"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




LEONARD COHEN... prosaticanoemanarrapoé...

Publicado en General el 8 de Septiembre, 2006, 9:59 por MScalona

La   Rosa

 

Nunca me preocupé por la rosa. Hay gente que habla de ella continuamente. Que si se marchita, que si florece. La ven en visiones, la poseen, la pierden. Hice algunos pequeños esfuerzos por preocuparme por la rosa pero nunca significaron mucho. No creo que haya que hacer esas cosas con una flor. Al fin y al cabo, ya no existen. El jardín tampoco existe. Créeme, estas cosas son un estorbo. Yo estaba con un hombre justo en el momento que vio la rosa. Dijo su madre estaba en el centro. Fui a la guerra con la rosa en mi estandarte pero no luche muy bien. La rosa nunca me ha evitado. Es la cosa más natural verla arder en el aire, como un pequeño fuego en el centro de una hoja de papel, un brillante agujero con bordes ennegrecidos. A veces flota sobre mis hombros como un paraguas rojo. Tiene cuatro hojas verdes en los puntos cardinales. Pretende apadrinar estas líneas. Es una pretensión muy modesta pero es un estorbo. Me fue concediendo el derecho de desechar la autoridad de la rosa. Entre las mejillas aún tiene sus terrores. Son convenios inofensivos. Huelo su fragancia. Incluso ha llenado mi coche yendo por la autopista, lejos de cualquier arriate. Puedo notar sus espinas si se me ocurre mover la mano de manera despreocupada. Todo eso es perfectamente normal. A veces la rosa ocupa la abertura al final de un túnel. No dejo que eso dignifique mi aproximación. Continuamente se ciernen en las ventanas y otras aperturas que atraen la luz o el deseo. Normalmente sólo se ven de una en una y mientras los pétalos pueden ondular el centro está inmóvil. Nunca saludo a la rosa y nunca le pido que represente una idea o una mujer. Creo que es un estorbo. En todas partes descubro a hombres hablándole a la rosa. Eso no mejora su conversación habitual. Después está la herida como una rosa. Es una concepción particularmente nauseabunda. La herida-rosa. Los pétalos son de sangre y la energía de dolor. Una de ellas vive bajo mi blanca camisa. Ahora mismo hay tres rosas en mi habitación y otra intentando establecerme como su centro. Son sueños entrometidos. No te molestes en apartarlos. Al fin y al cabo, no sabrías hacerlo, y probablemente las rosas se instalarían en el suelo junto a tus pies en actitudes teatrales de agonía y abandono.

 

 

 

 

No voy a volver

 

Ha sido duro desde que dejé El Jardín

No me siento a gusto en mi ropa

Pero no le doy la mano al guardián

Y no voy a volver con la Rosa.

 

Añoro el vicio de un hombre como Cristo

Y hay demasiados Arturos Rimbauds

Pero no voy a volver al Paraíso

Y no voy a volver con la Rosa.

 

 

 

LEONARD COHEN,  Montreal, Canada, 1933.-

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-