"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




7 de Mayo, 2007


más Retamoso ....

Publicado en De Otros. el 7 de Mayo, 2007, 20:08 por MScalona


                                                                     

      Madre:

      cuanto de vos

      tenían los días,

      que teñían, apacibles,

      el oro de noviembre,

      haciendo que el mundo

      transmutara

      en profecía de dicha

      al broncear,

      espléndidas,

      las hojas de los árboles

      que conducían

      mi mirada

      hacia ese infinito

      de brillos fugaces

      donde se perdía,

      imperceptible,

      el límite

      de todo?...

      Cuánto de vos,

      madre,

      había en esa sinfonía

      de colores

      donde el mundo

      solamente era

      un por venir,

      un puro anuncio,

      la absoluta promesa

      de lo que sería

      porque aún

      no había llegado

      la hora

      real

      de su celebración?...

     

      Anuncio y porvenir,

      el universo,

      podría así decirse,

      dejaba traslucir

      un espíritu

      que sin duda

      debía ser el tuyo.

      Pero eso lo supe

      mucho más tarde,

      cuando el duro devenir

      ya había segado

      la hora

      del agradecer.

     

 

op.cit.   p. 15-17

...después dicen que la gente no lee... !!!!!!!!

Publicado en General el 7 de Mayo, 2007, 16:21 por MScalona
                                                                                                            
http://www.clarin.com/diario/2007/05/07/um/m-01414246.htm

Roberto Fontanarrosa, profético

Publicado en De Otros. el 7 de Mayo, 2007, 11:25 por Ramiro

Uno recupera, de pronto, aquel instinto primario y animal que infructuosamente trataran de legarnos nuestros an­cestros aborígenes. Comienza a rastrear señales en la copa de los árboles, a adivinar conductas en la ac­titud de los animales, a bucear respuestas en los in­dicios de la naturaleza, en la interpretación del vue­lo de los pájaros. Desde una persiana cerrada llega la bocanada fugaz de un relator de radio. Uno apura el paso pero la voz lo persigue como un misil de ca­beza inteligente. ¿Qué inflexión ignota había en su voz? ¿La entusiasta y exitista del cronista ante la vi­bración de una victoria? ¿La cadencia monótona y desilusionada ante la mediocridad de un nuevo em­pate? Uno es un radar, es una antena, es el cervati­llo frágil que eleva el morro húmedo en la espesura, el oráculo que adivina el destino en la lectura sutil de los guijarros. Recuerda sin duda la última tarde en que se perdió —catastróficamente— un clásico. Aquella mañana previa al hecho los perros ladraron alocados, las aves enmudecieron y los gatos tuvieron un comportamiento errático y equívoco revolcándo­se, aparatosos, sobre sus propias heces. Deben ir, uno calcula, 30 minutos, media hora. Que todo siga así, en calma chicha, que no cambie ¡Otra vez una explosión, otra de estruendo! ¡Que la corten con eso, pelotudos! Ya se la hicieron correr una vez y era mentira. Tiran por tirar. Para hacerlo cagar a uno en las patas, nada más. Aunque sabe que si se confirma un gol de Central lo va a gritar. Solo y en la calle, como un pavote, seguro que pega un salto y se lo grita. Sí señor. Es toda una avalancha de presión que tiene acá, en la boca de la garganta, esperando salir, atragantada. Dobla lentamente un auto, el conductor lo mira y va hacia uno. Es el Negro Mario. ¿Qué quiere este boludo? ¿Por qué aminora la mar­cha, por qué lo mira? Mario saca media cabeza por la ventana, la menea y sonríe con una mueca triste. "¡Qué verga que somos, hermano!" dice. Un estilete de hielo le baja a uno desde el pecho hasta la entre­pierna. "¿Qué pasa? ¿Perdemos?" pregunta. "Uno a cero". "Qué va a hacer" dice uno, supuestamente fi­losófico, medio como si no le importara, como si hu­biera salido a caminar porque quiere reflexionar tranquilo sobre el devenir humano en el próximo mi­lenio. Mario acelera y se va. Uno está destruido, pul­verizado. Un hachazo feroz lo ha partido por el me­dio. "Qué va a hacer" se repite ¡Una mierda "Qué va a hacer"! ¡Mañana y pasado y toda la semana viendo en la televisión ese gol puto! Y el festejo, y el salto interminable de los lepra, y la pila de jugadores roji­negros celebrando. Y eso si es un solo gol, después de todo. Porque por ahí Central se va a la desespera­da a buscar el empate y se come cuatro. Decí que falta poco... Y aguantarse la cargada de Marini. La cara de sobrador del pelado Vega. Los mil chistes malos que brotan como hongos después de cada de­rrota. El "¿Sabes cómo le dicen a Central?". Hay que meterse en la cama y no salir por 20 días. Eso hay que hacer, la puta madre que lo reparió ¿Para qué carajo uno se pone esa remera mugrienta, la blanca con el dibujo del oso panda, que lo acompañara en tres victorias? ¿Para qué mierda se la pone uno?

Roberto Fontanarrosa. Fragmento de "La observación de los pájaros" del libro La Mesa de los Galanes pag 91-92. Ediciones de la Flor. 

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-