"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




5 de Julio, 2008


UN PAR DE RELATOS

Publicado en Nuestra Letra. el 5 de Julio, 2008, 21:26 por ACapo

La muerte de Peter Revson

 

Yo tenía más o menos 9 años cuando, furtivo, gustaba de deslizarme al bunker de mi hermano. En aquella piecita, así la llamábamos, en los fondos de la casa de calle Santiago, él armaba (con maña que hasta hoy envidio), sobre una vieja mesa de dibujo técnico, sus maquetas de aviones y tanques de guerra. No le era fácil. Debía vencer al clima,  que allá dentro se exasperaba, y a mi papá, que parecía seguir los caprichosos comportamientos de la atmósfera. Sin embargo eran otras las cosas que me interesaban. El viejo armario de dos puertas vidriadas donde guardaba sus “Mecánica Popular” y “El Grafico”.

De las primeras, recuerdo dos tapas. Una que hablaba de las mejoras en los alertas de tornado. Un hombre, realmente aterrorizado, miraba una TV donde mostraban un embudo gris que, descuento, había puesto proa a su vivienda. De lo contrario no se entendería tanto pánico. La otra que rezaba “Así ven nuestras tropas en la noche”. Un soldado, su casco enmascarado con hojas, cuerpo a tierra entre el follaje apuntaba a un vietnamita que se veía reflejado en su mira telescópica.  Pero había un “Gráfico” que me arrebataba. Una nota de una sola página. Una foto a color de un Shadow negro, un Fórmula Uno. Tomado de frente. Arriba el titulo: “Morir de amor”. Más abajo: “Peter Revson se mató en Sudáfrica corriendo tras su sueño de campeón del mundo”. Una y otra vez volvía a aquel encabezado que, a mis nueve años, me decía dos cosas. Una, que la muerte existía más de lo que me imaginaba. La otra, que había maneras de morir muy distintas a las que relataba aquel cura fascista que nos adoctrinaba para la Comunión. Algunas de ellas, ante la inexorabilidad recién aceptada, dignas de ser vividas.


Escalones

 

No había cumplido los 10 años cuando mi Papá me llevó a Buenos Aires a ver la Fórmula Uno.  Fue un enero, seguramente tan calido como debía ser. Por entonces el autodromo se llamaba “17 de Octubre” y eso, al Viejo, gorila contumaz,  lo llenaba de odio y le exacerbaba el resentimiento.  Tampoco escapaba a su conocimiento (a mis ojos nada le escapaba), quién había sido el responsable de la construcción de aquel templo. El “Conchudo”, según su calificación y para su gozo, hacia algunos meses ya no estaba. A mí, todo eso, desde ya, no me interesaba. Las cuestiones que podían rozar mi confort anidaban en otra dimensión. Alguna maestra. Algún grandote que abusaba de mi enclenque andamiaje óseo, en exceso crecido hacia arriba violando todas las reglas de la física respecto del centro de gravedad. Tal vez por eso mismo, al llegar a las plateas, mi viejo me agarró de la mano para acompañarme en eso de ir trepando los escalones hasta nuestros asientos.

Y después el tiempo siguió contando estaciones. Y a todos nos pasaron muchas cosas. Y la Fórmula Uno no volvió durante años. Hasta que un día sí, a un autódromo que ya no se llamaba “17 de Octubre”. Y las cosas, por eso de haber pasado, cambiaron. Y tal vez por eso mismo, al llegar nuevamente a las plateas, agarré la mano de mi viejo para acompañarlo en eso de ir trepando los escalones hasta nuestros asientos.


