"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




18 de Junio, 2007


falsa modestia

Publicado en General el 18 de Junio, 2007, 21:33 por negrointenso

publicaron unos poemas míos en este blog:

http://discretoencanto.blogspot.com

besos, vero.

Humberto Costantini

Publicado en De Otros. el 18 de Junio, 2007, 20:48 por MScalona

nació y murió en Baires, 1926-1987; salió del grupo EL ESCARABAJO DE ORO, con Abelardo Castillo, Heker, Briante, Battista, Piglia, etc... de esa generación y grupo. Con una de sus novelas se filmó FUNES, UN GRAN AMOR, que dirigió Raúl De la Torre con los protagónicos de Graciela Borges y Gian María Volonté.

                                                                                                                    


                                     L A      V I S I T A            fragmento

Y teníamos tanto que hablar con la señora de Pino, por lo menos yo tenía tantas cosas que contarle y que preguntarle después de cuatro meses. Ella me dijo que se le pasaron volando esos cuatro meses, a mí no, la verdad, se me hicieron tan largos, me parecía que no terminaban nunca de pasar, sobre todo al final cuando empezaron a venir los días lindos y yo como una sonsa esperaba que llegara el quince de octubre nada más que porque habíamos quedado en que yo iría a visitarla para la mitad de octubre. Una rabia cuando el día ocho empezó a ponerse feo y a llover,  llover como si no fuera a parar nunca. Llegó el día doce y seguía lloviendo, yo estaba desesperada, no hacía más que quedarme sentada en la estación o pasearme de una punta a la otra mirando y mirando el cielo para ver si aclaraba. Ni ganas de comer tenía, para peor lo oigo decir a don Orestes que el diario había anunciado lluvia, vientos fríos y granizo para todo el mes. Pero bendito sea Dios, me decía yo, todo el mes lluvia y yo que de sonsa nomás había dejado pasar los primeros días de octubre que fueron verdaderamente una maravilla con tanto sol y sin nada de frío.

            Qué mala suerte, le digo a don Orestes, que sabía muy bien lo de mi visita y que con ese tiempo de todos los demonios era el único que se animaba a llegarse hasta la estación y que no es mal hombre en el fondo, lo único esa manía de hacerse el importante y de andar todo el día de aquí para allá llevando chismes y preguntando sonseras. Y otra cosa que tiene es que charla y charla y cuenta cada disparate y cada mentira que a veces es como para matarlo. Se lo pasa riéndose de los otros viejos que vienen a tomar sol a la estación y le gusta hacer ver que anda siempre ocupadísimo y que apenas si tiene unos minutos para perder con una, y después resulta que se queda toda la tarde hablando pavadas porque en realidad que va a tener que hacer, si debe estar así un poco loquito el pobre, pero no es malo, porque cuando me contó eso del diario y a mí me salió del alma suspirar y decirle qué mala suerte, él empezó a mirarme con esos ojitos de chico diablo que tiene y a reírse con esa risita llena de tics nerviosos y a decirme que no me afligiera porque él se encargaría de hacer parar la lluvia. Uh, me haría un gran favor, don Orestes, le digo, tanto como para seguirle la corriente y para que no se me enojara, y me puse a mirar el cielo aburrida y sin ninguna gana de conversar.

            Como para escucharle las sonseras a don Orestes estaba yo, unas ganas de decirle que se fuera y me dejara tranquila tenía. Para colmo allí encerrada mirando la lluvia y sin poder dar un paso fuera de la estación. De pronto se me hizo que lo del quince de octubre, lo de la visita todo, todo era una mentira, de veras, señora de Pino, una historia que yo me había inventado para, bueno, para tener algo en qué pensar. ¿A usted no le pasa, señora de Pino, que a veces usted se siente como afuera, como afuera del mundo quiero decir, como si la cabeza le estuviera funcionando y funcionando por su cuenta y acomodara y volviera a acomodar un montón de cosas que no tienen nada que ver con lo que en serio le está pasando? Claro que esto no se lo voy a decir a la señora de Pino porque verdaderamente para qué, pero igual lo debe sentir a veces, como lo siento yo, y más que seguro que es por la manera en que una vive, porque si una tuviera un sitio, o una cama, o una pared para colgar un retrato, por ejemplo, o una mesa, ahí está, una la podría ver todos los días a esa mesa, y la tocaría y la limpiaría y diría, aquí se me volcó una vez el café, esta quemadura se me hizo con la plancha, este hule lo compré en tal negocio en una liquidación, entonces a la cabeza no le daría por funcionar así en el aire. Una pensaría y lo que pensara a la fuerza tendría que pegarse a las cosas, como si una estuviera allí como si una formara parte de todo eso. Miraría y tendría que decir: caramba, hace frío, a esta cama tengo que ponerle más abrigo; diría: a esta pared le hace falta una buena mano de pintura. Esas cosas.

            Como ahora, que estoy pensando en las masitas o en el sánguiches y la verdad hasta que no lo resuelva no voy a poder estar tranquila, pero es una intranquilidad linda, como ayer que me fui a tres confiterías y después al almacén y averigüé los precios de todo, una barbaridad lo que cuestan, me agarraba la cabeza porque era como para agarrarse la cabeza, pero igual estaba contenta. Me iba de un sitio al otro, preguntaba, discutía con los vendedores, les decía que eran todos unos asaltantes y con quién se creían que estaban tratando, pero me sentía bien. Era como si de golpe me hubiera vuelto veinte años más joven, qué sé yo, como si todas las cosas se me hubieran hecho muy amigas y me acompañaran a todos lados y me ayudaran a pensar bien.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-