"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




27 de Octubre, 2006


La bruja está en la cueva!!!

Publicado en Fotitos. el 27 de Octubre, 2006, 21:29 por maripau.-

Tengo una fiaca y unas ganas de conocerte!

Y además me gustó el dibujito!

AGUANTEN TOMY Y SENTIDO COMÚN

Publicado en General el 27 de Octubre, 2006, 17:46 por analia

Tomi, la verdad quiero felicitarte, estuviste espectacular anoche. La banda sonó increíble!!!!!! Y me encantó estar adelante haciendo pogo con el grupete loco!!!!!!!!!!! Que se repita!!!

Receta

Publicado en General el 27 de Octubre, 2006, 12:24 por Ramiro

Receta

Comenzaremos por la salsa, tome dos manojos grandes de idealismos. Lávelos muy bien, suelen venir fumigados con ideologías que pueden resultar tóxicas para la salud. Con una ironía bien afilada quité la cascara de altruismo. Hierva la pulpa a fuego fuerte, en una cacerola destapada con dos tasas de caldo de conformismo. Cuándo los idealismos se ablanden, píselos con un pragmatismo de acero inoxidable hasta que se conviertan en un puré espeso y condimente con sal y corrupción a gusto. Por último agregamos dos copitas de culpa tibia y reservamos. Le cuento un secretito, es muy importante que la papilla de idealismos permanezca tibia, si se enfría demasiado perderá parte de ese gustito a rencor y venganza que les son tan característicos.

Tome el cerebro córtelo por la mitad y rellénelo con un pedazo grande de educación tradicional y represiva. Si la religiosa es muy cara la puede reemplazar por otros tipos de educación represiva de estación, la militar por ejemplo, es muy accesible en temporada. Cocine los sesos en una olla a presión con unas rodajas de inconformismo, espolvoreadas con un poco de curiosidad y rayadura de cáscara de rebeldía. A los 14 o 15 años cuándo la educación comience a levantar hervor, corte cualquier manifestación con un cuchillo dogmático y afilado. Hay que estar muy atento por que la educación puede leudar adentro de los sesos y se le pueden formar grumos de artista. Si los grumos aparecen no se desespere, con un tenedor lleno de burla pínchelos uno por uno.

En ese momento tome con mucho cuidado el sexo, primero quítele toda la corteza de amor. Luego lo guisamos en una olla con dos o tres traumas y muchos prejuicios picados. Cuando rompa el hervor le agregamos una novia posesiva y vamos bajando el fuego paulatinamente. Con un abrazo cucharita revuélvalo y retire todo los restos de sexo En un molde matrimonio, lo puede comprar en el registro civil de su barrio, vierta el guiso deje enfriar y reserve. Le puede agregar una prostituta por semana, siempre que la misma sea fría, cara y reglamentaria, eso le suele dar un gustito a sordidez y soledad que sus comensales agradecerán.

En una fuente de materialismo inoxidable preparemos la marinada de corazón. Tome el corazón quiébrelo en pedacitos y condiméntelo con una taza grande de individualismo, 100 gramos de envidia, dos cucharadas de jugo de desesperanza, una pizca de temor y unas hojitas de cinismo fresco. Vierta el contenido de la marinada en un trabajo rutinario y mal pagado. El trabajo puede exigir realizar cola en los bancos, reclamar ante las empresas de celulares, estar en embotellamientos o soportar adolescentes quejosos, no importa mucho qué, lo que es importante es que nuestro plato deje todo el jugo de su corazón en el trabajo.

Junte todos los ingredientes y agítelos con violencia desde la infancia e indiferencia desde la adolescencia.

El suicida a la middle class es ideal para amenizar un almuerzo familiar con muchas más preguntas que respuestas. Puede decorarlo con un telegrama de despido o una demanda de divorcio, en una mano, y una 45 cargada en la otra.

Lorrie Moore

Publicado en De Otros. el 27 de Octubre, 2006, 12:17 por MScalona

LORRIE MOORE EE.UU., 1957

libros de ella que pueden conseguirse aquí, AUTOAYUDA-HOSPITAL DE RANAS-

COMO LA VIDA y ES MÁS DE LO QUE PUEDO DECIR DE CIERTA GENTE.-


En París, comemos sesos todas las noches. A mi esposo le gusta esa mousse espumosa, como de pescado. Son como una especie de comida marítima, piensa él, encerrados con llave bien adentro, en el cráneo, como criaturas con valva en las cuevas oscuras del océano, saltan de pronto a la libertad y los mata la luz; se han hecho esponjosos en ese refugio, son vulnerabilidad fortificada, noches llenas de sueños. Yo, yo como buscando una imagen del pasado.

       - El pasto siempre está más verde del otro lado del alambrado –dice Daniel, mi esposo, el dedo en alto, como si el pensamiento le acabara de llegar vía los cervelles-. Acuérdate de la bestia que comes. Y ella se acordará de ti.

