"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




25 de Junio, 2006


GIOVEDÍ próssimo... bar La Muestra...

Publicado en General el 25 de Junio, 2006, 19:26 por MScalona


San Luis y J.M. de Rosas,   20 hs... mesa grande de nuestro taller

pueden (sería bueno) ir TODOS, y mejorar la INTEGRACIÓN,

en el ciclo de Poesía en los Bares que organiza la MUNI y coordina

Sebastián Riestra, leen los compañeros de TERCERO


         

            - MARÍA PAULA CERDÁN

            - ROBERTO  VINCE

            - PABLO JAVKIN


Junto a ellos, también leen, el POETA EDUARDO VALVERDE (excelente, Diario La Capital)

y el Periodista  RAÚL "bigote" ACOSTA, que de verdad, tiene unos bigotes

muy buenos, y del cual ustedes conocen aquel relato de la farmacia de turno

con el horror a las arañas por la interna peronista de Santa Fe, que siempre es como un  dolor

de muelas... aunque no sé...  no... creo que era una araña con dolor de muelas buscando una interna

peronista de turno dentro de una farmacia de Peresotti... o... no, no... ¿cómo era...?

Sí, ya me acordé, un tipo obsesionado por el olor a limpio que concibe el paraíso como una farmacia

de turno y sueña con publicar sus sobras completas sobre la historia del peronismo de Santa Fe, pero

por fascís-culos  gratuitos con el semanario 30N.   ¡Como dijo el arquero de FRANCIA, el pelado

Barthéz:  - Hay textos que sólo se pueden desbaratar cortándolos en pedacitos...


EL JUEVES ESTAMOS AHÍÍÍÍÍÍÍ......mesa largaaaaa....

RELATO

Publicado en General el 25 de Junio, 2006, 17:55 por Lauisaia

¿ Y si la luna se cae?

Hace un agujero, Fede.

¿ Y si el sol se cae?

Nos incendiamos, Fede.

Pero no me estás explicando, má. ¿Qué hacemos si se hace el agujero? ¿Y dónde vamos si nos incendiamos?

Yo cambiaba de tema rápidamente. Una invitación al cine, un chocolate, la vuelta en calesita. Cualquier cosa para sacarme tantas preguntas de encima. Porque después venían las peores : "en la escuela me dijeron que no es como vos decís... que yo sí o sí estuve en la panza... los chicos no creen que papi siempre esté de viaje, alguna vez tiene que llegar..."

Mi falta de respuestas no pretendía ser un engaño, simplemente me inundaba el miedo; miedo de herirlo... miedo de herirme... de que apareciera ante él la paleta completa de colores, con negros, grises y marrones.

Abro los ojos para salir del ensueño y lo veo como nunca hubiera querido: inerte y tan frío... Otra vez vuelvo a cerrarlos.

Comienzo otro rosario. No... nunca fuí a misa, pero Dios igual comprenderá.

Comienzo otro rosario mientras me pregunto qué sentido tiene ahora aquel viejo temor a herirlo, ése que tantas veces me dejó sin respuestas.

Comienzo otro rosario, y entre misterio y misterio le pido a gritos, otra vez, que pregunte.

ANAPAULA

Publicado en Cuentos el 25 de Junio, 2006, 17:55 por Alvaro

         Cuando era pequeño, mi papá solía llevarme a comer a un lugar donde atendía una moza que nos tomaba el pedido y luego desaparecía; por lo que, quien nos traía la comida era otra persona, mucho menos cansada por cierto. Un mediodía que almorzamos más temprano de lo habitual; al salir, pude ver a la mujer subirse a una moto, colocarse el casco y arrancar a toda velocidad. La visión me causó un gran impacto; desde aquel momento, cada vez que la veía, no podía dejar de asociarla con aquella imagen.

             Pasaron años, no volvimos a ir.

            Era un adolescente cuando la reconocí, caminaba apresurada. Su andar, su aspecto, volvieron a impresionarme. Imaginaba todo una vida de placeres carnales detrás de su huidiza figura; llegué a obsesionarme a tal punto que iba dos o tres veces por semana a comer adonde trabajaba, solo para observarla antes de que saliera. Nunca tuve el valor suficiente para hablarle, o para perseguirla algunas cuadras. La adoré por un tiempo; luego conocí otras mujeres. La olvidé por completo en algunos meses.

            Días atrás, rememorando con amigos viejos amoríos, vino a mi mente esta historia conservada por una suerte de vergüenza mezclada de olvido. La mañana siguiente, antes de entrar a la oficina, pasé por el bar. Desayuné; un café, dos medialunas, dos pesos con cincuenta. No estaba. Salí pensando que lo más probable fuera que no trabajara más allí (no sólo la mesa donde me sentaba a contemplarla había desaparecido, sino que hasta el nombre del lugar había cambiado), o que quizás hubiera perdido su encanto; que si era mejor eliminar ilusiones o evitar desengaños, que como nos jodía el tiempo, que iba a llegar tarde al trabajo.

