"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Mercado Laboral

Publicado en General el 14 de Julio, 2006, 23:03 por bianka

Me busqué muchas mañanas entre ayudantes de carnicero y señoritas con buena predisposición para hombres mayores. Creo que fue al tercer mes que empecé a desesperarme. A no dormir, despertarme por el crujir de las puertas, el motor de  los colectivos o la cumbia rimbombante de los fines de semana. Me encontraba ya en un estado calamitoso, triste, propio de una persona que no sabe donde esta, hacia donde se dirige, o donde quiere ir.

No lograba, no logro, entender como había llegado a eso, como fue que me había dejado estar tanto tiempo. Tenía que hacer algo, la inutilidad me estaba volviendo loca, y con las pocas horas de sueño me encontraba nada presentable para una entrevista formal.

Así que un día tomé coraje y llamé para ofrecerme para uno de esos puestos, con los que poco me identificaba. Envíenos su CV me dijeron, si como no respondí, mientras pensaba, Para que les importa mi CV si después de todo su único fin va a ser romperme el orto. Lo mandé. Le agregué algunos detalles acerca de mis hobbies como ver películas eróticas y posar para desnudos e incluí mis medidas como si me presentara a un casting de modelo.

Increíblemente no tuve ninguna noticia durante la primera o la segunda semana. Hecho que me deprimió aún más. Estaba tan baqueteada que ya no servía ni para puta. Me convencí que había sido un error y me juré nunca mas volver a presentarme para esos rubros. Sin embargo, a los pocos días de decirlo mi decisión se hizo añicos cuando sonó el teléfono y el hambre me dijo, dejate de joder y anda! Algo es algo.

Esa noche traté de dormir todo lo posible. Por la mañana me bañé y al cambiarme me encontré con la disyuntiva entre elegir ¿un típico trajecito negro de entrevista o mejor unos jeans apretados con una musculosa? No pude, me puse el trajecito.

Al llegar a la dirección indicada creí que era un error grosero de mi inconsciente. Sabía que no perdía nada con preguntar pero la verdad me daba vergüenza. Me fuí a una telefónica y llamé diciendo que quería confirmar el horario y la dirección, me dijeron que si, que los datos que yo tenía estaban bien. Mi desconcierto era cada vez mayor.

Después, luego entrar a la sala de espera de las entrevistas y hablando con las demás postulantes entendí mi error; mi CV lo había enviado a una agencia de señoritas, pero no de las que cojen, ¡de las que desfilan! Ojo, no me llamaron para modelo.

Entré en la sala casi temblando. De regreso a los sillones de cuero, a las secretarias con pañuelos y a los café de máquina. Que delicia estar otra vez allí. Como me gustaba sentirme uno de ellos, como lo quería. Empecé a desesperarme, sentía que la cabeza se me llenaba de ideas sobre como lograr que me eligieran y obligaba a la boca a vomitar todo junto. Hice el mayor de los esfuerzos para controlarme, para no parecer una desesperada, una muerta de hambre. Pero lo estaba, era la oportunidad de recuperar mi carrera, mi estilo, mi vida! Quería tanto volver a mi vida…

Pasaron los días, semanas, nada… a lo mejor estaba demasiado pintada, o hablé de más. Quizás muy rápido y no me creyeron apta para atender el teléfono… igual nunca me oyeron del otro lado del tubo porque jamás se comunicaron.

No todas las historias tienen un final feliz me dijo un amigo, no todos nacimos para tener la vida que queremos, pero de jodidos es que la vivimos igual, así, como venga. Y me dejó mas tranquila.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-