"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




17 de Septiembre, 2006


C É S A R

Publicado en General el 17 de Septiembre, 2006, 18:48 por MScalona

DOS NIÑOS ANHELANTES

No. No tienen tamaño sus tobillos; no es su espuela
suavísima, que da en las dos mejillas.
Es la vida nomás, de bata y yugo.

No. No tiene plural su carcajada,
ni por haber salido de un molusco perpetuo, aglutinante,
ni por haber entrado al mar descalza,
es la que piensa y marcha, es la finita.
Es la vida nomás; sólo la vida.

Lo sé, lo intuyo cartesiano, autómata,
moribundo, cordial, en fin, espléndido.
Nada hay
sobre la ceja cruel del esqueleto;
nada, entre lo que dio y tomó con guante
la paloma, y con guante,
la eminente lombriz aristotélica;
nada delante ni detrás del yugo;
nada de mar en el océano
y nada
en el orgullo grave de la célula.
Sólo la vida; así: cosa bravísima.

Plenitud inextensa,
alcance abstracto, venturoso, de hecho,
glacial y arrebatado, de la llama;
freno del fondo, rabo de la forma.
Pero aquello
para lo cual nací ventilándome
y crecí con afecto y drama propios,
mi trabajo rehúsalo,
mi sensación y mi arma lo involucran.
Es la vida y nomás, fundada, escénica.

Y por este rumbo,
su serie de órganos extingue mi alma
y por este indecible, endemoniado cielo,
mi maquinaria da silbidos técnicos,
paso la tarde en la mañana triste
y me esfuerzo, palpito, tengo frío.

César Vallejo

2 Nov 1937

V A L L E J O

Publicado en De Otros. el 17 de Septiembre, 2006, 18:39 por MScalona

 SETIEMBRE

Aquella noche de setiembre, fuiste
tan buena para mí... hasta dolerme!
Yo no sé lo demás; y para eso,
no debiste ser buena, no debiste.
Aquella noche sollozaste al verme
hermético y tirano, enfermo y triste.
Yo no sé lo demás.. . y para eso
yo no sé por qué fui triste. . . ¡ tan triste...!
Sólo esa noche de setiembre dulce,
tuve a tus ojos de Magdala, toda
la distancia. de Dios... y te fui dulce!
Y también una tarde de setiembre
cuando sembré en tus brasas, desde un auto,
los charcos de esta noche de diciembre.

César Vallejo, 1918

Houllebecq... LPI... p. 165... 167

Publicado en De Otros. el 17 de Septiembre, 2006, 18:24 por MScalona


DANIEL  1 , 13

Era otro mundo, separado del mundo corriente por unos centímetros de tela: esa indispensable protección social, porque el 90 % de los hombres que Esther podía llegar a conocer sentirían el deseo inmediato de cogérsela. Cuando le quité los vaqueros jugué un rato con su tanga rosa, comprobando que su sexo no tardaba en humedecerse; eran las cinco de la tarde. Sí, era otro mundo, y me quedé en él hasta las once de la mañana del día siguiente; era el último momento para poder tomar el desayuno, y empezaba a tener una grave necesidad de alimentarme. Probablemente había dormido a ratos. Por lo demás, aquellas breves horas justificaban mi vida....

... y tanto, que aquella mañana, a los cuarenta y siete años, escribí el primer poema de mi vida: ...tan dulce a la caricia, tan ligera, tan fina, entidad no divina, animal de ternura...

más Urondo

Publicado en De Otros. el 17 de Septiembre, 2006, 11:56 por MScalona

 

 

Bar "La Calesita"

 

Es el fondo de un bar. Es un lugar parecido a una
      cueva donde uno se sienta, bebe y ve pasar a
      hombres enrarecidos por distintos problemas. Es una
      gran linterna mágica.

Es una gruta retirada del mundo que cobija a sus
      criaturas. Uno se siente allí ferozmente feliz.

Acaba de aparecer el primer hombre, apenas ha
      aprendido a caminar, aún no sabe defenderse.

El hombre sonríe y llora y sigue la fiesta.

 

 

El ocaso de los dioses

 

No hay nadie en la calle, en los ruidos húmedos, en el
      vuelo de las hojas y mis pasos quieren reiniciar
      las maderas de la adolescencia.

Pero todo está abandonado, no hay nada que pueda
      favorecernos; ningún aire de inconsciencia, ningún
      reino de libertad. Sólo hábitos tolerantes haciendo
      crujir nuestra memoria. "Ha estado bien", decimos.

Dueños del incendio, de la bondad del crepúsculo,
      de nuestro hacer, de nuestra música, del único
      amor incoherente; soberanos de esa calle donde los
      tactos y la impresión hicieron su universo.

Las sombras acarician aún sus veredas, tu mismo
      nombre y tu gesto son una forma nocturna que en
      esa constelación crece y sabe enrostrar nuestra
      culpa.

Y todo termina con una esperanza, con una dilación
      –"ha estado bien"–, o en un bostezo, o en otro
      lugar donde es menester el coraje

 

PACO URONDO

Publicado en De Otros. el 17 de Septiembre, 2006, 11:46 por MScalona

  PACO URONDO   1930-1976


La frente marchita

hoy
como tantas veces
vine a perder otro silencio

salí a la calle
y por distracción,
ocasioné un nuevo desencuentro

y siempre así
hasta que un incidente
me convierta

o me devuelva



Francisco Urondo nació en Santa Fe, ARG, en 1930 y

fue desaparecido por la Junta Militar en 1976, el

mismo año que Rodolfo Walsh y Haroldo Conti.

otro Boccanera

Publicado en De Otros. el 17 de Septiembre, 2006, 11:37 por MScalona

 

NOTICIAS DE UNA MUJER CUALQUIERA

 

 

Entramos a la pieza casi sin conocernos

sus ojos eran pactos de ternura y de violencia.

Yo la miraba todo el tiempo

habrá pensado en mi cansancio

habrá pensado –está borracho-

habrá pensado en irse pronto

habrá pensado tantas cosas

 

me acerqué a sus dos manos

sin dejar de mirarla

desde mi soledad hasta su boca

habrá pensado en enojarse

habrá pensado –no es un hombre-

habrá pensado ¿en qué quedamos?

habrá pensado tantas cosas

 

cuando entró el sol cuando se fue

desde mi boca hasta su adiós

y aún en el viaje de regreso

habrá pensado tantas cosas

habrá pensado tantas cosas

 

Jorge Boccanera

Publicado en De Otros. el 17 de Septiembre, 2006, 11:14 por MScalona

   E N V I O S

                                                                          

Todo lo que se da llega a destiempo.

No existe otra manera.

Entre el ojo y la mano hay un abismo.

Entre el quiero y el puedo hay un ahogado.

Un país que asoma su cabeza deforme en una

                          carta,

y va a darse a destiempo, nada es lo que

                           esperabas.

Y lo que llega envuelto en papel de regalo se irá

                          sucio de odio.

Bailamos entre los escombros de una cita.

Dibujamos una taza de café en el desierto.

Vivimos de sumar y de  restar:

lo que te da el amor, lo que te quita el miedo.

Al final nos entregan los huesos de un perfume.

Aún así persistimos.

En alguna montaña vive un pez resbaloso.

Entre números rotos se desliza una estrella.


Jorge Boccanera nació en 1952 en Bahía Blanca, ARG.

este poema es del libro   Bestias en un hotel de paso

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-