"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Houllebecq... LPI.... p. 167

Publicado en De Otros. el 18 de Septiembre, 2006, 21:09 por MScalona


Claro, la sexualidad, o más exactamente el deseo, era un tema que había abordado en múltiples ocasiones en mis espectáculos; era tan consciente como cualquiera -y seguramente bastante más que cualquiera- de que muchas cosas en este mundo giran en torno a la sexualidad, o más exactamente en torno al deseo. En tales condiciones, como humorista que envejecía, me había dejado ganar a veces por una especie de duda escéptica: quizás la sexualidad estaba sobrevalorada, igual que tantas otras cosas, igual que casi todo en este mundo; quizás sólo se trataba de una artimaña banal para aumentar la competencia entre los hombres y la rapidez de funcionamiento del conjunto. Quizás en la sexualidad no había más que en una comida en Taillevent [célebre restaurant de París]  o en un Bentley –Continental GT; nada que justificara tanta agitación.

            Esa noche iba a demostrarme que estaba equivocado y me obligó a volver a una visión más elemental de las cosas. Al día siguiente, de vuelta en San José, bajé a la playa de Monsul. Mirando el mar y el sol que descendía sobre el mar escribí un poema. La cosa ya era en sí curiosa: no sólo nunca había escrito poesía, sino que casi nunca la había leído, exceptuando a Baudelaire. Además, por lo que yo sabía, la poesía estaba muerta. Compraba con bastante regularidad una revista literaria trimestral de tendencia más bien esotérica; aunque yo no pertenecía realmente al mundo literario, a veces me sentía cerca; al fin y al cabo escribía mis números, y aunque no pretendía nada más que una parodia aproximativa al estilo oral, era consciente de la dificultad que entrañaba poner una palabra detrás de otra y organizar las palabras en frases sin que el conjunto naufrague en la incoherencia o el tedio.

                      Dos años antes había leído en esa revista un largo artículo dedicado a al desaparición de la poesía, desaparición que el firmante consideraba inevitable. Según él, la poesía, como lenguaje no contextual, anterior a la distinción objetos-propiedades, había desertado para siempre del mundo de los hombres. Se situaba en un "más acá" primitivo al que no tendríamos acceso nunca más, porque era anterior a la auténtica constitución del objeto y de la lengua. Incapaz de trasmitir informaciones más precisas que simples sensaciones corporales y emotivas, vinculada de forma intrínseca al estado mágico del espíritu humano, se había vuelto irremediablemente obsoleta con la aparición de procedimientos fiables de testimonio objetivo. Todo esto me había convencido en aquel momento, pero esa mañana aún no me había lavado y seguía impregnado del olor de Esther y de sus sabores (no habíamos usado preservativo, a ella ni se le ocurría) y eso que yo era de la época del Sida mortal, sin remedio, algo que tendría que haberme marcado de algún modo, pero bueno, no hay duda de que el Sida, como todo, pertenecía al terreno de lo contextual, y mi contexto ahora, es que seguía impregnado del olor de Esther, entonces escribí el primer poema de mi vida :

Tan dulce a la caricia,

tan ligera, tan fina,

entidad no divina,

animal de ternura.


  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-