"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




30 de Julio, 2006


RELATO

Publicado en General el 30 de Julio, 2006, 20:25 por Lauisaia

No había más remedio que salir a buscar fantasmas. Tenía sólo la punta del ovillo. Terapias tradicionales, hipnosis, retiros espirituales, tarjeta de crédito, tour de compras… nada parecía dar resultado.

Algunos días transcurrían entre divanes –no siempre el del terapeuta-, otros en el campo o en la ciudad tumultuosa. Daba igual. Por las noches no había manera de evitarlo, el mismo sueño se repetía incansablemente. En vano buscaba la respuesta que aclarara su  significado. Le temo a los aciertos, a las respuestas seguras, incuestionables, nada termina nunca de suceder y el delirio forma parte de la realidad.

 Otra vez el sueño repetido me invade. Ahora también cuando estoy despierta. O tal vez no, quizás sólo tenga los ojos abiertos, pero quién puede saberlo. Sin embargo, de ello depende mi destino.

La imagen es absolutamente clara, nítida. El paisaje no es triste pero se tiñe de ocre de tiempo envejecido. Y la estación de tren al fondo. La ventana abierta que deja ver el antiguo reloj inglés contra la pared. Gente que sube, que baja, espera, llega, huye. La escena parece un recorte de una película de cine mudo. O casi.  Si no fuera por el tic tac del reloj inglés… El tic tac marca el ritmo de mis latidos cada vez más apurados, más audibles, ensordecedores, desesperantes. De pronto, las agujas se detienen y a pesar del esfuerzo no consigo ver a qué hora ocurre.  Pero siempre es la misma… ¿la de mi muerte? ¿la de la dicha? ¿ la de la oportunidad de mi vida?

Tengo la plena seguridad de que el sueño es un anuncio. Pero  tan confuso... No confunden los anuncios. ¿O a veces sí?

Ya llevaba casi treinta y seis horas de búsqueda. Las estaciones son todas iguales pero las escenas no. Estaba a punto de abandonar la idea del encuentro con los fantasmas cuando descubro por fin el paisaje envejecido por el ocre del tiempo. Y la estación al fondo. Y la ventana abierta que deja ver el antiguo reloj inglés contra la pared. Corro. No escucho el tic tac. Me acerco, pero tampoco consigo oírlo. Me alarmo, pienso que llegué tarde, que seguramente ya se ha detenido. Al menos podré ver las agujas clavadas a la hora exacta, pensé… ¿de mi muerte? ¿ de la dicha? ¿de la oportunidad de mi vida?

Por fin llego, estoy a un paso, podría tocarlo… otra vez la pesadilla: no hay agujas. Pregunto. “Se han perdido hace tiempo, responde una señorita, durante la restauración, creo”. “Cuánto lo siento, digo. Me quedé sin tiempo”. “Ahora tiene todo el tiempo”, murmura el hombre de uniforme mientras acomoda el libro de visitas para que lo firme. Me volvió el alma al cuerpo. Respiré aliviada mientras estampaba mi nombre. Era la visita tres mil doscientos veintiséis. ¿ tres mil doscientas veintiséis horas para mi muerte? ¿ tres mil doscientas veintiséis horas de dicha? ¿ tres mil doscientas veintiséis …?

 

falleció la mamá de Susana Crosetti

Publicado en General el 30 de Julio, 2006, 18:16 por MScalona
chicas-os... hoy falleció la mamá de SUSANA  CROSETTI   (3º).   El velatorio es en Caramuto, Córdoba 2936
hasta mañana lunes, a las once de la mañana, que son las exequias.   Susana va a estar en la casa velatoria, hoy domingo entre las 18 y las doce de la noche.  Yo calculo que estaré tipo 20 hs...
por las dudas si ven el aviso y deciden ir...           M A R C E

