"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




13 de Agosto, 2007


fragmento de "Breves fragmentos"

Publicado en General el 13 de Agosto, 2007, 23:39 por negrointenso

Negro intenso, era el nombre de la tintura que usaba para su cabello, los 30 años traían canas. Le gustaba pararse en las góndolas (que hermosa palabra) , de los supermercados y ver los nombres de los colores de las tinturas. Negro azulado, ese lo había probado, los primeros días quedaba hermoso pero se desteñía pronto y al rojo. Había una variedad increíble de colores. Ella los leía a todos, los clasificaba, los memorizaba:

. naturales: rubio muy claro, rubio claro, rubio, rubio oscuro.

. naturales ceniza: platino, rubio muy claro ceniza, rubio ceniza.

. cálidos: caoba oscuro,rojo caoba cobrizo, rojo muy brillante.

. tabaco, glacé, dorados.

Luego de leer todos, elegía negro intenso y lo llevaba.

...

Publicado en Pavadas hechas texto, el 13 de Agosto, 2007, 13:43 por Gonza!

Reseña del cuento Gregorio

(…)

Fíjese que de seguro será un cuento exitoso. El espectro de asuntos que abarca es increíble, lo sé, pero creo yo se centra principalmente en la marcada desdicha que descansa en el conformismo y en una crítica ácida a los discursos tendientes a  desdramatizar la realidad que nos rodea. El comienzo es  prometedor, debe estar de acuerdo conmigo señorita Valles:

... el día se auguraba llano y raído de novedades o buenas compañías. Recordaba Gregorio el sol de sus días de niño y la pesadumbre que significaba empujar su rutina diaria cuesta arriba y así como sin querer…

Evidentemente la figura de Gregorio se va a plantear central en la estructura del relato, verá. Un muchacho aturdido y buscando el camino a seguir, su vida será la metáfora con la que me permito expresar la vida de todos. Pensé en plantear el contexto en la posguerra o alguna época de esperanzas renovadas, más que nada para sorprender con un nítido contraste entre el medio y la situación de Gregorio, la soledad entre la muchedumbre, la muerte entre los pastos nuevos. Una idea por demás original.

Ahora vamos al tercer párrafo, donde se  vislumbra lo que va a ser la piedra base de lo que sigue, señorita Valles, la escena en la que se intuye el complejo interior de Gregorio, la raíz de su infelicidad. Lea conmigo:

Recostado veía remover a Cleta las hojas amarillas del viejo fresno, el desgano apoderado de su voluntad. El jardín, la escuela, su carrera y la eterna incógnita del mañana. Llamarse Gregorio, y recorrer las veredas sin rumbo parecía tener sentido, una irónica  correlación (…). Su alejamiento de la sociedad y las costumbres acertadas, dibujando un boceto preciso del desacierto.

Debería saber que al texto lo fui registrando de a partes, en hojas de diario, folletos y anotadores, un día me percaté de que la historia tomaba mayor volumen y comencé a juntarlos. Desde allí comenzó a crecer por sí sola. Y en verdad no tenía pensado publicar este cuento, fue más que nada por la constante insistencia de un amigo que compartimos que lo hice, el Doctor Peyrano, quién fue mi primer lector y aliento.  Tal cómo él lo hizo, puede usted notar sin avanzar demasiado en las líneas que el hilo de la trama es perfecto, sin el más mínimo detalle que lo mueva al lector siquiera a percibir el aburrimiento, o alguien osaría decir que el desenlace en la montaña rusa no crea un efecto maravilloso en el estómago, casi se pueden compartir las sensaciones que experimenta Gregorio, los aromas, la velocidad. La descripción de cómo los rieles se precipitan de a uno al vacío es el aspecto que más elogió mi alguna vez mentor Roberto Fandev, ha sido un gran honor para mí el hecho que aceptase leer el primer manuscrito completo.

…una borrosa situación de caída y luego el reposo, la ficticia calma que desembocó en otra marcada pendiente, un giro pronunciado y Gregorio sintió una leve alegría entre tantas nauseas, entre tanto desorden, entre la psicópata que no paraba de gritar y el niño de camisa a cuadros, entre el ruido a metal oxidado y la música amplificada en demasía . Entre el quiebre, el sonido sordo y el caer, el caer, el caer.

La muerte de Gregorio surge inevitable para cerrar el cuento, una forma elegante de mostrar cómo la tragedia de no encontrar un lugar en el mundo se empareja finalmente con la llana inexistencia. Intrincadas resonancias esconde Gregorio.

Sí. Es cierto lo que insinúa señorita Valles, quizás llegue a ser el más increíble logro de los últimos diez años, ya se me ha ocurrido, pero eso se verá con el tiempo. Por lo pronto, si me permite, quiero decirle que se encuentra especialmente hermosa esta tarde, y si no tiene planes me encantaría invitarle, al menos,  un café.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-