"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




22 de Agosto, 2008


Eduardo Llanos Melussa

Publicado en De Otros. el 22 de Agosto, 2008, 19:01 por MScalona

 ACLARACION   PRELIMINAR

         Si ser poeta significa poner cara de ensueño,

         perpetrar recitales a vista y paciencia del público indefenso,

         infligirle poemas al crepúsculo y a los ojos de una amiga

         de quien deseamos no precisamente sus ojos;

si ser poeta significa allegarse a mecenas de conducta sexual dudosa, tomar té con galletas junto a señoras relativamente deseables todavía y pontificar ante ellas sobre el amor y la paz sin sentir ni el amor ni la paz en la caverna del pecho;

si ser poeta significa arrogarse una misión superior,

mendigar elogios a críticos que en el fondo se aborrece,

coludirse con los jurados en cada concurso,

suplicar la inclusión en revistas y antologías del momento,

Entonces, entonces, no quisiera ser poeta.

Pero si ser poeta significa sudar y defecar como todos los mortales,

contradecirse y remorderse, debatirse entre el cielo y la tierra,

escuchar no tanto a los demás poetas como a los transeúntes anónimos, no tanto a los lingüistas cuanto a los analfabetos de precioso corazón; si ser poeta obliga a enterarse de que un Juan violó a su madre y a su propio hijo y que luego lloró terriblemente sobre el Evangelio de San Juan, su remoto tocayo,

entonces, bueno, podría ser poeta

y agregar algún suspiro a esta neblina.

                              

Eduardo Llanos Melussa nació en Chile en 1956

Adrián Paenza y Rafael Bielsa

Publicado en relatos el 22 de Agosto, 2008, 17:54 por MScalona

                                                                              

                                                         

                                                

Diálogo entre Adrián Paenza y Rafael Bielsa en el prólogo del libro FUGA Y MISTERIO  (Ed Norma) que presentaré con el autor y ALEJANDRO FANTINO, el lunes 1º de septiembre a las 19 hs. en ROSS.-

                                                    

                                                                      

                                                                                        

                                                     

"Mirá, Adrián: la idea es esta. En Morteros era prescriptivo durante mi niñez dormir la siesta. Para conseguirlo, mi abuela Marina a esa  hora nos sacaba las zapatillas, para que no nos escapáramos. Creo que era una consigna generalizada. Entonces Dante, Carlitos, Mumo y yo, nos íbamos descalzos al patio de la casa de Dante Cigliutti, cuyo padre tenía una bodega de vino barato (un barracón con un inmenso tonel, con un olor a uva rancia y a alcohol que recuerdo hasta hoy). Yo tendría siete, ocho años. Entonces, en patas, jugábamos a la pelota en el patio anterior al barracón, sobre piso de tierra, con una número tres, que era de cuero. Tengo en la memoria la sensualidad de acariciar esa pelota, áspera y matrera, con la palma del pie. También, la sensualidad de los cruces con los compañeros; no es lo mismo que te hagan foul con zapatos que te lo hagan en patas, como un tango mediterráneo. A fin de cuentas, el tango al principio se bailaba / jugaba entre hombres. Pensá en la escena: no podíamos hablar ni gritar, para no delatarnos. Era como una película muda, sudor, sentidos, caricias bruscas. No recuerdo haber sido nunca tan feliz como en aquella época. Passolini pintó algo con ese espíritu en Amado mío.  La luz implacable de enero, dos contra dos, nos cortábamos las uñas, no para no hacer daño sino para que no se nos salieran de un golpe. Duró un par de veranos. Una vez nos descubrieron, y esa estratagema se terminó. Pero vinieron otras, como suele suceder, peores que la original. Ese es el cuento que me gustaría escribir. ¿Cómo lo ves?"

            Lo veo bien Rafa. Lo veo bien. Metele para adelante. "Habemos liber",

…tenemos libro", como dirías vos.

                                                                                  Junio de 2008 

                                       (Pág. 16 y 17)

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-