"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




3 de Noviembre, 2007


desde el reposo texto terraza

Publicado en General el 3 de Noviembre, 2007, 19:01 por pjavkin_

Los pies. Ni las capuchas descartables, la lengua genuina, los murales esperanzados, la utopía impune y refugiada. O a lo mejor eso, todo eso, guardado en los pies. Hay que verlo, pies de seiscientos años, piel de cien, timidez de los cuatro. La camioneta subía y bajaba, en la sierra histórica, verde, muy verde, y bajaba la nube, y daban ganas de llorar, y en esos pies uno comprendía todo, y lloraba.

No es el suave desaliento. Pasa que murió la tía duende. Profesora de día, cuerpo de bruja, había que verla con las telas encimas, y las espadas, y la épica de juguete que fascinaba a mati y juli. Donde se fue mama?. Y uno que quiere creer lo del lugar lindo, lo del reencuentro con los padres, y toda la liturgia fantástica de lo que al fin sabemos que no hay. Sólo por el alivio vale. Al fin y al cabo para eso estamos.

Te leí triste. Tenías ganas de escribirle le dijiste y te creyó. O más bien, te quiso creer. Otra que quinientas noches. Te va sintiendo volver como si hubiera estado predestinado. Deja de lado las veces que en secreto te llamaba sin querer. Gira, todo va girando, yendo y viniendo se recicla la ceremonia repetida. Primero vas vos, después él. Te extraño, pienso mucho en vos, contame como estás, la familia?, vas a venir?, pasaron tantas cosas. Esto es otra cosa, no suave desaliento. Digamos que mejor, piadoso y necesario nos dejamos tocar por un aliento suave.

Está muy bien. Al fin y al cabo el calentamiento esta directamente relacionado con la guerra. En todos los órdenes digo. Que hay batallas y batallas es verdad. Que a veces dan ganas de salir de la trinchera a campo abierto, y dejarse atacar y ser vencido. Que si Gore y los de la ONU hacen lo mismo que se yo. Pero queda bien, y al fin y al cabo al viejo gorila lo dejaron con la leche, y al peruano también, y eso no es poco.

Era obligatorio sabés. O escribías o no entrabas. Te juro, obligatorio. Y encima el guacho colgó un montón de garcía montero en el blog. Y te caga con eso. No se puede usar. Por eso te busqué. Pensé en los pies, en los disfraces, hasta en el Nobel. Qué como hice? Tenía el mapa marcado. Vos lo guardaste también?.

LOS INTOXICADOS

Publicado en Poemitas. el 3 de Noviembre, 2007, 9:26 por amanda poliester

                                                   LOS INTOXICADOS PARTE I

                                    Nada sabe de amor quien no ha perdido por amor una casa.

                                                                                              Luis García Montero

 

Un pulso hipnótico

la voz que insiste

Despertar respirar el humo yerto de la mañana como encerrada en un rubí

hemos perdido cosas

dice ella.

El no dice nada.

Son gentiles.

Hacen lo que pueden.

 

Sé que la gente duerme separada para preservar la pareja

dice ella.

 

Así se dice y

no se dice estamos intoxicados.

 

No se habla de agua.

            No de puente 

en el que no hay quien del otro lado.

 

Perder una casa por amor

dijo el poeta

como mensurando lo máximo que pudiera perderse.

Hizo bien en decirlo así

después de todo un bien registrable tiene avalúo fiscal

y el agua es sólo eso: agua.

 

Así las cosas deben ser dice él

cual monster inc corrugado

La madurez de vivir intoxicados

hablándonos en medio de mensajes de texto

no nos miramos

no nos miramos

 

(cuándo fue la última vez que nos miramos

como si fuera la última vez que íbamos a hacerlo)

 

Ella ahora no duerme

la atraviesa el espanto

a él le asusta la idea del acostumbramiento

a la sensatez que le imponen como una silla vacía

de la que no podrá nunca más levantarse.

 

Piensa ella cómo estar ahí sabiendo

que tal vez hay los que pierden una casa.

Y eso sería en occidente, calculo.

                                           LOS INTOXICADOS CON LUCA (SIN ESE)

 

Hemos perdido cosas.

 

El no dice.

 

Sé que la gente duerme separada.

 

(Luca sin ese anota en su libreta

de los power:

 

“No se habla de agua.

No de puente

en el que no hay quien del otro lado”)

 

Un bien registrable tiene avalúo fiscal

y el agua es sólo eso.

 

Así las cosas deben ser.

 

La madurez de vivir intoxicados.

 

Cómo estar ahí

sabiendo.

LOS INTOXICADOS FINAL

Un bien registrable tiene avalúo fiscal.

Así las cosas deben ser.

 

                       

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-