"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




23 de Marzo, 2009


prosa teatral en PIZARNIK

Publicado en De Otros. el 23 de Marzo, 2009, 14:08 por MScalona

 

 

 

                                           El erotómano

 

 

< ¿Y qué hicieron mis abuelos la noche en que se acostaron juntos

 y descubrieron que ni él era mi abuelo ni ella mi abuela y viceversa?>

              

                                                                                     Colette,   <<Claudel á I´ école>>

 

 

 

 

-¡Que lindo! Empecemos de nuevo -dijo la muñeca.

-Bueno -dijo A.

-¿Fuiste al teatro ayer por la noche?

-Sí, fui con la madre de mi hermano, mi suegra.

-Nosotros llegamos mucho antes de que empezara la función.

-¡Que interesante!

-¿No es cierto?

-Sí, pero la sala estaba casi desierta porque la obra era obscena.

(Aparece el erotómano.)

-¿Saben qué significa obsceno?

-Inmundo -dijeron A. y la muñeca al unísono.

-Mi nombre es Edmundo, justamente. Pero paren los oídos y abran las piernas: las voy a instruir un poquito.

 

Inmundo deriva de mundo, que significa orden, perfección y pureza (pureza indica que en el mundo hay leche pura, como la madre, por ejemplo). El mundo significa el aire, los cielos y los sexos, tomadas estas cosas en su sentido más alto, grueso y grande. Decir mundo era, antiguamente, decir belleza, simetría y constancia. De modo que lo inmundo es lo no mondo o, más exactamente, lo que no está mundo. Por eso ustedes me dijeron inmundo: para decir que no soy un pelado de mierda, y tiene razón. Desnudemos la otra palabra. Con obsceno a ocurrido una cosa pero muy rara. Se compone de ob y de scaevus, de donde se formo pájaro natural cuyo adjetivo es bosquimano, del cual salió erguido origen de nuestra voz obsceno. El scaevus latino significa zurdo y también amuleto de la buena suerte. Era una de la palabra de los ritos Bragueta. Pantaleón Suárez Pendejo conjeturó de una vez para siempre que lo obsceno nos espolea porque tiene pendones. Origen Materno intentó refutarlo desde su tonel a orillas del Titicaca. El Materno argumentaba que el espolón se origina en parte en el olor a pescado o, en su defecto, á créme  Chantilly. Pero los dioses no le depararon la gracia de asistir a la consagración de sus teorías. Así que llegamos a Freud y a Einstein: el primero aprendió de su mamá que el Sena en un río peligroso. El segundo descubrió que el mal de la écula es una perversión patológica, más no un pecado. La écula –cuyo uso exclusivo produce malanculata frustrasionis en las vírgenes de Nueva Caledonia- no es más desdeñable que su vecina, la ya aludida concavidad rodeada de pelos donde suele guardarse el zurdo (o amuleto de la buena suerte). Es verdad que hubo detractores que intentaron pulverizar estas teorías: Herculano y Concha Espino fueron los más diligentes. Herculano dedujo que todo culano es  abominable porque reproduce los Her. Por su parte, la Espino sugirió la urgente creación de un matriarcado gallego semejante al de las abejas vascas. Promulgó sin finura que las mujeres deberían injertarse espinos en el bajo lugar de los pelos para de ese modo vulnerar como rosas a los llamados machos.  Thetis del Ano, senador comunista,-conservador, propuso una votación siguiente: o pelos o espinos. Ganaron los pelos 8 a 1 y se desmoronó el estadio. Concha Espino renunció a sus ambiciones científico-políticas y se dedicó a la profesión Femme de letrinas; su amante, Thetis del Ano, le regalo pelucas para la pelvis de todos colores, y ella solía decirle a voz en cuello: <<estoy con la verde>>  o <<estoy con la violada>>, para escándalo de la tout Galicia. De modo que obsceno, actualmente, significa, café moka. Ahora, a ver, muéstrenme las bombachitas y les daré bombones-laxantes, como el marqués de Sade a Rose Keller y Thetis del Ano a Concha. Nada hay que dé más suerte que comer caca. A ver, a ver esos culitos, a ver…

(Aparece don Ernesto de la Torre, fino industrial especialista en cojinetes.)

-¿Qué cojinaron hoy? -dijo don Ernesto.

-Conejo -dijo erotómano.      

                                     

                                                  

PROSA COMPLETA,  Edit Lumen

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-