Tengo la esperanza de recibir algo proustiano, toda esa infancia olvidada. Los hago puré contra el paladar, los derrito, espero que algo se dispare en mi mente, por empatía o por la química del encuentro con otro torrente de porteínas. La tempestad en la taza de té, el tifón en la trucha; hay vino, y tomamos mucho.

Nos sentamos junto a gente que nos muestra fotos de los hijos guardadas en sus billeteras.

-Sont-ils mignons! –digo. Mi esposo construye comentarios en su propio patois. Nosotros, sí, nosotros no tenemos pequeños. El no sabe francés. Pero estudió español, y ahora, con una triste energía, habla de nuestra falta de hijos a la pareja que está junto a nosotros.

-Pero –agrega, pensando con cariño en nuestro gato-, tenemos un gran gato en casa.

-Gâteau quiere decir "torta" –le susurro-. Les acabas de decir que tenemos una gran torta en casa.

-No sé por qué siempre se pone a hablar con la gente que está junto a nosotros. Pero los engancha así, pensando que es amistoso y amable en lugar de irritante y torpe, que es lo que yo creo.

Después, siempre vamos al mismo chocolatier a comprar trufas con whisky. En ellas una siente la tormenta capturada, una tormenta tibia bajo la lengua.

-¿En qué "aggrandizemant" estamos que ya no me acuerdo? –pregunta mi esposo.

-¿Qué "aggrandizement"? –digo-. No sé, pero creo que estamos en uno de los grandecitos. –Mi esposo pronuncia tirez como si fuera castellano, père como si fuera "pero". La farsa defectuosa que le juego ignora las formas en que siento su falta de amor por mí. Pero nos arreglamos. Nos tocamos las mangas. Decimos:

-¡Mira eso! –y queremos que nuestros ojos se fundan, nuestras mentes sean una. Estamos en París, con su mazapán impecable y su luz perfecta, sus bocanadas de olor a cloaca y su policía todopoderosa. Con mi cadera lastimada y sus pies planos ("arcos vencidos", los llama Daniel), caminamos por los quais, nos paramos en todos los puentes en medio de la lluvia neblinosa, y miramos afuera, a ese lugar lindo, mientras imaginamos en secreto que estamos casados con otras personas -¡aquí, sí, en River City!- y a veces no, a veces simplemente nos preguntamos qué va a pasar con el mundo.

 Hospital de Ranas, p. 1, Ed. Emecé.

 Hospital de Ranas, p. 1, Ed. Emecé.

William Burroughs

Publicado en De Otros. el 27 de Octubre, 2006, 10:10 por MScalona

USA, 1914-1997, Burroughs perteneció a la famosa generación BEATNIK estadounidense (su auge fue tras la 2º Guerra), llamada también generación "De Golpe", fueron los grandes críticos, revulsivos, provocadores, que levantaron su ira y denuncia de todos los horrores que dejaron en ese país y en el mundo, las dos grandes guerras. Los autores más importantes del movimiento fueron el poeta ALLEN GINSBERG (Aullidos) y el narrador JACK KEROUAC (En el camino).  Burroughs es una especie de Jean Genet americano, muy revulsivo, expresionista, también fue pintor y todos fueron los grandes denunciadores contra el llamado mundo de bienestar artificial de la cultura media americana (american way of life) demostrando, como de otro modo hizo también el realismo sucio-minimalismo (Caldwell-Yates-Carver-Bukowski) que había otro Estados Unidos para narrar, el de los negros, los indios, los homeless, los "infieles", las minorías sexuales, los diferentes, los desocupados, los pequeños agricultores, inmigrantes, etc  Burroughs pone su acento siempre en temas vinculados a las drogas, la homosexualidad, el sexo fuerte y la violencia social que queda como secuela de la guerra o las ideas fascistas.  Sus libros más importantes son LA MÁQUINA BLANDA y EL ALMUERZO DESNUDO.


Día de Acción de Gracias. 28 de noviembre de 1986, de Vía Muerta

 Gracias por el pavo y las palomas mensajeras, destinados a ser cagados a través de las tripas de los americanos.
Gracias por todo un continente que hemos asesinado y hemos envenenado.
Gracias a los indios que nos proporcionan algo de peligro y de reto.
Gracias por las grandes manadas de bisontes, por matarlos, sacarles la piel y dejar que se pudra.
Gracias por los trofeos de lobos y coyotes.
Gracias por el sueño americano, por divulgar y falsificar hasta que el fraude salga a la luz.
Gracias por el Ku Kux Klan, por los policías que matan negros y se los apuntan en su cuenta, por las mujeres piadosas y decentes con sus caras mezquinas cansadas, amargadas y perversas.
Gracias por las pegatinas que pongan -Matar un maricón en nombre de Cristo-.
Gracias por el sida de laboratorio.
Gracias por la prohibición y la guerra contra la droga.
Gracias por un país donde a nadie se le permite hacer lo que quiere.
Gracias por una nación de alcahuetes.
Oh sí... gracias por todos los recuerdos, ya... enséñame los brazos, siempre has sido un estorbo y siempre has sido un pesado.
Gracias por haber traicionado de esta forma el último y más importante de los sueños humanos.


  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-