            Antes de subirme al auto, la vi bajarse de su moto y quitarse su casco. Aquel rostro añejo causó en mí un estupor idéntico al de mi niñez.

relato II

Publicado en General el 25 de Junio, 2006, 12:54 por bianka

Era de noche, día de semana cualquiera. Volvía cansado de trabajar. Pasaría a comprar lo encargado y luego a la cama para empezar un día mas con la rutina de siempre.

Pensaba ir al super paro dada la hora lo único que quedaba abierto era el almacén. Asique se desvió un par de cuadras para llegar a el.

Caminaba distraído, pensando nada, queriendo olvidarse de la realidad que lo atormentaba, que lo aburría, con la que estaba tan enojado, pero no puedo evitar oír los gritos que sonaban a un “no me toques” “ayúdenme!” de una voz desesperada. Acaba de pasar por la entrada de un garage que ya había cerrado, y allí, en el hueco de la entrada, debajo de la ventanilla estaba la responsable de los gritos, se escondió para que nadie lo notara, no hubiera podido soportar que lo vieran y supieran que no había hecho nada, pero que iba a hacer? El era menudito, pacífico y después de todo no tenía porque defender a alguien que no conocía en absoluto. Pero en vez de echar a correr se que quedo escondido, casi como asechando y miró. Miró todo, la primera, la segunda, la tercera, al revés…

Cuando llego a su casa se disculpó por la demora, ya todo había cerrado y habría que pedir algo por teléfono. Esa noche se acostó satisfecho. Su día al fin había tenido algo de emocionante! Y sin darse cuenta se fue a dormir con una sonrisa.

relato

Publicado en General el 25 de Junio, 2006, 12:35 por bianka

Aquel día juro que no quería encontrar nada de que encontré. Llevada por el gris del día caí en la patética nostalgia de los desenamorados, o como yo prefiero autonombrarme, los desencantados. Empecé a abrir cajones, álbumes, a leer viejas cartas, casi como buscando cosas para recordar, que me deprimiera, buscaba estar mal! El día se prestaba para eso y a mi, tengo que reconocerlo, me encanta llorar.

Entre todo encontré la vieja agenda azul hecha pelota! Cuanto tiempo! Toda esa gente que ya no era nadie para mi, excepto vos. Creo que tu número me encontró a mi, porque apenas la tome vi tu trazo  zurdo deformado y me acordé del día que me lo dejaste en la contratapa.

Me pregunté si todavía vivirías allí, de celular claro que no lo tenia, por esa época solo en las películas se veía uno que otro, y sin darle muchas vueltas al asunto levanté el tuvo y te llame:

  • Hola esta el amor de mi vida? Pensé, pero dije su nombre.
  • Quien? Acá no vive nadie con ese nombre.

No indagué mas. Agradecí y corte. Fuí hasta la cocina, tomé un café y me tiré en el sillón a ver televisión.

more Giannuzzi...

Publicado en General el 25 de Junio, 2006, 11:09 por MScalona


CAMINO  DEL  HOSPITAL


Hacia el fondo de la calle, en la oscuridad,

el hospital donde mi amada yace.

En la fría niebla que desciende arrastro

la pesada agonía de mis zapatos.

Llevo flores y medicinas,

mi poesía declina hasta sangrar.

Al dios secreto ruego

una nueva oportunidad para todos. No pido

la vida eterna. Dentro de tres meses

estará aquí la primavera y ningún error

marchitará nuestras mejores razones para vivir en esta tierra.

Mientras tanto, la noche. En el hospital

mi amada abandona la cabeza en la almohada

y la fiebre vacila en el umbral de un repentino pensamiento.

A los cincuenta años

resuelvo así las opciones que me quedan;

caminando hacia ella, haciendo de mi vida

la mayor certidumbre con que puedo servirla.


EL  BULTO  AJENO


Dormí anoche tan oscuramente,

tan impolítico y sumergido

en una nada fisiológica,

que al despertarme creí estar equivocado,

como si hubiera asomado la cabeza

a un asunto que no era yo.

Extraviado en un bulto ajeno

sentí un terror que no era mío.

Y alzaba los brazos y reclamaba a gritos

todos mis documentos personales.


CADA  MAÑANA  EN  EL  ESPEJO


Suelo mirarte. antiguo compañero,

cada mañana de esta tierra al afeitarme

y me sucede a veces

que no te identifico a fondo. ¿Qué más da

descubrir un tormento en cada pelo

de la barba, una duda carnal

entre la boca y la nariz?

En cuanto al resto, quién podría

soportar sin piedad sus propios ojos.

Al grito de ¡impostor! empaño el vidrio,

para no coincidir, para borrar

esa muda retórica, esa trampa,

mi simulado doble.


Nota:  elegí estos tres por esa conciencia de extrañamiento que se tiene a menudo en el poema. Ese instante de vivir en el borde, la grieta, la fisura:  REAL-IRREAL;  VERDAD-FICCIÓN, EL TIEMPO, LO PERDIDO- LO PRESENTE... me parece formidable cómo lo logra Joaquín, y además en un tono intimista, coloquial, mínimo. Sin embargo, el del hospital tiene una enorme carga lírica-romántica.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-