"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




26 de Marzo, 2009


CUESTIÓN DE TIEMPO

Publicado en Nuestra Letra. el 26 de Marzo, 2009, 20:11 por Celina

     Estaba aterrada. Inmersa en la más negra oscuridad trataba de imaginar lo que en ese momento sucedía arriba. El sótano en el que se encontraba era húmedo y frío. Había llegado el día en que tuvo que hacer uso del mismo. Demasiado pronto. Siempre es pronto cuando se trata de nuestros seres queridos o de nuestra propia vida. 
     Los pasos retumbaban cercanos y fuertes, hacían eco dentro de su cabeza. Le pareció escuchar disparos, no estaba muy segura. El cuerpo le temblaba como una hoja, un frío glacial se había instalado dentro de ella, más precisamente en su alma.
     Apretó con más fuerza a la beba contra su pecho, que emitió un gemido de queja. Aflojó un poco, sólo necesitaba sentir a su hija cerca, meterla dentro suyo para que apaciguara su miedo. Era la única que le daba el valor para no gritar desesperadamente. Igualmente no tenía a quién pedirle ayuda. Nadie acudiría, el pánico estaba instalado y nadie quería comprometerse. Una y otra vez había visto repetirse la misma escena; era muy poco lo que se podía hacer. Su familia sí la ayudaría, si pudieran.  Si  lograba escapar revolvería cielo y tierra hasta encontrar a Manuel. Así se llamaba su esposo, era muy joven, y su primer y único amor. La beba que acunaba entre sus brazos era la primer hija de muchos más que habían planeado, a los dos les gustaban las familias numerosas.
Se llamaba Micaela; al nombre lo habían decidido juntos. No se dejaron influenciar por los abuelos, cada uno quería dejarles su impronta. Ellos se mantuvieron firmes. Su hija tenía identidad propia.
       Sabía lo que hacían con  los bebés que les quitaban, los entregaban en adopción, generalmente a militares que no podían tener hijos propios. La naturaleza ,sabiamente, no los hacía fértiles, y ellos simplemente se los robaban. No dejaba de ser irónico, todo el empeño que ponían en hacer desaparecer a ellos, los padres de las criaturas, era el mismo que ponían en apropiarse de sus hijos.Como si fuesen una cosa diferente a los padres.  Estaba convencida que por más que fuesen criados por otras personas, bajo normas diferentes, esos hijos sabrían en algún momento su verdadero origen. El tiempo, que todo lo puede, se encargaría de reparar el daño.
     Cualquier ruido la sobresaltaba. Afortunadamente tenía abundante leche, la beba no pasaría hambre. Sentía frío. Se obligó a pensar en otra cosa. Imaginó el rostro de sus seres queridos, padres, hermanos y hermanas, de su esposo, de sus amigos. Se sintió tranquila, había sido feliz y pasase lo que pasase no se arrepentía de nada. Rememoró el día en que nació Micaela, y supo que ya había tocado el cielo con las manos.  Nadie podría arrebatarle sus pensamientos ni sus vivencias, eran parte de ella para siempre.
     El sueño la venció; soñó con los primeros pasos de su hija, con sus primeras palabras, la vió de guardapolvo blanco el primer día de escuela y entrando a la Iglesia para tomar la Primera Comunión. Las imágenes eran tan reales que ya no distinguía entre sueño y realidad. A gran velocidad pudo ver a su hija convertirse en mujercita, festejar sus quince años y egresar de la secundaria. Supo que todo eso sucedería y dejó de temer.
     Despertó, o siempre lo estuvo, no sabía. Escuchó pasos que descendían al sótano. Besó a su hija por milésima vez en esa noche, le susurró palabras que sólo una madre puede decir, deseando con toda su alma que permaneciesen grabadas en su corazón. Supo que así sería. "Micaela, te amo con toda mi alma, no te olvides nunca de mí. Sé que me vas a buscar y sin importar bajo qué circunstancias nos volvamos a encontrar, cuando suceda, recordá esto que te digo ahora: nunca dejes de luchar por la verdad".
     En ese instante unos hombres armados le arrebataron a su hija de los brazos, le vendaron los ojos y la esposaron. Hasta el último suspiro de su vida, no dejó de pensar en su pequeña hija y de gritarle en silencio todo su amor.

      Muchos años después, una mujer de nombre Micaela, hija de padres desaparecidos,se reencuentra con su abuela materna. Se miran a los ojos,encuentro de almas, y se funden en un eterno abrazo. Al separarse la nieta dice: "abuela, desde el momento en que supe quién era en verdad, sentí una voz dentro mío, la de mamá, que no cesaba de repetirme, nunca dejes de luchar por la verdad. Sé que ahora descansa en paz".
    Tomadas de la mano, unidas por mucho más que lazos de sangre, retoman juntas el camino del que fueron brutalmente apartadas. El tiempo, que todo lo puede, se encargaría de reparar el daño.

                                                                   CELINA 

Revista EN VOZ ALTA, convoca...

Publicado en General el 26 de Marzo, 2009, 15:02 por MScalona

En Voz Alta lanza su segunda convocatoria e invita

a cuentistas, poetas, fotógrafos e ilustradores

a participar con sus obras inéditas para el próximo

número de la revista a lanzarse en el mes de junio próximo.

El concepto será “Tradición, pacto e instinto”

Consultá bases adjuntas y enterate dónde conseguir la

primera y segunda edición de la revista ingresando a:

www.envozaltarevista.blogspot.com

o pedilas a 

envozaltarevista@hotmail.com

Inspirate, respirá hondo, soltá la cuerda,

entrená las manos, prepará la cabeza, y volá...

EQUIPO DE REVISTA EN VOZ ALTA

Sobre Escribir

Publicado en videos el 26 de Marzo, 2009, 10:07 por seldonito
.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-