"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




23 de Diciembre, 2006


cumple de Marce

Publicado en Fotitos. el 23 de Diciembre, 2006, 16:31 por Lorena Aguado

CUMPLE DE MARCE

Publicado en Fotitos. el 23 de Diciembre, 2006, 16:23 por Lorena Aguado

ROBERT WALSER

Publicado en De Otros. el 23 de Diciembre, 2006, 15:30 por MScalona

WalserROBERT   WALSER


" ¡Qué viejo haber sido ya de joven así...!   ¡Con la conciencia de no tener un hogar en ningún sitio o al intentarlo,  haber logrado paralizarlo y asfixiarlo interiormente!  Qué hermoso era pertenecer a alguien en el odio o en la impaciencia, en el amor o en la melancolía.  Un triste entusiasmo se apoderaba de Joseph siempre que desde alguna ventana abierta sentía que el místico calor de un hogar se reflejaba en sí mismo:   el solitario, el errante, el apátrida, de pie en medio de la calle fría".-

                                                                              

                                                         

fragm de EL AYUDANTE.

                                                              

Robert Walser vivió en Suiza entre 1878-1956, está considerado maestro de Kafka, Beckett y Walter Benjamin. Vivió sus últimos 23 años en un psiquiátrico.  Aquí se consigue un libro de él de Alfaguara,  que se llama      VIDA  DE   POETA  .- Yo lo tengo y desde el pto. de vista semántico siempre me recuerda mucho al Pessoa del Desasosiego... en el 1º ejercicio del taller yo les doy una frase de él que habla de cómo a un poeta que es oficinista, irónicamente, su empleadfor lo echa del trabajo argumentando que a alguien como él, en aras del cielo literario, no le conviene hacer trabajos comunez, perder el tiempo en una oficina, sino, dedicarse todo el día al ocio del poema...

Vila Matas sobre Robert Walser

Publicado en De Otros. el 23 de Diciembre, 2006, 15:20 por MScalona

Una muerte pura

Enrique Vila-Matas*

Me fascinan en Robert Walser los microgramas, lo que él llamaba el método del lápiz y que consistía en escribir en hojas de almanaque (que solía cortar por la mitad) y en todo otro tipo de papeles –más bien papelillos– que encontraba por ahí. Como comentara ya el gran Juan José Saer, la constante en la utilización de ese soporte material de papelitos (con la curiosa particularidad en muchos casos de que el texto tiene una extensión que coincide casi al milímetro con el tamaño de la hoja) ha sugerido a los estudiosos de la obra de Walser la hipótesis de que era el tipo de papel y su formato lo que originaba en este narrador el proceso de escritura. ¡Qué desmitificación más grande, por cierto, de las grandes temas y secuencias de la literatura! Y es que Walser era un escritor sin motivo, escribía sin ninguna finalidad externa, cualquier tema le parecía interesante. Todo estaba bien siempre para él y quizás esto explique por qué su literatura carece de intenciones y de esqueleto.

El poético método de Walser en sus microgramas consistía en terminar de escribir su historia en el momento justo en el que se acababa el papelillo. Nada tan divertido y profundo como esto. No puedo evitar verle un parecido con este artículo mismo que estoy ahora escribiendo y para el que se me ha pedido un número muy concreto de caracteres. También estas breves líneas, como si de un micrograma se tratara, terminarán en el momento en que se acabe mi espacio. Hace quince días participé en París en una mesa redonda sobre Robert Walser con motivo del cincuenta aniversario de su muerte, en el día de Navidad de 1956. Empezaron a decir mis colegas que su final en la nieve había sido mitificado. Fue providencial entonces la intervención de mi amiga Fleur Jaeggy, que se dirigió a mí, como si quisiera dar la espalda a los demás componentes de la mesa redonda: "¿Pero no te parece que fue una muerte pura, poética, perfecta, indiscutible, bellísima ?".

                                                                                                                              

       VILA MATAS   nació  en  Barcelona  en   1948.

B O R G E S

Publicado en De Otros. el 23 de Diciembre, 2006, 11:03 por MScalona


Es, ya lo sé, el amor:

la ansiedad y el alivio de oír tu voz,

la espera y la memoria,

el horror de vivir en lo sucesivo.