Alejandro

1° Año Jueves

ARQUE TIPAS, Sandra Russo

Publicado en De Otros. el 5 de Julio, 2008, 17:23 por Lauisaia
La susceptible

Los hombres, que son almas simples, no la entienden. La susceptible tiene reacciones inesperadas y cambios de humor repentinos, es una mina crispada que está siempre al acecho de algo que le pueda ofender o descalificar. Todas somos susceptibles en potencia cuando estamos por menstruar.
A ésta, él le ha dicho que hoy prefiere no verla, porque está cansado y un poco irritable, y cree que un baño caliente y silencio le harán bien. Ella, que siempre ha defendido esta opción de casas separadas, que le permite ver películas y leer el subtitulado tranquila mientras mancha las sábanas de helado de chocolate, cuelga y se pone a llorar. Pero rápidamente pasa de la melancolía a la ira. Y la ira es algo que una mujer no puede guardarse. Lo llama de nuevo.
- Vos no me podés tratar así.
- ¿Así cómo?
- Yo entiendo que estés en crisis, pero no sos el único que está en crisis.
- Yo no estoy en crisis. ¿Vos estás en crisis?
-¡Cómo que no estás en crisis! ¿Desde cuándo preferís estar solo cuando estás cansado?.
- Solamente... estoy en mi casa.
- ¿ No será que te pasa otra cosa y no me lo querés decir?
- Ah, ya veo. Che, me estoy haciendo un par de huevos fritos. ¿Hablamos más tarde?
- No me cambies de tema.
- Estoy buscando la sal.
- Últimamente... no me querés ver tanto. Y... ¿cuánto hace que no me tocás?
- Ayer a la tarde, Laura. Te toqué bastante ayer a la tarde.
- Ay, cierto.
- Preciosa, estás muy sensible. ¿Querés venirte a casa?
- No, no, no.
- Bueno, nos vemos mañana, entonces.
- ¿Ves? Y después me decís que no te pasa nada.

Sandra Russo, Arque Tipas           pág 13-14

mormagic-reality

Publicado en Aguafuerte el 5 de Julio, 2008, 12:14 por MScalona

 

                                      
Si este es el estado de salud de la INGRID  "moribunda-agonizante"
que nos habían mostrado los "medios" hace un mes, y nos habían asegurado
los amantes de los derechos y humanos defensores de la libertad de los estados unidos
del mundo... el día que YO  tenga alguna enfermedad seria,
me gustaría internarme en esa CLÍNICA DE REJUVENECIMIENTO
QUE TIENEN LAS     F A R C    en la selva colombiana...
Lo que me parece más milagroso que el viaje en globo al cielo del padrecito brasileiro,
es que justo el día que    MC      CAIN     llegaba a Colombia, Ingrid fue liberada mediante
"un audaz pagoperativo militar".
                                    ******* y siguen 50 estrellitas más....
Me gustaría ver si mañana largaran algún preso de GUANTÁNAMO,
si estaría en este mismo estado de salud "desesperante" en que se hallaba INGRID
al ser "heroicamente" liberada......
No estoy en contra de la liberación de Ingrid, al contrario, condeno la violencia
como método de búsqueda de soluciones o cambios y sólo creo en consensos.
Aunque, si algunas personas sólo te hablan con la violencia, ¿cómo les contestas?
                                                  
No me gusta comer vidrio... No me gusta que crean que somos TAN idiotas,
porque de ser así, me sentiría más pelotudo que el curita que quiso llegar al cielo en globo...
                                                            
¡ Con todo lo que hay para hacer en la tierra, Padre Adelir...!

Dos de realismo mágico

Publicado en Aguafuerte el 5 de Julio, 2008, 12:07 por MScalona
Brasil: hallan cuerpo del cura que intentó volar con globos

El hombre, de 42 años, estaba desaparecido desde el 20 de abril pasado.-
         
El cuerpo del sacerdote Adelir Antonio de Carli, que desapareció hace más de dos meses al intentar batir un récord volando con globos, fue encontrado en alta mar, a 100 kilómetros de la costa de Río de Janeiro.

El cadáver del cura fue hallado ayer por un remolcador de la empresa brasileña Petrobras a 100 kilómetros de la costa .-

... el mejor consejo

Publicado en General el 5 de Julio, 2008, 11:59 por MScalona

"Si no has leído 500 libros,

no puedes escribir uno"

Catedrático en la Universidad de Sinaloa, formador de novelistas, en su último libro describe un México violento

y corrupto.  Nota:  Osvaldo Bazán.

http://www.criticadigital.com.ar/index.php?secc=nota&nid=6903

ELMER MENDOZA
PREMIO DE NOVELA TUSQUETS - 2007-
Elmer es un reconocido profesor de escritura de novelas de MÉXICO.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-