"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




20 de Abril, 2007


De campamento

Publicado en Pavadas hechas texto, el 20 de Abril, 2007, 20:50 por Germán Minguei

Mosquitos

El paisaje se abría en dos volúmenes de mosquitos, separados por la línea menos oscura del camino.

A la derecha estaban trillando.

Al frente el perfil negro de los árboles del Parque Sarmiento.

Habíamos dejado atrás el pueblo, doblando a la derecha, a la izquierda, cruzado las vías y de nuevo izquierda.

Teníamos repelente en el pelo, la ropa, la piel.

Anochecía.

Caminábamos por el asfalto, sobre la banquina izquierda.

- Para ver los autos de frente.

Una bandada perfiló el cielo.

-  ¿Les dije que las quiero?

- Sí, papá, lo decís siempre...

El viaje en el Monticas no nos había alcanzado para agotar los temas de conversación.

La escuela, la lluvia, el granizo, la noche, el campo, la soja, las máquinas que parecían bichos, los bichos que parecían máquinas. Los mosquitos, los pájaros.

Llegamos con un fulgor apenas distinguible en el oeste.

Estábamos casi solos en el parque.

Buscamos el mejor lugar para plantar la carpa.

Un montecito de sauces, eucaliptus, pinos y jacarandáes. Un poco mas lejos, casi saliendo de la arboleda, había un palo borracho.

El lugar estaba lleno de susurros. Y de sapos.

- Los sapos se comen los mosquitos

En algún momento se podía escuchar el gorgoteo sólido del Carcarañá.

Levantamos la carpa cerca de un arbusto, a medio camino de la mesa con bancos de cemento.

- Papi, es linda la carpa

Juntamos unas ramas para hacer fuego y cocinar hamburguesas.

- Después de comer vamos a ver el río

La ribera estaba muy encharcada en los lugares bajos, pero pudimos acercarnos a la orilla por la parte más alta, casi barrancosa, cruzando un camino terraplenado. Había un poco de arena, unos sauces, muchas luciérnagas.

- ¿Las luciérnagas comen bichos?

La correntada traía una línea de espuma blanca que pasaba rápida cerca de los pajonales de la otra orilla.

- Esas tres estrellas son las tres Marías, si se fijan hacen como si fuera el cinturón de una persona. Se llama Orión. Y eso que está allá es la Cruz del Sur.

- En la escuela aprendimos los puntos cardinales.

Grillos, ranas, el agua revolucionada del rio.

- Papi, tengo sueño, ¿vamos a dormir?

- ¿Nos contás un cuento? Pero que no sea de terror

- Síiii, dale, pero que sea de miedo. Yo no tengo miedo.

- Papi, juntemos muchos sapos para llevarlos donde está la carpa así se comen los mosquitos.

Llegamos a la carpa A lavarse los dientes, las manos, la cara, hacer pis, cambiarse las bombachas.

- Contános un cuento

Las mochilas y la ropa hacen las almohadas. Las zapatillas embarradas quedan afuera de la carpa. Hay viento del sur. Tenemos el mosquitero puesto y la tela impermeable abierta. Se cuela un poco de aire fresco.

- Había una vez...

Siempre en los temas claves...

Publicado en Aguafuerte el 20 de Abril, 2007, 16:25 por MScalona

U R G E N T E   !!!!!!!

"La Iglesia Católica decidió abolir el limbo..."


http://www.clarin.com/diario/2007/04/20/um/m-01403818.htm

ahora... me pregunto, si abolieron el limbo... ellos... por ejemplo,

BENEDICTO XVIMIL... ¿dónde irá a vivir...?

el martes los espero... pero no tomo lista, che...

Publicado en General el 20 de Abril, 2007, 14:24 por MScalona


El próximo martes 24 de abril continuará (20,30 hs), con las lecturas de Marcelo Scalona y Ana María Russo, el ciclo La Poesía en los Bares. En este mismo encuentro, que coordina Sebastián Riestra,  la poeta Andrea Ocampo presentará el último libro de Graciela Ballestero. Cabe agregar que estos actos de poesía de los martes son organizados por la Secretaría de Cultura y Educación de la Municipalidad de Rosario, y la coordinación general le pertenece a Hugo Diz. La cita es en La Subsede, San Lorenzo y Entre Ríos. Como es habitual la entrada es libre y gratuita.


