"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




11 de Diciembre, 2006


Idea

Publicado en General el 11 de Diciembre, 2006, 23:51 por negrointenso

Me regalaron : "En lo más implacable de la noche" de Idea Vilariño y lo comparto:

Escribía a los 20 años: "ya no soy ni nadie / Estoy deshecha, muerta / no soy nada",

"la angustia ha devenido / apenas un sabor, el dolor ya no cabe, la tristeza no alcanza...".

No había fisuras en ese desencanto, no habrá tregua y, sin embargo, de esa negatividad emana una  fuerza

 y un sentido. Alguna vez se la interrogó sobre esto. "Ver a los otros y a uno mismo caminando hacia la

muerte, vivir el amor a término, tal vez hagan al amor y la vida más terribles y amargos pero, tal vez

también más INTENSOS, más hondos. La intensidad es la contracara de la finitud, el coraje de mirar la

muerte cara a cara compensa la desesperación por la fugacidad de la vida.

------------------------------------------------------

Gracias Marcelo por hacer que escuche su voz.

Hoy

Publicado en General el 11 de Diciembre, 2006, 14:53 por Germán Minguei

Rayuela

 

Hay días que tienen un ritmo diferente, único.

Tienen textura de papel glacé.

En esos días el aire se enciende, fluye, corcovea.

Camino a otra velocidad, a cinco centímetros de la vereda.

Las sonrisas, ya lo sabemos, nos hacen más livianos.

Casi no cuesta trabajo encontrar verdades trasparentes. Están al alcance de la mano.

Se deshacen en la boca, dejando un gusto dulce.

Las palabras se enhebran

Un hilo finísimo y dorado, casi invisible, meandrea por las calles, cruza los semáforos en rojo y se burla de las palomas que vanamente intentan posarse en él.

El tiempo es otro. La ciudad es otra.

Se puede caminar jugando rayuela por calle Córdoba, atento a no pisar las rayas de las baldosas.

Así llegamos al cielo.

Hay viento sur.

Gracias

Publicado en General el 11 de Diciembre, 2006, 13:57 por pjavkin_

CARTA DE LECTORES. La Capital. 10/12

Hace un año, una mañana de sol y viento patagónico, un accidente automovilístico me introdujo en el juego de descubrir la precariedad de la vida. Desde ahí, todo fue un encuentro intenso y extraordinario con el amor, la amistad, la solidaridad.

En un año hubo cirugías, terapias intensas, yesos, sillas de ruedas, muletas, férulas y zapatillas de gigante. Un año después quedaron un par de cicatrices, pero sobre todo, mucho hambre de vivir. Y un mecanismo implícito que selecciona lo importante, lo que engorda, lo que nos hace felices, por sobre toda banalidad maliciosa.

Desando la íntima cosquilla del festejo, porque en esa conquista soy deudor. Y por eso lo comparto.

Todo este tiempo lo atravesé conmovido por el despliegue de cariño más impactante que pueda haber recibido y seguramente recibiré. Mi familia enorme en dimensión y cantidad, los habitantes de la patria errantes, los compañeros de buscar palabras, el Rengo mayor que me enseño el secreto del marchar sobre ruedas,  los camaradas de sueños, los adversarios de otrora, los amores perdidos,  los compañeros de bancos y recreos, los históricos facultantes, los socios cotidianos del avatar leproso, el afecto anónimo de una bocina o los vecinos de mesas, la cosecha de los viajes repetidos, y las ecuménicas oraciones que desde lo mas profundo me regalaron.  El sostén que me trajo hasta acá pasando por lugares profundamente oscuros, del que me sacaron las cartas, las visitas, los llamados, las guitarreadas, los abrazos.

Y los médicos y personal del Hospital Regional de Neuquén.

Y la sabiduría de los Dres. Lovesio y Villavicenio, la claridad del Dr. Klinjkan,  el “cuchillo mágico” de los Dres Boretti y Capitaine Funes (Quico y Carlitos para mí), el Dr Lovesio, los dres. Bianchi y D´Elía víctimas de todas las preguntas y ansiedades.

