"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




MIRTA Y EDUARDO

Publicado en General el 11 de Junio, 2006, 14:37 por Lorena Aguado

Esto lo escribí ayer, antes de ir a la casa de Mirta y Eduardo. Pensé en leérselos, el brindis era un buen momento, pero no me animé (soy vergonozosa a veces). No tiene mucho de literario, es más bien una confesión, de esas que sólo se hacen con tinta.

No creo equivocarme si afirmo que lo que sigue es algo que TODOS los del taller pensamos, obvio que con sus matices, etc. Pero lo charlamos, lo dijimos, y a mi se me ocurrió escribirlo.

Mirta, Eduardo: No es algo deba gustarles... es algo que deben saber...

Bueno… a ver… ¿Cuantas veces los vi? ¿Cuantas?

La 1º vez, después de Navidad y Año Nuevo, más exactamente con la llegada de los Reyes Magos. Ese día vi la puerta abierta, parecía que siempre había estado abierta para que entres y saludes y ellos te reciban con una sonrisa y digan: ¿como estás? Y uno, por supuesto, responda: bien, muy bien, un gusto conocerlos.

La 2º vez, seguro un sábado, los veías preocupados por que te sientas cómodo, haciéndote pasar al living, ofreciéndote algo para tomar.

La 3º vez, ¿Un martes? Si, a la tarde.

La 4º, un jueves, anocheciendo.

Y otra vez un sábado, y por ahí  algunos domingos…

Ahí estaban ellos dos, detrás de él; acomodándole la silla, buscando el almohadón más cómodo, preguntándole al oído si necesitaba algo.

Después, ellos dos, al lado de él; acariciándolo, besándolo, comentando lo que dijo el cirujano, lo que opinó el kinesiólogo, apurando la recuperación.

A ella jamás pude pescarla en un descuido, ni de su ropa, ni de su sonrisa, ni de su inteligencia, ni siquiera en esa manía que tiene de ejercer de madre… no sólo de él, claro.

En él divisé a la distancia la picardía, la manera de hacer que le cuentes algo, de asentir con la cabeza, de contar bien los chistes, de guardarse el ingrediente clave cuando da la receta de los champiñones rellenos y además pude ver como le salía de los poros el abrazo constante.

No sé bien cuantas veces los ví, pero alcanzó para quererlos. Y obvio, no soy la única que los quiere, porque quienes llegaron a la esquina, volaron al Piso 11, y atravesaron la puerta, sienten todavía deseos de verlos, de saber cómo andan, qué libro leyeron, si no están cansados en la semana.

Porque bueno… viste… cuando alguien te pregunta como andás, la mayoría de las veces decís que bien, aunque no sea así, aunque tengas un mal día. Pero si te lo preguntan ellos, no se te ocurre otra cosa, los mirás y no dudás; contestás en seguida: bien, muy bien, qué bueno conocerlos.

  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-