"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Linea D

Publicado en Aguafuerte el 15 de Mayo, 2008, 8:45 por seldonito

Tal vez un sistema caótico sin y con sentido a la vez; o una espiral emergiendo entre los cielos y los subtes; o un constante silencio, ensordecedor y en llamas; una regresión o un pasaje al pie de página. Quizás el error del demiurgo.
Esperaba un poco de eso más una sorpresa y, de yapa, pretendía un evento incomprendido.
Pero nada. No pasó absolutamente nada.
Salir de Plaza Italia y cruzar Santa Fe es tan igual a Montevideo y Perón como distinto de Garay. Veredas rotas, turistas gasoleros, oligarcas imaginarios y varios ¿no tenés una moneda?. Homenajear a Borges en un segmento de equis longitud al cual se le asignan ciertas propiedades, burocráticas y fatales, como sentido y dirección, es un salivazo. ¿Quién dijo que en un vector no cabe la deshonra y el insulto?
Impune, solemne y contemplativo, caminé dos cuadras. Confieso que mentalmente preparaba palabras redentoras para mendigar autenticidad y, sobre todo, escupir al cielo. ¿Acaso la contradicción no semantiza? ¿Es posible observar la paradoja y callar? ¿El sistema resignifica y reprime simultáneamente? ¿Será el silencio respuesta y pregunta, exordio y epílogo, sintagma y paradigma? ¿Donde mierda está el Aleph?
Aprendí entonces que no podemos pretendernos ajenos al recuerdo. Borges será Borges por nosotros, nunca por ellos. Esperar que las calles resuelvan la historia es resignar nuestros mitos; y el problema central seguirá siendo irresoluble ad infinitum: inexorablemente somos conscientes que en el futuro late el olvido y la muerte, la palabra, la cosa y la eternidad.
Aprendí que el bautismo sólo describe al clero y que quien nombra regula. El lenguaje es fascista sine qua non: mamá, papá, señorita, doctor, licenciado, goleador, candidato, presidenta, coronel.
Aprendí que los nombres nos pertenecen y que con ellos construimos un Aleph contradictorio, universal y diverso, propio y ajeno. Tal vez seamos eso, un referente eterno que señala, nombra y luego defiende.
Aprendí que calle Borges enseña sólo si la caminamos con él; y que una vez al año fluye entre ferias, plazas, libros y Cortázar.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-