevo el placer que produce acariciar algo tan familiar: la suavidad de la madera recién lustrada, ese dulce cosquilleo en la yema de los dedos. Abro el pequeño cajón y busco lo que sé que encontraré. Tomo el revólver que usé casi sin querer en un arrebato de impotencia y te miro por última vez. Viene a mí la imagen de ese niño que solía ser y que corría alegre después de haber cometido una travesura. Hundo en la garganta la punta del caño y pienso que apenas fui lo que pude ser de todo lo que debería haber sido. Tiempo atrás me robaron mi nacimiento. No dejaré que nadie me robe mi muerte.

        

             

        

             

        

                                                                              C. S.

                                                                              Rosario, Julio de 2009. 

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-