"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




10 de Febrero, 2008


L I N I E R S

Publicado en Humor el 10 de Febrero, 2008, 21:03 por MScalona


 

www.lanacion.com, 10-feb-2008                                                                                      

JUAN VILLORO

Publicado en De Otros. el 10 de Febrero, 2008, 8:41 por MScalona

Villoro, MEX, 1956

Efectos personales

" Lolita es un thriller al revés (desde el principio se conoce al asesino pero no a la víctima), un baedeker sentimental por los cuarenta y ocho Estados Unidos, una reflexión en torno al poder confesional de la literatura (las emociones de un ser deleznable), un alegato sobre las posibilidades estéticas del crimen ("siempre se puede contar con un asesino par lograr una prosa atractiva"), una parodia sobre la parodia, pero sobre todo, Lolita construye un arquetipo. En su duodécima novela, Vladimir Nabokov trazó un personaje tan emblemático como Werther, don Juan, Hamlet, Fausto, Emma Bovary o Tirano Banderas. Ajeno a los temas ampulosos, creó un mito improbable: una niña caprichosa, de calcetines sucios, con una inolvidable cicatriz en el tobillo, dejada por un patinador; una "consumidora ideal", siempre dispuesta a mascar el chicle mejor publicitado, que al ver el zapato de una víctima en un accidente automovilístico comenta con frialdad mercantil: "Ése era exactamente el mocasín que quise describirle al empleado de aquella tienda"; una mezcla de madurez a destiempo e inocencia vulnerada; una vampiresa accidental, a punto de regresar a su condición de niña solitaria; una tenista veleidosa, que arriesga más en su segundo saque; una experta en bailar con un aro en la cintura; una conocedora de todo lo que le gusta y les duele a los mayores; una tirana del deseo incapaz de beneficiarse de sus poderes; la más irregular de las musas: Lolita, luz de mi vida, fuego de mis entrañas. "


Frag. del libro homónimo.  VILLORO ha gando el Premio Xavier Villaurrutia en México, en 1999 y en 2004 obtuvo el Herralde-Anagrama por su libro EL TESTIGO

ROBERT WALSER

Publicado en De Otros. el 10 de Febrero, 2008, 8:29 por MScalona

1878-1956, Suiza. Walser era escritor de escritores. Muy admirado por KAFKA, MUSIL y BENJAMIN, pero tuvo poca repercusión en su tiempo pues pasaba largas temporadas internado en un psiquiátrico, donde pasó finalmente los últimos 10 años de vida.

Aquí puede conseguirse de él un libro hermoso que se llama VIDA DE POETA.


Un chico modélico
Instantáneas de un escritor y paseante solitario
Robert Walser
+
+
+

Uno de mis condiscípulos era atrozmente respetable ya de chiquillo. Los demás le teníamos en poca estima; su docilidad nos repugnaba. Apenas había carne en él; parecía transparente de pura delgadez, y caminaba como un bastoncillo, horriblemente recto y delicado. De otros, por ejemplo de Grüring, que tropezaba al recitar el poema «Firdusi», podía uno reírse. Él, en cambio, no daba nunca motivo a la menor risa. Por eso apenas existía, aunque su flacura, con la que parecía aspirar hacia lo más sublime, saltara bastante a la vista. Sus padres vivían en el barrio nuevo. El padre era escribano; la madre era tan avara en mostrar su exuberancia corporal como su modélico retoño, cuya sensatez me resulta doloroso recordar. ¿Nos está permitido a los humanos ser tan faltos de interés? ¡Cómo nos hacía reír los chistes de un alumno que pasaba por ser un granuja, y al que esta fama no le impidió convertirse en un hombre de bien! Hoy se comporta como si nunca hubiera tenido en mente una broma. El otro fue castigado por su irreprochabilidad. A Dios no le importa mucho que los hombres sean irreprochables. ¡Cuánta diversión permanente nos procuraban los llamados tontos! ¿Acaso les agradecíamos? No, pero los queríamos y respetábamos sin que hicieran nada por impresionarnos. Eran personas, mientras que al alumno simplemente aplicado lo sentíamos como un extraño. ¡Qué repugnante es ser tan irreprochable! Al volver, tras una larga ausencia a la ciudad que me viera crecer, me enteré de que había sufrido serios reveses de fortuna. Su ascensión lo había hecho caer, y la buena opinión que les merecía a sus conciudadanos se desmoronó con él. ¿No serán también vulnerables los venerables?
+
+
Texto copiado del libro de Robert Walser,
La rosa, de la Editorial Siruela, 2003.
+
+
+

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-