"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Crónica del pájaro que da cuerda al mundo

Publicado en De Otros. el 30 de Junio, 2009, 21:48 por Celina

       ¿Sabes lo que me parece a mí? Pues que la mayor parte de la gente vive creyendo que la vida y el mundo son, aunque con excepciones, básicamente coherentes(deberían serlo, claro). He llegado muchas veces a esta conclusión hablando con los que me rodean. Cuando ocurre algo, ya sea en el terreno social o en el personal, siempre hay uno que dice, "O sea, que ha pasado esto porque aquello era así y asá" y, en la mayoría de los casos, todos exclaman "¡Ah claro!", y se quedan tan campantes, pero yo no acabo de entenderlo. Decir cosas del tipo "Aquello es así", "Por eso ha pasado lo que ha pasado", es como meter en el microondas un chawan-mushi* instantáneo, pulsar el botón y cuando suena el "tin", abrir la puerta y:¡ya está listo el cahawan-mushi!. Y ¿dónde está la explicación? o sea, no sabes nada de nada  de lo que ocurre, con la puerta bien cerrada, desde el instante que pulsas el botón hasta que la campanita hace "tin". Quizás, en la oscuridad, el chawan-mushi instantáneo se convierta primero, en macarrones gratinados, y, sólo luego, vuelva otra vez a ser chawan-mushi, sin que sospechemos siquiera lo ocurrido, ¿no?. Puesto que hemos metido chawan-mushi en el microondas, creemos que, como consecuencia lógica, ha de salir chawan-mushi. Pero eso no es más que una suposición. Yo, la verdad, me quedaría más tranquila si alguna vez, al abrir la puerta, salieran macarrones gratinados tras haber puesto chawan-mushi instantáneo en el microondas y pulsar el botón. Me sorprendería, no hace falta decirlo, pero, al mismo tiempo, me quedaría más tranquila. Creo que al menos no me sentiría tan confusa. Porque, en cierto sentido, eso me parecería más "realista".  
  Me resulta muy difícil explicarte de manera lógica por qué me parecería más realista, pero si te paras a pensar, por ejemplo, en cómo ha sido mi vida hasta ahora, de pronto te das cuenta de que lo "coherente" brilla por su ausencia. En primer lugar es un misterio que a un par de ranas aburridas como mis padres les saliera una hija como yo. Éste es un gran misterio. Porque, ya sé que no soy yo quien debería decirlo, pero lo cierto es que yo soy más normal que ellos dos juntos. No es que esté presumiendo, es la pura verdad. Y no digo que yo sea gran cosa si me comparo con ellos, pero, humanamente, sí puedo decir que soy más recta. Creo que si tú, señor "pájaro-que-da-cuerda", tuvieras ocasión de ver a ese par, estoy segura de que me entenderías. Ese par cree que el mundo es tan coherente como la distribución de las habitaciones en una casa en venta construida en alguna zona residencial. Por eso creen, que si actúan de manera coherente, al fin todo les saldrá bien. Y se sienten confusos, tristes y enfadados porque yo no hago lo mismo.
   .............si no hubiese tenido aquel accidente estúpido de moto no te hubiese conocido a ti, señor "pájaro-que-da-cuerda", en el callejón detrás de casa aquel verano, y si yo no te hubiese conocido a ti, tú no habrías conocido el pozo de la casa de los Miyawaki y, por consiguiente, quizás no tendrías la mancha en la cara y tampoco estarías involucrado en ese asunto tan extraño...Y entonces pienso:"¿En qué parte del mundo está la coherencia?".
  ¿O no será, tal vez, que en en el mundo hay diferentes tipos de personas y que para unos la vida y el mundo son coherentes al estilo chawan-mushi mientras que para los otros todo va al buen tuntún a la manera de los macarrones gratinados? Yo no lo acabo de entender. Pero imagino que si las ranas de mis padres pusieran chawan-mushi instantáneo en el microondas y al hacer "tin", saliesen macarrones gratinados, se dirían: "Nos hemos equivocado.Lo que habíamos puesto eran macarrones gratinados", o quizás sacaran macarrones gratinados y se dijeran a sí mismos para convencerse, "No, no, esto a simple vista, tal vez parezca un plato de macarrones gratinados, pero en realidad esto es chawan-mushi". Y por más que les explicara con toda amabilidad: "A veces, aunque pongamos chawan-mushi en el microondas, salen macarrones gratinados", este tipo de personas seguro que no se lo creería, sino que por el contrario, se enfadaría mucho. Señor "pájaro-que-da-cuerda", ¿entiendes lo que te estoy queriendo decir?

*huevos cocido al vapor dentro de una taza acompañado de verduras, carne, etcétera.


Crónica del pájaro que da cuerda al mundo. ( página 680-683)
Haruki Murakami.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-