"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




¿CUESTIÓN DE SUERTE?

Publicado en General el 20 de Mayo, 2009, 17:10 por CELINA

   Muchas veces tomamos decisiones que terminan cambiándonos la vida. Que tienen consecuencias a largo plazo. No son necesariamente grandes decisiones. En el momento no nos damos cuenta de la repercusión que tendrán. Decidimos   por el humor que tengamos ese día o por cosas igual de insignificantes. 
 ¿Podría ser de otra forma?. No lo sé. Pienso que no podemos cuestionarnos a cada rato si lo que hacemos está bien o mal. Las cosas suceden y nos dejamos llevar.
  Una persona muy estucturada puede evaluarlo todo el tiempo. La mayoría no. Obviamente que hay situaciones que merecen nuestra atención. Yo digo en un sentido más amplio, el tipo de circunstancias que se nos presentan todos los días. Como conocer a una persona y que nos caiga bien, después establecer algún tipo de relación y que termine traicionándonos de alguna manera. ¿Cómo íbamos a suponerlo?. Es imposible, siguiendo el ejemplo, que evaluemos por anticipado a la persona en cuestión, sus antecedentes, valores, virtudes y defectos y luego decidamos si la dejamos o no entran a nuestras vidas.
   Así sucede en muchas otras situaciones. Es notable ver como hechos tracendentales, que determinan el futuro, se deciden muchas veces de casualidad.
  Generalmente el azar o destino (o como quieran llamarlo) nos pone delante a alguien que será determinante. Seguramente nos acercamos a esa persona porque tenemos algún punto en común. No siempre es así. A veces los opuestos se atraen. El resultado es una relación conflictiva. Se crea un afecto alrededor de alguien que no es compatible con nosotros, y nos hace más mal que bien.
 Ni hablar de cuestiones de pareja. ¿Por qué suele gustarnos alguien del sexo opuesto cuando lo vemos por primera vez?. Generalmente por alguna característica física, incluyendo también sonrisas, miradas, gestos y hasta un tic. Nos agrada a la vista y  ya estamos predispuestos. El tema es demasiado complejo para unas pocas líneas, pero suele pasar que nos metejoneamos con esa persona por su aspecto exterior y cuando caemos en que su interior no nos gusta, es tarde. Es casi imposible conocer a una probable futura pareja y desde el vamos indagar sobre sus usos y costumbres, planes para el futuro, si quiere formar una familia, tener hijos, vivir en casa o departamento, tener perro o gato. Cuando lo averiguamos ya estamos atrapados.
  Ni hablar de la convivencia. Si deja la ropa tirada en el piso, el dentífrico chorreando, qué le gusta comer, los programas de T.V que mira, que nunca coinciden con los que le gusta al otro. Las suegras, tema aparte, o las amistades previas, que no terminan de caer del todo bien. Podría seguir .
  Por supuesto que una de las cosas más lindas que tiene la vida es conocer gente diferente a nosotros que nos complete. Pero a veces se torna insoportable de sobrellevar. Volviendo al comienzo, solemos decidir muchas cosas fundamentales de nuestras vidas por hechos banales o poco importantes, como una sonrisa cautivante o una mirada perturbadora. Pensamos que nos alcanzará para ser felices. No comprendemos que detrás de esa persona que nos seduce hay un ser humano distinto a nosotros y que llegado el caso, defenderá su posición con uñas y dientes.
  A veces es intuición pura. Algo nos dice que es la persona indicada(amiga-amigo-pareja). Entonces vuelvo al inicio, sigue siendo totalmente casual decidir quiénes nos acompañarán. Pueden llamarlo suerte. ¿Será por eso que tantas parejas se separan?. 
  ¿Qué podríamos hacer?. Tener preparado un cuestionario completo con todo lo que nos gustaría saber del otro y esperar que además de contestarnos, no nos mienta. Poco práctico y cero romántico.Además suelen decirse mentiras piadosas, para agradar al otro y cuando menos lo pensamos quedamos al descubierto. Decimos que nos encanta tal comida (porque al otro también) y nos sorprende preparándola. ¿Qué hacemos, la comemos aunque la odiemos o le decimos la verdad?. Pueden aparecer infinitas situaciones similares. Y hay que resolverlas.
  En el mejor de los casos ese otro resulta ser una buena persona, la adaptación es mutua y vamos sorteando, no sin dificutad, los diferentes obstáculos que se presentan. La relación sigue adelante. Quizás conservemos esa amistad por el resto de nuestras vidas, o nos casemos y tengamos hijos. Si las cosas nos salen bien, entregamos nuestra confianza y amor. Por intuición o porque tuvimos suerte.
  Como iba diciendo, pura casualidad. La vida es así.

                                                                           CELINA

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-