El curso. Vicent. Algo de paz

Publicado en Humor el 30 de Julio, 2006, 17:32 por pjavkin_

Otro año ha pasado. Doce largos meses. Quienes, recordando la época de estudiantes, partimos todavía los años por las vacaciones de verano sabemos que el curso ha terminado. Por mi parte, aún acostumbro a contar los meses por las frutas que tomo de postre. Sé que será abril cuando haya fresas en la mesa; mayo vendrá acompañado de cerezas y junio dejará paso a las brevas de San Juan y a los albaricoques. El perfume de estas frutas lo llevo asociado aún al tiempo de los exámenes. Mientras estudiaba desesperadamente con el libro abierto bajo el flexo, desde la habitación oía cantar al cuclillo, sonaban acordeones de alguna verbena lejana que traía y se llevaba la brisa, y de la oscuridad de la noche brotaban fuegos artificiales de las fiestas de primavera por toda la huerta de Valencia. La libertad del verano llegaba, de pronto, con las sandías. Quienes, además de estudiar, nos hemos criado entre campesinos, sabemos que los años se cuentan por cosechas cuyos ritos agrarios uno debe aplicar también a la moral y al arte de vivir. Ahora trato de recordar cuanto de bueno y de malo me ha sucedido a lo largo del año, y lo guardo en la memoria como si cada sensación, un libro, un viaje, una enfermedad, un lance de amor, la muerte de un amigo, fuera el resultado de un cultivo o de un desastre de la naturaleza. Así siembra el trigo el labrador, así maduran los membrillos, así humean las hojas podridas de otoño donde anidan las trufas que descubrirán los cerdos. El curso ha terminado. Ha pasado otro año. Después de una larga ausencia hay que descubrir el nuevo paisaje que la mente crea en el verano, y otras estancias del propio interior deben ser abiertas y oreadas a la luz de agosto. Es un milagro que se repite al final de cada curso: cargado con la experiencia acumulada durante nueve meses, uno vuelve al mar con el espíritu entero o ya quebrado y encuentra allí todavía algunos placeres de la juventud que nadie ha podido arrebatar. Puede que aquel bosquecillo de manzanos o el huerto de limoneros esté hoy cubierto de cemento y que el espanto de una guerra, donde mueren tantos inocentes, arruine el último esplendor sobre la hierba, pero más allá de las bombas y de la sangre quedan muchas dulces armonías, agradables músicas, delicados aromas intactos que debes descubrir para seguir aprendiendo. Mientras el verano pasa por encima del sombrero de paja, podrás llegar a una discreta sabiduría si sabes apreciar todavía en lo que vale un desayuno entre pájaros, como en aquellos días felices.

A V I S O ... cine hoy... MUY BUENO....

Publicado en General el 30 de Julio, 2006, 12:43 por MScalona

para los que tienen TV por cable,

esta noche, a las 22 hs. el canal I-SAT,

(programación elegida por ALAN PAULS)

proyecta el film LA SEGURIDAD DE LOS OBJETOS ( USA )

de excelente corte minimalista, realista sucio (Carver),

dramaturgia coral donde la tensión está más bien puesta

en la subjetividad de los personajes (Chéjov

que en la objetividad histórica de los hechos (épica clásica).

 

Houellebecq...

Publicado en De Otros. el 30 de Julio, 2006, 12:29 por MScalona

"- Sí –dijo Isabelle- hay en ti una franqueza que no es nada normal. No sé si es por un acontecimiento particular de tu vida o si es consecuencia de tu educación o qué, pero no hay casi ninguna posibilidad de que el fenómeno se reproduzca en la misma generación. Es cierto, la gente te necesita más que tú a ella; por lo menos la gente de mi edad. Dentro de unos años cambiarán las cosas. Ya conoces la revista en la que trabajo: lo que intentamos crear es una humanidad artificial, frívola, que nunca más será sensible ni a la seriedad ni al humor, que vivirá hasta su muerte buscando cada vez más con desesperación la marcha y el sexo; una generación de kids definitivos. Lo vamos a conseguir, claro; y en ese mundo, Daniel, ya no habrá sitio para ti. Pero supongo que no es demasiado grave, habrás tenido tiempo de ahorrar".

Michel Houellebecq.

La Posibilidad de una isla. Alfaguara  p. 34


Notaalgo de enorme mérito en la narrativa de Houellebecq es el uso de elementos de disgresión poemática (lo argumentativo, reflexivo, filosófico) que no es usado solo como recurso formal (el monólo interior) sino como recurso narrativo, es decir, narra pensando, avanza en la historia con la argumentación. No es solo tiempo muerto, es relato, al modo de Coetzee, Huxley, Orwell o Heinrich Böll, no solo ensaya sino que ficcionaliza con la tesis. 

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-