"Es necesario que se pregunte para que yo siga vivo, por que yo soy tan sólo su memoria". HAROLDO CONTI. Los caminos, homenaje.




8 de Junio, 2006


Desconcierto

Publicado en Cuentos el 8 de Junio, 2006, 14:41 por Alvaro

DESCONCIERTO

            Al principio fue una molestia leve, soportable. Al cabo de unas horas comenzaron las náuseas, el mareo, un dolor que fue esparciéndose hasta el desfallecimiento.

            A las diez de la mañana me comunicaron la infausta noticia; quince minutos más tarde ya estábamos en la concurrida sala de espera aguardando que un neurólogo nos atendiera. Pasamos a una habitación pequeña; de pie, junto a la puerta, un desaliñado hombre de guardapolvo blanco nos recibió con un apretón de manos.

- ¿Doctor Visos? - pregunté en base al nombre que llevaba prendido en su vestimenta.

- No señor! Doctor Miralles, a su disposición - replicó una voz jovial.

            El doctor se acomodó en su escritorio y procedió a cumplir con una serie de preguntas rutinarias; de vez en cuando escupía al suelo, o ladeaba su cabeza en signo de desinterés. La hipótesis que surgió desde el primer contacto visual se reforzaba; la sospecha de que podíamos estar ante un impostor de escasos conocimientos médicos era inevitable. Comencé a impacientarme.

            Permanecí sentado observando como revisaba a mi afligida esposa, percibí una especie serenidad contagiosa en sus movimientos. Ahora, toda mi atención se centraba en su lenguaje, utilizaba con frecuencia palabras como "panza", "cabeza", "gambas", "cogote", y otras similares; nada de cefaleas ni síntomas estomacales. Me disuadió de terribles ideas la posibilidad de que todos los pacientes fueran atendidos (subestimados en su mayoría) de la misma manera; sin embargo, era notorio que nuestro caso era distinto; por lo demás, no podía concebir que un profesional de la salud se expresara de tales formas, aunque también recordé la excentricidad que muchas veces acompaña al genio.

            Tras un diagnóstico ambiguo, fuimos despedidos con un simpático "chau che, cuídense los dos".     

            Durante varios días soporté una duda repugnante. El lunes por la mañana, entre café y medialunas, abrí el diario y leí los siguientes titulares: "Hombre fue detenido por dispararle a su vecino en la panza"; "Fuerte dolor de cabeza afecta a miles de habitantes de la zona sur."  Fue entonces cuando deduje que el doctor Miralles era neurólogo, y que muy posiblemente su apellido fuera Miralles.


UNA PREGUNTITA...

Publicado en General el 8 de Junio, 2006, 12:25 por Lorena Aguado

A USTEDES SE LES SECA LA ROPA????

Aforismos

Publicado en De Otros. el 8 de Junio, 2006, 12:04 por Germán Minguei
Aforismos de Ernesto Esteban Etchenique

Por muy alta que sea una montaña, no sobrepasa su propia cúspide.

Quien ríe último, de la desgracia ajena, ríe mejor.

Dios aprieta pero no ahorca ni cae en el sadismo.

La rosa tiene espinas, pero… ¿tiene pétalos el atún?

Aun viéndote sucia y borracha, me arrodillo para nombrarte: “¡Madre!”

Te siento cuando te toco y, cuando no te toco, también te siento. ¿Que tienes en la piel?

Cuanto más subo, más bajo. Cuanto más bajo, más subo. ¿Qué me pasa?

Desdichado quien encuentra una muerte horrible, pero… ¿no pensamos en quien la ha perdido?

“No es fácil que un camello entre al Reino de los Cielos” (proverbio árabe).

Quise conocerme a mi mismo. Cuando me hallé, estaba muy cambiado.

Se aprende más en la derrota que en la victoria, pero… ¡prefiero esa ignorancia!

El que nada desea, es sospechoso.

Supe perdonar a la mujer adúltera. Mi piedra no le acertó.

El espíritu del virtuoso es como un espejo. Te miras en él y puedes peinarte.

El hombre sabio es pobre en apariencia, pues su tesoro está en Suiza.

En el mundo hay Bondad y Maldad. Justicia e Injusticia. Arboles y tortugas. Hay muchas cosas.

Para el Sabio no existe la riqueza. Para el Virtuoso no existe el poder. Y para el Poderoso no existen ni el Sabio ni el Virtuoso.

Aquel que ha tocado el cielo con las manos… ¿cuánto medía?

Ay! El Dolor se repite. Ay!

Te regalaría las estrellas, pero te has empecinado en un par de zapatos.

He cometido el peor de los pecados. No he sido millonario.

