"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




tres cartas de amor

Publicado en General el 2 de Julio, 2006, 17:03 por nico doffo

Carta I

 ¿Qué hacer con este dolor? ¿Cómo vivir sin ti?  Te arrancaste de mi vida, pero tus fantasmas siguen en cada rincón; en todos nuestros lugares – aún siento tu aroma en la cama y tu respiración en mi espalda – y en mi corazón, que late arrítmico por la bilis desleal. Te juro los enfrento, pero el intento es vano. Sólo con lágrimas logro  responderles,  y ellos, burlones como vos,  crecen hasta cubrirlo todo.

Sabés que las horas, los minutos, los segundos son puñales que se clavan. Las lágrimas, sangre de la estocada de tu ausencia, tiñen los pasos; los míos, errantes, y los tuyos, cruelmente seguros.

Resuenan los ecos de tu marcha, de tu anunciada ida ¡Tan anunciada, tan evidente y yo tan ciego!

La sangre-lágrima derramada en el suelo todavía está tibia, por siempre tibia. Ahora paso mi dedo por ese infame charco y lo llevo a mi boca. Sabe a vacío, a que otra cosa sino…

 

Carta II

 Luci:

 Te escribo este mail por dos cosas: Porque adelante tuyo no puedo pensar con claridad y expresarme como debería, y porque creo que todo fue tan rápido que todavía no pude frenar para mirarte a los ojos y serte sincero.

Creo…no, estoy convencido de que con vos es diferente, con vos siento cosas que antes nunca sentí. Sé que te va a costar creerlo, hasta a mí me cuesta hacerlo. Mi pasado, el cual seguro tus amigas y toda la ciudad te lo machaca, me condena; muchas veces antes dije lo mismo, a tantas otras, siempre mintiendo, siempre esquivando. Pero con vos es verdad, con vos tiemblo, con vos siento…Creéme.

De aquella noche (¡dos semanas atrás!) no recuerdo mucho. Sabés que mis findes siempre fueron así de caóticos. Sólo tengo algunos flashes, dos imborrables; tu cara, angelical y luminosa sobresaliente en la pista y la cachetada que me diste (nuestra primer caricia). No sé qué te debo haber dicho para que me perdones, seguramente el mismo verso que hago, que hacía, siempre… después hablamos un rato largo, eso sí me acuerdo. Todavía me sorprende que le hayas dado tu cel a ese despojo que era yo, una chica como vos, tan correcta, tan pura, jajajaja.  Lo demás se fue dando solo, mensaje va, mensaje viene, encuentros… Ahora estamos acá,  y espero que sea por mucho tiempo.

Es gracioso, antes siempre lo dije sin sentirlo y ahora que lo siento, que me duele, me cuesta hacerlo, pero bueno: Te amo.            

                                                                                                               Seba .

Carta III

 Martita:

¡Cuánto quisiera que estés aquí, oh amada! La enfermera, que ahora se está yendo regalándome un primer plano de su enorme trasero, ni remotamente me trata con tu dulzura. Creo que me odia y no se preocupa en intentar esconderlo, pero ¿Cómo pensar en odios y rencores cuando se que me esperas a la vuelta de cada esquina, cual perrito desahuciado anhela la caricia amiga? 

Tu recuerdo, vivo y poderoso, anestesia el dolor y hasta hace que encuentre en el típico olor de hospital sutiles restos del aroma de tus pastelitos recién hechos. 

El doctor dice que debo andar con más cuidado, que descuidos como esos me pueden constar más caro que la tibia y el peroné, y asegura que tendré suerte si pronto vuelvo a caminar. Creo que el iluso, en su mediocre ignorancia, nunca conoció el amor en su verdadera dimensión, como nosotros si tuvimos la suerte de hacerlo. ¿Cómo uno puede sustraerse de tan perfecto idilio y andar con cuidado por un mundo que no tiene ningún valor más allá de nosotros dos? ¿Qué verdadero enamorado no se confundió alguna vez el rojo del semáforo con la llamada del  corazón furioso de la amada, y cruzó la poblada avenida con la vista fija en las presagiosas nubes? ¡Un rosario de puteadas y una fractura expuesta son una bicoca por tus besos y tu amor!

Ansiándote ver, se despide tu príncipe azul…

 

Isidro


  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-