TERRIBLE NOTICIA

Publicado en General el 20 de Abril, 2007, 9:53 por Lorena Aguado

... y lo mejor de Chéjov

Publicado en De Otros. el 20 de Abril, 2007, 0:50 por MScalona

Stanislavski, semidiós inapelable de la escena rusa, al leer una de sus obras se limitó a enfurecerse: “¡Esto es imposible de representar!”. Chejov mismo se disculpaba de su teatro con mansa perplejidad: “Me salen no sé qué cosas raras” (palabras que también hubiera podido escribir Kafka). Su pieza Ivanov fue bautizada “Estupidov” en Rusia, y el clamoroso fracaso de La gaviota lo llevó a decir, en una carta: “He aquí la moraleja: no hay que escribir obras teatrales. Nunca jamás las escribiré ni las haré representar, así viva setecientos años”. También solía afirmar que, dada su mala suerte con el teatro, si se casara con una actriz seguramente ella pariría un puercoespín. Por supuesto, Chejov era tan imprevisible como sus personajes y se casó con una actriz, Olga Knipper. Escribió para ella El jardín de los cerezos, puercoespín de representación obligada desde hace cien años por todos los grandes teatros del mundo. Fue su gran éxito, pero le llegó unos meses antes de la muerte. Lo último que escribió Chejov fue una obra teatral, la más conocida. Lo primero también fue una pieza de teatro: la más olvidada y secreta. Entre ésta y aquélla hay enormes similitudes formales y temáticas. Los mismos hacendados al borde la ruina, las mismas conversaciones disparatadas, igual tristeza y pesimismo y humor, la misma aparente incoherencia de los diálogos, la misma ambigüedad de género. Chejov insistía que El Jardín de los Cerezos, era una comedia, incluso una farsa. Stanislavski, que lloró al leerla, sostenía que era un drama y hasta una tragedia. La explicación de esta discordia, que aun hoy gravita sobre su teatro, me parece muy sencilla: toda la obra de Chejov es simultáneamente las dos cosas. Chejov estaba inventando sin saberlo algo que hasta allí no podía existir: un teatro absurdo a fuerza de ser real; un teatro patético, irresistiblemente cómico. Su única teoría estética era que sus personajes no debían ser actuados, sino vividos, sencillamente porque la verdadera vida es así: lo que más hace la gente es comer y hablar tonterías; no anda declarando su amor todo el tiempo o cortándose el pescuezo. Dicho con sus propias palabras: “Es preciso hacer una obra donde la gente entre y salga, coma y hable del tiempo, juegue a los naipes, que todo sea tan complicado y al mismo tiempo tan sencillo como en la vida. La gente come, no hace otra cosa que comer, pero mientras tanto va forjando su destino dichoso o destruyendo su vida”.

more Chéjov

Publicado en General el 20 de Abril, 2007, 0:45 por MScalona


TOLSTOI dijo de "Tres Hermanas"

“No comprendo las piezas de Chejov, a quien aprecio mucho como narrador. ¿Qué necesidad de presentar en el escenario cómo se aburren tres señoritas? De eso mismo resultaría una linda novela corta y, seguramente, él lo haría muy bien”.

Chejov... Tercero

Publicado en De Otros. el 20 de Abril, 2007, 0:35 por MScalona


LA PELI QUE NO RECORDABA HACE UN RATO, con los chicos-as de TERCERO, es

Pieza Inconclusa para un Piano Mecánico, dirigida por Nikita Mijalkov en 1977 e inspirada en PLATONOV, de Anton Chejov.   El argumento trata de un médico que va al campo con su esposa a visitar a una amiga (ahora) que fue su amante y encuentra que aquella mujer que aún admiraba y deseaba  se ha casado con un burgués idiota.  Lo que sigue, es el final de la obra: 

"...Entra su cuñado, que es médico. Lo ausculta en suelo. Pide desesperadamente agua, y se la traen. Uno espera que se la dé al agonizante, quien por otra parte estaba enfebrecido y sediento desde la escena anterior. No: el médico se toma el agua y tira el jarro. Y Platonov muere. ¿Cómo se monta esto? ¿Es trágico? ¿Es cómico? Es así. Éstas son justamente las cosas que hace la gente en la vida real, diría Chejov.


Anton Chejov aprendió la irresistible fuerza de la vida humana, y su absurdo, entre sus enfermos terminales. Escribe en una carta: “Me acostumbré a ver gente que pronto moriría. Siempre me sentía algo raro cuando en mi presencia hablaban, sonreían o lloraban personas cuya muerte estaba cerca”. Llevó esta rareza a sus cuentos y a su teatro. ¿Qué es, por otra parte, cualquier hombre, sino eso? Una persona que va morir pero que sigue sonriendo, hablando de comida, jugando a las cartas, mientras forja en agonía su destino de dicha o de destrucción.

Otras pelis que se han hecho con CHEJOV son  "Ojos negros", también de Mijalkov en base a "La Dama del Perrito y El Beso";  "Tío Vania" (obra homónima) dirigida por Anthony Hopkins y "Tres Hermanas" (homónima) dirigida por Margaret Von Trotta .-

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-