Y el Sanatorio Parque, sus enfermeras y mucamas, que se aguantaron incontinencias, desfiles masivos y las horas más largas.

Y el COT, desde febrero una suerte de segundo hogar para mí. Pablito Millikonsky que me enseño a ganarle al tiempo para pararme y caminar, y cada uno de los que ahí trabajan, que me controlan los pasos, me alivian los dolores, me empujan para adelante.

Y los periodistas de mi ciudad, que me abrumaron con el respeto y el afecto sostenido.

Escribe García Montero “… Parecía la tierra mas desnuda, porque la noche fue, como el vacío, un resplandor oscuro en medio de las luz…”. Por tanta luz, gracias.

 

MSN

Publicado en Nuestra Letra. el 11 de Diciembre, 2006, 13:40 por BVozzi

El muñequito del MSN le mira burlándose. Sabe que está esperando una alerta que no llega nunca. Los minutos frente al monitor le resultan interminables. La lucecita del MODEM titila expectante y le da más ansiedad. Trata de matar el rato y busca un vaso de Coca. Abre archivos que dicen “nosotros” y recuerda haber dicho que era cuestión de vivir a tiempo, que todo iba a tender por su propia cuenta al equilibrio. Y reconoce haberse dejado llevar por el placer de poder compartir la soledad.
Como corriendo delante de un alud, rodaron en el hielo de no querer esperar más. Se  tropezaron en besos de pulsos acelerados, de siestas sin abrazos, con mates en la jaula, cantando Silvio, haciendo que lloraban.
Escucha una alerta. Parece que es la que espera. Casi cree que los libros de la biblioteca la están también esperando. El plástico de la silla se le pega al cuerpo y suena en cuanto se mueve. Ya perdió la cuenta del tiempo que pasó y se imita sereno para su sombra. Se apresura, medio contento medio decepcionado, para saber otra vez, que no es.
El toro le desafía a desatarse, pero no encuentra tela roja que le motive. El insomnio se mezcla con la intolerancia que le provoca enero en el escritorio sin ventilador, y transpira. ¿Serán nervios? Está solo en casa. Cocinarse para uno mismo es la graduación del solitario. Se resiste. Evita el hambre y trata de escribir algo. Apenas tiene un pie afuera de la habitación fucsia vuelve a rimar versos con la palabra brisa. No se reconoce una persona ingenua. No lo es. Y sin embargo se deja llevar por una suavidad inerte que trata de convencerle de que tenga fe. ¿Existe la fe? ¿Y Di-s? ¿Qué hay de él? Si tan solo pudiera reposar sus errores en una pecado, olvidar culpas con un rezo, creer en lo inevitable del destino como respuesta a los fracasos... sin tan solo...
Otra vez la alerta. Levanta la mirada a la pantallita 17 pulgadas,  convencido, con aire triunfante. Y acierta. Esta vez solo se mandan iconos gestuales. No tienen, no quieren, más palabras. ¿De qué podrían hablar? Se pregunta reflexivo; tanto aguantarse y ahora no saben que decir... Le saluda y se va.
Es apenas octubre. Sabe que ya no hay brisas suaves, ni lunas plateadas reflejándose en el claro de un lago... ya no hay versos pouporri que los sonrojen otra vez. Hoy, no hay alertas para ellos. El muñequito del MSN se ríe. Le envidia su capacidad de cambiar de estado a su antojo. El suyo dice ausente. Él también ríe.

Aguirre -4-

Publicado en De Otros. el 11 de Diciembre, 2006, 8:07 por MScalona


La  Estrella  Fugaz

Yo cumplo un luminoso y secreto destino,

lejos, en un sistema solar joven y extraño.

Soy puro lis de fuego y después ya no soy

sino una claridad velocísima y tenue

que se confunde con la claridad.


                                                                                

op.  cit....  es el poema que da título al libro.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-