Es el amor con sus mitologías,

con sus pequeñas magias inútiles.

Hay una esquina por la que no me atrevo a pasar.

Ya los ejércitos me cercan, las hordas.

Esta habitación es irreal: ella no la ha visto.

El nombre de una mujer me delata.

Me duele una mujer en todo el cuerpo.

                                                                                                                   

frag. del poema  EL AMENAZADO,   Jorge Luis Borges               

Fabricio Simeoni - relato navideño...

Publicado en De Otros. el 23 de Diciembre, 2006, 10:26 por MScalona

Los Restos  de Luz

 

 

Como un mandamiento omitido alguien vuelve a santificar las fiestas entre los escombros de la pirotecnia. Se enluta un artificio. La mano se diluye en la costura como una prolongación de otro cuerpo; entran los dedos y se contagian de la cinética condonada por los artilugios de una cañita voladora incrustada en el barro acabado, después de su recorrido fallido.

Los hermanos vuelven a festejar. Es tarde en la casa y en los cajones de zapatos viejos. Cuando pasan las doce todo huele a pólvora. Un brindis de camuflaje y el claustro. Nadie escuchó gemir a las tortugas. Un corte sacro, hay sangre sobre la cortadora de césped. Una familia estrangulada y las pasas de uva dispuestas en el mantel. El cristal líquido ya tenía las marcas. Felicidades.

Caminaron de noche por la estridencia del atrio, las luces iluminaban sus sombras amontonadas. Cuando la tecla sea pulsada habrá suelta de globos en la cuadra. Llueve en Navidad. El planetario está abierto y los chicos quieren ver a Papá Noel en cuclillas, suplicando por los juguetes que nunca trajo. Cuando la abuela abrió la puerta había un eclipse.

Los corchos desparramados en el verde nos devuelven la inflamación, son las guirnaldas de otra noche las que postergan la imagen. Alguien se acerca con la ofrenda pero sudamos el maquillaje. Cada gota que cae sobre el cáliz se desliza imprudente como parte del cotillón hasta defenestrar el púlpito, y bebemos cierta deformidad en las mesas. Los restos de luz.

¿Qué detección de cuervos nos amordaza? ¿Quién soporta la nimiedad de las momias? Dionisio se desintegra y confluye un misal en la cornisa. Se cuelgan del vientre y el ventilador de techo aún gira. La confesión es sincera entre cardos, se revuelcan apestados por el olor a uva chinche y el galpón tintinea. Esta homilía perece sin darse cuenta, del refugio. Las últimas gotas se embuten en la lengua como manchas.

¿Qué sequedad infringe cada vaso? ¿Quién alberga este acceso en las manos? Fuimos lo que nadie pudo celebrar, esas arcadas de ignominias del vidrio. Vimos lo que nadie pudo desfigurar, esos rostros acólitos después del domingo.

Los paquetes son disfraces para el zigzagueo de las lombrices bajo el árbol lumínico. Lugares por donde pasan trenes descarrilados y algunos pájaros. Hombres y mujeres salen despedidos como pensando que habrá un premio mejor, hacia los desbordes del camino correcto. El más lejano.

El piano pronuncia una nota palidecida, suenan las copas, las sirenas, las balas, los rebotes de una pelota contra la pared revocada. Después de los pesebres, el exceso de las grietas en el yeso, vuelve a tomar la forma de los adoradores. Entre los pastos artificiales, se esconde la fragilidad.

En la casa vacía hay un perro muerto, las aceitunas aún se mantienen en el frasco. Las mismas cosas intactas, las de siempre. El hábito del bonete segrega todo defasaje. No nos vemos. Aunque el hombre de rodillas rústicas prefiera el viento y no las aspas, los hermanos bailarán hasta mañana.

 

 

                                                           Fabricio    Simeoni

el próximo jueves 28 de diciembre (día de los santos inocentes) la Legislatura Pcial. de Santa Fe, lo declarará, a instancias de la Diputada Mónica Peralta, "artista y periodista distinguido de la provincia"

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-