"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




7 de Mayo, 2008


CARAMBA... la canción

Publicado en Mis canciones el 7 de Mayo, 2008, 23:07 por Sandra Fabi

               C A R A M B A  ´….  

 

 

 

Autor: Otilio Galindez  -VENEZUELA-
.. .. .. .. .. .. .. . .. ..

 

 

 

Caramba, mi amor, caramba, lo bello que hubiera sido
.. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. .. ..
si tanto como te quise así me hubieras querido.

Caramba, mi amor, caramba, pasar este invierno triste

mirando caer la lluvia que tantas cosas me dice.



Caramba, mi amor, caramba. Caramba, mi amor, caramba.

 



Caramba, mi amor, caramba, las cosas que nos perdimos,


los chismes que solo escucho entre las piedras del río.

Caramba, mi amor, caramba, el viento con las espigas,


aroma de caña fresca y amargos de mandarina.

Natalia Ponce de León

Publicado en Nuestra Letra. el 7 de Mayo, 2008, 20:16 por MScalona


TEXTO  CINEMATOGRÁFICO

                                                                                                   

                                                                                

A las nueve menos un minuto aún conservaba vanamente la esperanza, pero el tiempo inexorable transcurrió y a las nueve en punto el teléfono continuó en su mutismo. Pero entonces la magia de un juego se trocó en realidad; muy lentamente todos los objetos empezaron a levitar. Probablemente  no hubo una reducción absoluta de la gravedad, se redujo mínimamente, lo suficiente para que todo se elevara a quince centímetros sobre el suelo.

En un primer momento la sensación en mi cuerpo fue muy placentera, no sentía mis doloridas rodillas, parecía haber perdido peso, ágil y leve daba pasos  que parecían ser uno solo. Después de algún tiempo de disfrutar de mis destrezas corporales quise sentarme para contemplar este fenómeno inusitado, no pude hacerlo pues tenía que sujetarme constantemente al mueble elegido. Mi cuerpo se negaba a entrar en contacto con los objetos, o parecía que estos me rechazaban ya que me mantenía flotando a quince escasos centímetros sobre ellos. Se me ocurrió entonces meterme bajo la mesa de vidrio del comedor; Pronto descubrí que allí tampoco encontraba la comodidad esperada, la alfombra parecía empeñada en rechazarme y mi cabeza chocaba contra el vidrio de la mesa. Desde allí pude observar los cuadros sobreelevados en las paredes, dejando ver las marquitas en la pared delatando su posición anterior. Los silloncitos de ratán flotaban sobre la alfombra y esta parecía seguirlos en su trayectoria hacia arriba. Macetas, ceniceros, portarretratos, y todo el modular de vidrio con las artesanías que exhibe se veían extraños en esa levitación; nada se apoyaba en nada, pero todo se mantenía en su lugar, a quince centímetros  hacia arriba. El escenario parecía haber escapado de algún cuadro de Dalí.

Finalmente decidí sentarme en mi sillón favorito, se me ocurrió atarme al mueble con una larga chalina, logrando que mi cuerpo quedara en contacto con algo, aunque esto no fuera mas que un sillón.

Atada allí percibí algo mucho mas increíble que la falta de gravedad, la alfombra y las cortinas parecían haber envejecido súbitamente, su aspecto era tan raído que hacía pensar que tenían cien años, las cortinas eran hilachas flotantes y en las alfombras se apreciaba la trama y grandes agujeros; todos los objetos parecían estar sujetos a una distorsión, pues habían perdido parte de su masa o materia constitutiva.

Ante mis ojos desaparecía lentamente todo lo que me rodeaba: la mesa levitaba sobre una sola pata cortita, el grueso vidrio chorreaba hacia los costados, con la apariencia del azogue, y a medida que lo hacía desaparecía. El modular era ya irreconocible, la mitad de su estructura y las esculturas y artesanías eran casi invisibles, solo se veían fragmentos de arcilla, cerámica y chorritos de cobre semejantes a estalactitas. Los cuadros parecían volatilizarse con un orden establecido: de abajo hacia arriba, en consecuencia, lo primero que desapareció fue la firma del pintor.

Cerré los ojos pensando si este fenómeno me alcanzaría también a mí; dudé antes de mirar mis pies, ya habían desaparecido las grandes plataformas de mis zapatos. Volví a cerrar los ojos y me acomodé lo mejor posible en los restos de mi sillón. Sabía que había logrado mi propósito, me estaba evadiendo.

                                

NATALIA  PONCE DE LEÓN.    Antropóloga.   Taller 1º año, Martes

el hombre de los ojos bonitos

Publicado en videos el 7 de Mayo, 2008, 12:41 por seldonito
Corto de Jonathan Hodgson basado en un poema de Charles Bukowski

BUKOWSKI

Publicado en De Otros. el 7 de Mayo, 2008, 0:09 por MScalona

Charles Bukowski, EE:UU, 1920-94
Las Almas de los Animales Muertos

Al salir del matadero
había un bar a la vuelta de la esquina
y yo me sentaba ahí
y miraba cómo se ponía el sol
a través de la ventana,
una ventana que daba a un baldío
lleno de pasto seco.

Yo nunca me bañaba con los muchachos del
frigorífico
después del trabajo
así que olía siempre a sudor y sangre.
El olor del sudor disminuye
al rato
pero el olor de la sangre empieza a fermentar
y gana poder.

Fumaba y tomaba cerveza
hasta que me sentía bien como para
subir al colectivo
con las almas de todos esos animales
muertos viajando
conmigo.
Las cabezas se daban vuelta lentamente
las mujeres se cambiaban de asiento lejos de
mí.

Cuando me bajaba del colectivo
tenía que caminar nada más que una cuadra
y subir una escalera hasta mí
habitación
donde encendía mi radio y un cigarrillo
y nadie se preocupaba por mí
en absoluto.


  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-