"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




Monologo Interior de J.J.

Publicado en General el 10 de Julio, 2006, 19:06 por MScalona

Me cansé de esta cordura, de los propósitos y de las definiciones, quisiera hacer, sin un fin. Sin la lógica matemática que espera un resultado a esta ecuación que somos. Pero quieren circo, y entender la historia.

Hoy empecé mal, sin las ganas de dar ese paso que me lleva hacia el día. Y se que no tengo motivo de queja, ya que todo esta en su lugar y hasta el perro esta sano. Pero cuando finalmente saco el pie de la cama y lo apoyo en el piso, tácitamente acepte el contrato, entonces me visto, desayuno y  hago todas esas cosas que sin dejar de ser una perdida de tiempo, son imprescindibles.

Estoy sentado en un banco, en una sala de espera, se han quedado con casi todo, se salva mi pensamiento, esa palabra sin cuerpo. Y el indicador muestra con grandes números el turno que sigue, esperamos por nuestra identidad, aquellos que hemos tenido la desgracia, de perder esos papeles encuadernados, que nos rotulan y numeran.

No hago las compras, no al menos en lugares muy grandes. Hoy fue distinto, tuve que ir a ese infierno, programado para que nos extraviemos, tuve que empujar ese carro, que difícilmente pueda llenar. Amontonando mercadería tuve la idea, todo tienen fecha de vencimiento. Justo hoy en que veo como todo se desarma, se desmorona.

En estos días de vagancia pegajosa, donde hago un acuerdo con la nada, escribo, y me veo al margen y sin interlocutor, entonces lo escrito tienen tanto sentido como todo. Ninguno.

Me siento parado en un campo estéril, desierto, y veo que este acto de poner palabras, dobla la espina, tuerce la cabeza, y aprieta la carne, evidenciando sobrantes. Por otro lado, las ideas no acuden y si lo hacen vienen tan rápido, que se me van entre los dedos, o vienen vencidas o muy usadas, entonces, ya sin saber que decir, miro alrededor, y es mi alicate con su absurda presencia quien me da un motivo para seguir, es uno de los grandes, pensados para las pétreas uñas de los pies, es brillante y alemán, “J.A. Henckel – Solingen”, reza en el interior de la pinza. Tiene el extraño don de permanecer siempre nuevo. Pero alguien debería buscar la forma de que estos artefactos no propulsen siempre las uñas de esa manera violenta, ya que estas, siempre quedan allí, escondidas y dispuestas a avergonzarnos cuando menos lo esperamos. También tengo una taza grande, de esas que llaman mug, que son idénticas en forma, pero cambia su estampa. Esta tiene una imagen de un restaurante en rojo, amarillo, violeta y gris, donde dice “Brasero du port”, y no me trae, ni remotamente, los problemas del alicate.

Juan José López Puccio, de segundo año.-  

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-