Reparad en ese pato que corre. Reparad en aquel cordero que trisca. Reparad esa cerca que huyen los animalitos.

¿Qué superficial es la alegría ruidosa de la orgía!

Si dices que lo tienes en un puño… muy pequeño ha de ser tu enemigo!

Si quieres alcanzar la Sabiduría… ¡empieza a correr ya!

El tirano admite que lo odien, pero odia que se rían de él. Y más aún que le arrojen una bomba.

Mientras mas brillante la luz, mayor el gasto.

La última victima de la guerra dijo, al caer: “¡Que mala suerte!”

Cuando el tacto vale más que el sentimiento, la amistad de la orgía no es sincera.

No vale más el singular topacio que el vulgar cascote. Pero si me dais a elegir… dadme el topacio.

Haz el mal sin mirar a cuál.

¡Desdichado el mendigo que no conoce el placer de dar!

El ciego, al lavarse la cara, se reconoce.

Cuando alcancé la Sabiduría, ella me miró y dijo: “Ya me alcanza cualquiera”.

Lo llamaron científico, estadista y pensador. Pero nunca fue tan feliz como cuando lo llamaron “Bichi”.

Roberto Fontanarrosa, “El mayor de mis defectos y otros cuentos”. 1990

TEATRO - Mujeres Oscuras -

Publicado en General el 8 de Junio, 2006, 0:41 por MScalona
MUJERES    OSCURAS         -  T e a t r o ----------
Especialmente para el taller, el texto tiene matices de costumbrismo, parodia, monólogo interior, surrealismo, pero esencialmente, TEATRO DEL ABSURDO, las tres minas hipotéticas, posibles, míticas, pueden ser "la nena-novia", "la amante carnal" y la "vieja-mami nutritiva".  Todo el museo... buenísimo...
Son también los tres esperpentos de Valle Inclán, la corte de UBU Rey,  y todo como un aparente malentendido (Camus), como esos en que a menudo se convierte la vida (casi todo el tiempo...)
 MUJERES OSCURAS cumple perfectamente ese periplo :  
personaje trágico (el varón) cuya pose penosa se va volviendo ridícula, cómica, lo cual da risa, pero enfatiza la tragedia, la infelicidad metafísica... el absurdo...   NO SE LA PIERDAN. 
Los actores son buenísimos, la puesta no decrece nunca, rigor, técnica, solvencia... 
pipí cucú...  
                                 MUJERES  OSCURAS
  tres mujeres espejo de un hombre que regresa de un viaje nunca hecho
                                                  * * * * * * * * * *
 
    Laura  Copello -Paula García - Vilma Echeverría- Gustavo Guirado
                          DIRECCIÓN  RICARDO  ARIAS
                                                                                                              
                             Entrada LIBRE Y GRATUITA
                                                                                      
                      Teatro Saulo Benavente    ALEM  3086
                         SÁBADO  10  de JUNIO   22 hs.-


  
Autores
María Paula Cerdán, Francisco Kuba, Verónica Laurino, Marcelo Scalona, Caro Musa, Claudia Malkovic, Silvina Potenza, Marcela González García, Soledad Plasenzotti, Natalia Massei, Mónica M. González, Ariel Zappa, Cintia Sartorio, Cecilia Mohni, Silvia Estévez, Julia M. Sánchez, Matías Settimo, Marisol Baltare, Maximiliano Rendo, Matías Magliano, Andrea Parnisari, Roberto Sánchez, Alina Taborda, Nicolás Foppiani, Mayra Medina, Alfredo Cherara, María B. Irusta, Ale Rodenas, Laura Rossi, Germán Caporalini, Rosana Guardala Durán, Rosario Spina, Sergio Goldberg, Luisina Bourband, Alejandra Mazitelli, Tomás Doblas, Laura Berizzo, Florencia Manasseri, Beti Toni, Nahuel Conforti, Gabriela Ovando, Diana Sanguineti, Joaquín Yañez, Joaquín Pérez, Alvaro Botta, Verónica Huck, Florencia Portella, Valeria Gianfelici, Sofía Baravalle, Rubén Leva, Marcelo Castaños, Luis Astorga, Juan Pedro Rodenas, Esteban Landucci, Dora Suárez, Laura Cossovich, Alida Konekamp, Diego Magdalena, Franco Trivisonno, Gerardo Ortega, Roberto Elías, Facundo Martínez, Ariel Navetta, Graciela Gandini, Jimena Cardozo, Soledad Cerqueira, Juan Gentiletti, Sebastián Avaca, Emi Pérez, Adriana Bruniar, Mariano Boni, Flor Said, Elina Carnevali, Roxana Chacra, Lorena Udler, Nora Zacarías.-